A la comunidad de Postgrado

Compartir

Finalmente entregamos la carta para el presidente con el conjunto de planteamientos que ustedes mismos votaron en nuestra página durante las últimas semanas. A manera de resumen, los resultados fueron:

 

Como pueden ver, las necesidades de nuestra comunidad son variadas y cada una tiene un espacio relevante en el conjunto de demandas.
Claramente existe de parte de nuestra comunidad una importante preocupación por recibir la atención de la clase política, siendo la institucionalidad y los lineamientos políticos de largo plazo (qué queremos investigar y con qué fines) los requerimientos más nombrados por quienes votaron, sumando un 64,7%. El nuevo trato hacia los investigadores, donde resalta el lema Investigar es trabajar, se mantiene presente con un 10,3% y da cuenta de los temas pendientes en materia laboral, que no podemos soslayar si queremos mejorar la investigación nacional. La docencia y divulgación científica reúnen un 19,1%, aspecto relevante si observamos que esta necesidad se vincula directamente con el gran tema a nivel país, la educación. El aporte de la ciencia a nuestra educación es justamente el espíritu crítico que debe mantener el científico frente a su medio, la necesidad constante de indagar y no quedarse con las percepciones superficiales. Sin duda estas características debieran estar presentes en los ciudadanos que queremos formar.

La comunidad ha mostrado su interés en una institucionalidad fuerte y un proyecto político de largo plazo, que dé respuesta a las demandas históricas de los científicos chilenos y que nos impulse al desarrollo, pero no aquel desarrollo del que se nos habla en los medios, ese que busca el PIB per cápita como un fin en sí mismo, sino un desarrollo basado en nuestra gente y nuestros recursos, hablamos de potenciar lo que nuestra tecnología y nuestra cultura pueden lograr. Tal como la historia indica, las sociedades que optan por la investigación científica son las que alcanzan el desarrollo, considerando que esta es la que permite la apertura del conocimiento y, consecuentemente, que sus ciudadanos tengan los medios para desplegar su potencial y dar buen uso a sus recursos naturales.

El poder resolver estas demandas parece ser la piedra inicial para que empecemos a construir un Chile integral, un país con identidad.

Asociación Nacional de Investigadores en Postgrado.

Comentarios de Facebook