¿Y en 200 años más? Expertos en ciencia, tecnología e innovación delinearon los desafíos

Compartir

Es sabido que la ecuación I+D es la que traerá el éxito económico a los países. En ella se debe enfatizar, pero ¿dónde hay que apuntar?

Por Paz Moraga Sabaj

Aumentar la inversión en Investigación y Desarrollo (I+D) a un 2% del Producto Interno Bruto (PIB) de aquí a ocho años, es el desafío que se ha planteado el actual gobierno. Hoy, Chile invierte el 1% del PIB en esta materia y si bien hubo avances en años anteriores, la gran deuda sigue siendo la inversión de la empresa privada.

El geógrafo Nelson Castro, publicó en su blog nuevopolitico.bligoo.com, que en los países en vías de desarrollo la inversión promedio en I+D es 0.5 % del PIB. En Perú alcanza 0,1 %; Argentina 0,53 %; México 0,4 %; China 1,3 % al 2005. En los países desarrollados, alcanza como promedio, casi tres veces y más esa cifra, llegando al 1,5 % del PIB. Según datos al 2004.

Pues bien, los desafíos entonces son enormes, donde debe existir un trabajo “en equipo”. Víctor Pérez, rector de la Universidad de Chile, se refirió hace un mes a los resultados del estudio “El rol de las Universidades en el Desarrollo Científico y Tecnológico” y en su discurso recalcó que en América Latina y en Chile, en particular, las empresas no están invirtiendo en I+D+i “con excepción de aquellas de mayor base tecnológica que hacen algo de desarrollo e innovación”. Entonces, prosiguió, “uno de los desafíos para entrar en la economía del conocimiento es que las empresas, especialmente las medianas, comiencen a invertir en I+D+i”.

Atreverse

Marcelo Carro, académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (Ucsc) y quien ha trabajado en exitosas innovaciones tecnológicas, sentenció que para los próximos 200 años espera “que estemos dispuestos a correr riesgos. Cuando uno desarrolla tecnología, uno tiene que estar dispuesto a triunfar, pero también a fracasar. Las universidades tienen que salir del laboratorio”.

Sustentabilidad y unión

Para el director ejecutivo de la Unidad de Desarrollo Tecnológico (UDT) de la Universidad de Concepción (UdeC), Alex Berg, lo que se viene para el mundo de la investigación y desarrollo tecnológico, es “establecer las bases científicas y tecnológicas que permitan un desarrollo sustentable de la sociedad, tanto desde una perspectiva ambiental y económica como social”.

Desde su perspectiva, también está consciente del desafío de desarrollo sustentable, Juan Aníbal Gallo, presidente de Ganadera Bío-Ñuble, que se ha destacado por la innovación tecnológica en su producción . Gallo recalcó que el desafío que se han planteado es transformar la región, en su sector rural costero, en una gran empresa ganadera premium, pero lo anterior conlleva “implementar una cadena de empresas relacionadas, como, energía, transportes, bioseguridad, matadero, producción orgánica de materias primas y varios más”.

Dr. Douglas Geisler

El astrónomo y académico del departamento de Astronomía de la UdeC señaIó que “uno de los grandes desafíos hoy en nuestra ciencia es la búsqueda de vida más allá dela Tierra. En los próximos 200 años, queremos seguir explorando nuestro propio Sistema Solar y en particular Ios lugares donde existen, o existieron, condiciones favorables para el desarrollo de algún tipo de vida”.

María I. González

La gerente general de Energética dijo “que el desarrollo económico requiere de energía en forma oportuna y a precios competitivos por lo tanto, la investigación en este ámbito es muy importante. Así el desarrollo de tecnologías de materiales, como los desarrollos internacionales en el área termonuclear, podrán contribuir con innovaciones en procesos físicos para usos en eficiencia energética”.

Marcelo Carro

En 200 años, un tercio de los ingresos generados por las exportaciones deberían provenir del desarrollo de tecnologías autómatas aplicadas en los campos de la minería, silvicultura, acuicultura e industria. Estas serán desarrolladas en base al conocimiento adquirido en este siglo, del que somos productores de commodities. Chile se proyectará al mundo como precursor en innovación tecnológica para la obtención de recursos naturales en forma sustentable.

Fuente: El Sur de Concepción – 19 Septiembre 2010

Comentarios de Facebook

2 comentarios sobre «¿Y en 200 años más? Expertos en ciencia, tecnología e innovación delinearon los desafíos»

  1. Este enfoque permite la generación de empleo de una manera más organizada para tener un mejor aprovechamiento de recursos con un menor impacto mediambiental. Vengan esos 200 años que nos encontrarán preparados.

  2. ASOCIATIVIDAD, RECONVERSION y DESARROLLO.
    El éxito de la actual agricultura Mpyme, está en la reconversión y asociatividad.
    Tenemos que tener la capacidad de producir de acuerdo a los requerimientos y exigencias de la demanda.
    Chile, por su condición y ubicación está en una inmejorable posición de producir alimentos que cumplan con estas caracteristicas, tenemos una autoridad sanitaria preocupada de que se cumplan las normas vigentes, nuestras fronteras naturales impiden el ingreso de pestes, infecciones y pandemias en forma natural, somos nosotros los responsables directos de su ingreso evitando o eludiendo el cumplimiento de las leyes y normas.
    La asociatividad es fundamental para producir en forma homogenea la cantidad nesesaria del producto que sea intereresante a comercializar, ya sea en el mercado interno o para la exportación. El aprovechamiento de las fecas y riles de las producciones ganaderas intensivas, que hoy es un problema insolucionable en su manejo, debe estar canalizado a la producción energética natural renovable y al compostaje, ambos productos imprescindibles para logran una producción limpia, reconvirtiendo productos nocivos en productos limpios e inocuos para las aguas y tierras.
    Debemos recordar y considerar que de acuerdo a la legislación europea, que entra en vigencia el 2012, toda importación de la Comunidad Europea que esté relacionada con esta materia, debe estar sujeta a las políticas de; producción limpia, bajo bienestar animal, control de antibióticos en los animales dedicados al consumo humano, para evitar posible perjuicios en la salud del consumidor, como también en la certificación de los alimentos considerados en la dietas de éstos, evitando preferencialmente la utilización de suplementos animales en estas dietas.
    Las fórmulas son variadas para conseguir estas metas.
    Los estudios realizados por la Ganadera Bio-Ñuble S.A. en conjunto con el Departamento Pecuario de la Universidad de Concepción, sede Chillán y la Corfo Regional, además de trabajos y estudios realizados por INIA Quilamapu de Chillan y el reciente conformado Comite Regional Orgánico de la la Región del Biobio, tienen por finalidad colaborar con la planificación integral de la producción agricola regional.

Los comentarios están cerrados.