“No es sostenible crecer con actual inversión en CyT”

Compartir

Jaime Rodríguez, director del Centro de Biotecnología UdeC. Su logro es enorme. En sólo cinco años consolidó un centro de investigación top a nivel mundial y generó recursos por el doble de lo invertido. Pero es enfático: los retos regionales -presentes y futuros- exigen que éste pueda incrementar su infraestructura.

Pedro Escobar Arriagada

El Centro de Biotecnología de la Universidad de Concepción brillaba en lo alto tras él. Y Jaime Rodriguez Gutiérrez se sentía incómodo al hablar de si mismo. “No hablemos de mi, sino del centro”, dijo este doctor en Ciencias, egresado de la universidad Unicamp de Campinas, Brasil, que hace cinco años inició el reto de levantar la institución que ayer dio cuenta de su labor.

Su elección fue natural, pues desde un principio estuvo involucrado en la formulación de este proyecto. Químico de profesión, ha sido docente de la Facultad de Ciencias Forestales por 18 años. Sus líneas de investigación son la Química y la Biotecnología de la Madera, donde incluso esta próximo a formular una patente sobre el uso de biolignina como adhesivo, nos dice como postrer dato acerca de su carrera.

-Pasemos ahora al centro. ¿Cómo evalúa sus avances en cinco años?

-El desarrollo científico es un proceso largo por definición. Pero creo que hemos sembrado bastante y ahora es tiempo de cosechar. El centro ha logrado consolidarse, estamos haciendo investigación del más alto nivel en áreas muy importantes para la Región como la actividad forestal, la bioenergía y la acuicultura. Además hemos logrado generar recursos por el doble de lo invertido en la construcción del recinto.

-La Región tiene grandes retos en crecimiento y lucha contra la pobreza. Muchos le piden más a la investigación aplicada.

-Es que se invierte muy poco en ciencia e investigación en Chile.

Tenemos los laboratorios llenos de estudiantes todos los días, hemos recibido premios Nobel, pero somos pocos en realidad y sin embargo, atendemos con proyectos de I+D a 36 grandes empresas y entregamos asistencia técnica a otras 38. Creemos que ha llegado el momento de aumentar nuestra infraestructura para atender a un número mayor de empresas de la Región y contribuir mejor a ella. Si no lo hacemos, no podremos generar investigación a los ritmos que exigen hoy las necesidades de la Región.

-Se crítica que faltan políticas y practicas regionales que permitan un mejor nexo entre la investigación, la innovación y el mundo productivo.

-Hay muchas prácticas que se pueden implementar, pero el tema de fondo sigue siendo el mismo. Para ir creciendo y enfrentando las demandas de la Región y el país para el presente y el futuro, se va a requerir de mucha inteligencia, debido al rápido avance del mundo globalizado en que estamos.

Nosotros estamos trabajando con pequeños propietarios frutales y forestales a quienes les entregamos nuestra asesoría para el mejoramiento de sus productos, por ejemplo mejorar la uva, pero nuestros recursos son limitados y si tuviéramos más, podríamos atender a más empresas y organizaciones.

Por eso, se requiere duplicar la inversión en deuda y tecnología en Chile, porque hoy está muy por debajo de los estándares que la sociedad está exigiendo a un país que ya es parte de la OCDE. Sencillamente, no es sostenible seguir creciendo como país con estos niveles de recursos en ciencia e investigación.

-¿Y cuáles son las investigaciones más críticas para el futuro del Bío Bio que ustedes desarrollan?

-La Región no tiene que olvidar su gran potencial forestal; ahí estamos buscando nuevas formas de hacer más competitiva y rentable esta actividad. Creo que todo lo que se está haciendo en el desarrollo de los biocombustibles puede significar un cambio dramático para la Región que nos va a permitir generar mucha mayor riqueza y mucho empleo en poco tiempo. Hoy el petróleo se está acabando y las exigencias ambientales en el mundo son cada vez mayores. Si logramos la independencia energética, vamos a poder generar una nueva industria energética para el país que atraerá a muchas empresas y exigirá plantar miles de árboles para alimentar el crecimiento del país.

Es algo que se puede hacer. Todos piensan en Silicon Valley y creen que se debe importar el conocimiento. Resulta que tenemos investigadores de tan alto nivel como ellos, publicamos en las mismas revistas y vamos a los mismos congresos. Debemos convencemos que somos capaces.

Intendente y rector destacan su labor

La intendente, Jacqueline van Rysselberghe, elogió ayer la labor que cumple este centro y destacó que el aporte de la Universidad de Concepción es muy relevante para enfrentar los retos de la Región en pobreza y crecimiento. “Necesitamos investigación de calidad para incorporar innovación y atraer inversiones a nuestra zona”, expresó.

El rector de la Universidad de Concepción, Sergio Lavanchy, felicitó ayer la labor y los logros alcanzados en tan sólo cinco años de funcionamiento. “El Centro de Biotecnología realiza una investigación muy relevante en áreas prioritarias para la Región en genómica y patología forestal, acuicultura y biocombustibles. También apoya a los pequeños agricultores, por ejemplo, al mejorar la uva País. De ahí la importancia de su ampliación”.

137 HAN SIDO las publicaciones ISI desarrolladas por este centro entre 2005-2010.

5 ÁREAS de investigación se ejecutan aquí: forestal, acuícola, biocombustibles, microbiología ambiental y fitoquímica.

LABOR Cuatro patentes sometidas y 59 proyectos de investigación en marcha dan cuenta del trabajo realizado.

Fuente: Diario de Concepción – 30 Septiembre 2010

Comentarios de Facebook

3 comentarios sobre «“No es sostenible crecer con actual inversión en CyT”»

  1. Este comentario ha sido reportado y rechazado por la moderación.

    Razones:

    1. Emitir descalificaciones personales, escudándose en el anónimato de la internet.
    2. Comentar con dos nombres distintos (situación que agrava la primera razón).

  2. El Centro de Biotecnología fue una idea que surgió a partir de la Estrategia de Desarrollo Regional 2000-2006 del Gore Bío Bío, impulsada fuertemente por el Dr. Zilic, en ningún lugar de la nota sale que fue idea del Dr. Rodríguez… comprensión lectora es lo mínimo que se pide a esta altura.
    En el mismo tono, son 4 las patentes sometidas.
    También nos encantaría tener más información sobre el lugar/centro/país donde se copian esas investigaciones, porque una acusación de ese tipo es fácil de emitir en un foro público, y sin identificarse, pero si no tiene sustento en algo real entonces omítalas, por respeto y decencia.
    Respecto a las publicaciones, observe la memoria del CB-UdeC y se dará cuenta que hay varias revistas donde efectivamente publican científicos de todo el mundo, vi una Nature Biotechnology por ahí, por decir una.
    Se han creado dos enormes consorcios tecnológicos por casi 10.000 millones de pesos, con empresas que funcionan en oficinas del CB-UdeC… y el proceso de generación de una empresa a partir de una investigación es compleja y requiere de varios pasos previos, si usted no tiene claro eso, señor bufón, entonces entiende bien poco cómo es el panorama del desarrollo científico y tecnológico en Chile, más aún de cómo formar una empresa con base científica.
    Sobre lo último, dudo que un sueldo de investigador en Chile, a no ser por unos pocos, dé para ser ‘millonario’, vivir con lujos y propiedades y abocado al hedonismo y a la venta de mentiras.
    Finalmente, le invito a identificarse, pues debe ser el mismo que ha circulado por otros foros, en particular por su estilo de escribir y que como siempre, nunca ha dado un nombre o el motivo de sus críticas.

  3. Primero la idea del Centro de Biotecnología no fue de ese señor bueno para las cámaras, sino de Martín Zilic. La patente que va a conseguir es gracias a la idea y esfuerzo de un estudiante de doctorado que ni siquiera las gracias le dieron por su aporte a la ciencia. La política del Sr. Rodríguez químico analista de profesión es la de luces, cámaras, mentiras. Invita a premios nobel, pero sólo para pasear por los pasillos del CB y sacarse fotos, nada importante queda de esas visitas. Los recursos que se dan para I+D no son inversiones en la mayoría de los casos, son gastos porque las investigaciones realizadas son en un alto porcentaje malas copias de otras ya realizadas en otras partes del mundo. Sobre que publican en las mismas revistas que los de Silicon Valley es falso, estos señores en su vida han publicado un artículo en Nature, Science o en una revista de un índice de impacto mayor a 4, en una escala de 1 a 20. Sobre los frutos del centro, pregúntele al Sr. Rodríguez ¿cuántas empresas y trabajos en la región han creado a partir de los proyectos de investigación realizados allí y cuáles son los productos que ya tienen en el mercado comercial. Hay que empezar a desenmascarar a personas que sólo dicen y venden mentiras a los más ingenuos, que viven como millonarios cuando los verdaderos científicos viven en forma mesurada sin tantas propiedades, viajes y lujos.

Los comentarios están cerrados.