Capital Humano Avanzado: Factor clave para el desarrollo de la Ciencia y Tecnología

Compartir

El Chile del Bicentenario nos muestra un país que avanza con decisión en todos los ámbitos, lo que se hace aún más claro si hablamos de nuestro desarrollo científico-tecnológico.

El gobierno del Presidente Piñera ha tomado la decisión de aumentar progresivamente la inversión en investigación y desarrollo, apoyando los procesos de innovación y de incorporación de tecnologías avanzadas en nuestras empresas y asumiendo el desafío de formar profesionales e investigadores de alta especialización, de modo de aumentar fuertemente el 0,4% de gasto que hoy en día realiza el país en I+D.

Este impulso a la investigación científica y tecnológica se traducirá, durante 2010, en el financiamiento a la ejecución de más de 650 nuevos proyectos de investigación básica y en la operación de 34 centros de investigación de excelencia distribuidos a lo largo del país, entre otros logros, impulsados por la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, CONICYT.

En este proceso, la Educación Superior ejerce un claro protagonismo, aportando más del 40% de la ejecución del gasto en I+D en el país, lo que demuestra el alto nivel académico e institucional alcanzado por nuestras universidades y centros de investigación. Pero tenemos que impulsar también la participación en estos esfuerzos del sector privado, que actualmente ejecuta el 40% de ese gasto, para avanzar hacia una cifra similar a los países desarrollados, en los que esta cifra ronda los dos tercios del total.

De este modo, el país refuerza su sistema de ciencia y tecnología, innovación y emprendimiento, para incorporar plenamente a nuestra economía y a nuestras instituciones el aporte decisivo del conocimiento y las capacidades de miles de jóvenes que quieren incorporarse al desarrollo de un Chile mejor.

En el ámbito de la Educación, este compromiso nos plantea una serie de desafíos. Por una parte, ofrecer a quienes se proponen emprender una trayectoria personal y profesional en el campo de la investigación científica y tecnológica, las alternativas de una formación de excelencia, tanto en Chile como en las mejores universidades del mundo. Sólo en este año se están financiando más de 2.000 nuevas becas para magíster y doctorado, las que incluyen apoyos para profesionales de la educación y subespecialidades médicas. Durante 2011 invertiremos cerca de 100 mil millones de pesos para que nuestros nuevos profesionales puedan cursar sus estudios de postgrado y continuar apoyando a los que ya comenzaron a hacerlo.

Pero también es necesario que nuestras empresas, universidades, instituciones y centros de investigación, tengan la capacidad de absorber los valiosos aportes de estos profesionales, en todas las áreas y disciplinas. En este sentido, el diálogo abierto con el mundo académico y el impulso a una mayor participación del sector productivo en el desarrollo tecnológico del país, representan elementos de primera importancia en la estrategia de fortalecer la ciencia y tecnología, para ponerlas al servicio de nuestro progreso económico, social y cultural.

Joaquín Lavín Infante
Ministro de Educación

Fuente: CONICYT – 25 de octubre 2010

Comentarios de Facebook

4 comentarios sobre «Capital Humano Avanzado: Factor clave para el desarrollo de la Ciencia y Tecnología»

  1. En mi opinión existe una serie de hechos políticos concretos que demuestran la nula intención de la actual administración de efectivamente dar un paso real al tan anhelado desarrollo.

    1.- Como lo señaló Carlos, efectivamente en el presupuesto 2011 los fondos para Ciencia y Tecnología representan la negativa del gobierno de permitir el crecimiento de la Ciencia Chilena en un corto/mediano plazo.

    2.- Las posición clara por cambiar la institucionalidad en educación superior por un sistema genera aún más la supeditación de la enseñanza al lucro (rentabilidad de postgrado-crédito en vez de becas) y no a una planificación de País adecuada, poniendo en jaque la generación de profesionales que se necesita para dar un salto tecnológico.

    3.- Las iniciativas privatizadoras de las principales fuentes de ingreso del país (Codelco-ENAP-concesiones yacimientos minerales), lo que obviamente a largo plazo disminuirá notablemente los fondos públicos necesarios para inversión en políticas de desarrollo.

    4.- Las constantes inciativas pro-flexibilización laboral, que en el caso de la realidad de los investigadores (sin contrato y carentes de muchas garantías sociales mínimas) poco ayudarán a realizar de mejor manera esta importante labor.

    5.- Las iniciativas emarcadas en la instalación de plantas de generadoras de energía ambientalmente de reprobable tecnología, en vez promover REALMENTE de uso de fuentes de energías alternativas y de la apropiación de esas áreas de conocimiento.

    6.- La nulas iniciativas de diversificar la matriz productiva del Pais, evitando incentivos tributarios al uso de nuevas tecnologías por parte de empresas.

    7.- La carencia de proyecto de desarrollo que tenga en las prioriades a la mayoría de la población (actualmente el sistema funciona muy bien, para unos pocos claro), obviamente repercute en la inversión social de generar más intelectuales, mejores condiciones de trabajo adecuadas para el buen desempeño de la población y por ende de la masa crítica necesaria para situarse como un País desarrollado.

    El papel y las entrevistas aguantan mucho, los hechos indican lo contrario. La interpretación que hacen de conceptos como eficacia, calidad, desarrollo distan mucho del real significado que permiten a un País mejorar verdaderamente

  2. Aplaudo estas iniciativas si en verdad llegan a concretarse.

    Sin embargo, tomando en cuenta el actual proyecto de ley de Presupuesto 2011, no es facil ver como piensan concretar todo esto. El presupuesto 2011 anuncia un estancamiento de la Ciencia Chilena, con el estancamiento de las Becas Nacionales de Postgrado y los recursos para la generación de conocimiento a traves de los concursos FONDECYT.

    El presupuesto esta siendo votado en estos mismos instantes. Es el momento de decir que Chile quiere y necesita mas Tecnología e Innovación a traves del incremento de las capacidades científicas del país.

    Muchas veces se nos olvida que la Innovación comienza el desarrollo de las ciencias en todas sus formas. Quizas solo falta que se lo recordemos a la ciudadania y al mundo politico de nuestro país.

  3. No hay nada nuevo en las palabras de Lavín. Esos 650 proyectos y 34 centros de investigación de los que habla, son ¿nuevos? ¿o ya llevan instalados desde antes que lavín se pronunciase?

    ¿Que pasó al final con la modificación de la financiación y aplicación de las “BecasChile”?

    PD: Dice que le empresa privada representa un 40% del gasto en I+D, tengo entendido que es el 20% solamente.

  4. 1. “…ofrecer a quienes se proponen emprender una trayectoria personal y profesional en el campo de la investigación científica y tecnológica, las alternativas de una formación de excelencia, tanto en Chile…” Estimado JL, yo me remitiría a mencionar sólo el ámbito profesional…porque respecto del personal…nuestra “realidad” como investigadores de postgrado en Chile, dista mucho de la “excelencia”.
    2. Hablar de la participación de privados (dos veces citados en este “mensaje”) sin mencionar el ámbito, la forma, etc., es siempre un tema preocupante para los científicos. Pienso que las experiencias internacionales nos enseñan que “los privados” pueden ingresar fuertemente al apoyo de la C y T, sólo cuando ésta ya cuenta con un fuerte respaldo del Estado. Mi experiencia señala que nos falta demasiado en Chile en el ámbito de la “eduación en C y T” a los privados para desarrollar una comunicación exitosa ENTRE ÉSTOS Y LOS CIENTÍFICOS NACIONALES.
    3. “…de modo de aumentar fuertemente el 0,4% de gasto que hoy en día realiza el país en I+D…” Este es, Sr. JL, otro “mensaje” políticamente correcto que no hace más que “destacar” sin “desglosar, masticar, digerir” las líneas de un nuevo presupuesto nacional que nada hace por el mencionado: AUMENTAR FUERTEMENTE EL 0,4%…BLA BLA BLA…y me quedo sólo con el MÁS BLA BLA BLA DE SIEMPRE…

Los comentarios están cerrados.