Astrónomos descubren que planeta gigante “baila” entre dos estrellas

Compartir

Un equipo internacional de astrónomos, en los que participaron científicos de las Universidades Andrés Bello y de Chile, descubrió un inusual sistema planetario. Los resultados serán publicados en la revista científica Astrophysical Journal.

 

En 2011 un grupo de científicos descubrió un planeta gigante, de alrededor de ocho veces la masa de Júpiter. Este objeto orbitaba la estrella HD 7449, pero lo más importante es que tenía una de las órbitas más excéntricas jamás vistas, es decir, extremadamente eliptica (la más alejada de ser circular hallada hasta la fecha).

Para los especialistas, todo indicaba que esta extraña órbita era señal de que otro objeto también formaba parte del sistema, uno más grande incluso que el planeta. Para resolver dicha incógnita un grupo internacional de astrónomos comenzó a buscar este objeto utilizando el telescopio Magallanes ubicado en el Observatorio Las Campanas de la Carnegie Insitution of Washington.

Lo que hallaron es que no sólo se trataba de otra estrella, sino de una estrella enana, sólo 20% de la masa de Sol, que orbitaba muy cerca de la estrella HD 7449A, a 18 unidades astronómicas. (Una unidad astronómica corresponde a la distancia de la Tierra al Sol. Como comparación Neptuno está separado del Sol a 30 unidades astronómicas).

Captura de pantalla 2015-12-17 a las 15.10.28

Hace muy poco se pensaba que los sistemas binarios (formados por dos estrellas) eran incapaces de albergar planetas, sin embargo, con los años el número de sistemas encontrados ha aumentado.

“La gracia es que la excentricidad de este planeta es muy alta y el descubrimiento de esta compañera (la estrella) ayudaría a explicar el hecho. Además combinando óptica adaptativa y velocidades radiales pudimos poner límites a las masas del planeta y la estrella compañera”, explica Pamela Arriagada, investigadora de la Carnegie Instiution of Science.

Este sistema, no obstante es especial porque es uno de los pocos que contienen una estrella tipo Sol, una estrella enana y un planeta gigante gaseoso en el medio, todo a sólo a 20 unidades astronómicas de distancia. Además el planeta HD 7449Ab es el más masivo y el que tiene una órbita más peculiar que se ha encontrado.

Según Dante Minniti, investigador del Centro de Astrofísica CATA y Subdirector del Instituto MAS, el estudio requirió un arduo trabajo y observaciones y “resultó muy importante debido a que las particularidades de estos sistemas, permiten sentar un precedente para entender cómo se forman y funcionan los planetas en estas órbitas tan excéntricas y los sistemas que conforman.

Finalmente, Matías Díaz, quien es estudiante del Doctorado en Ciencias mención Astronomía FCFM de la Universidad de Chile, concluye que “lo interesante es tratar de, en un futuro, poder tener alguna idea de cómo se pudo haber formado este tipo de sistemas”.

 

El paper saldrá publicado próximamente en la revista científica: Astrophysical Journal.

Para ver una animación del descubrimiento pinche aquí.

Más informaciones revise comunicado oficial aquí.

Comentarios de Facebook