Carta de un miembro de la comunidad de investigadores a Ministra del Medio Ambiente

Compartir

Sra. María Ignacia Benítez

Ministra de Medio Ambiente

PRESENTE

Estimada Ministra,

El evaluar los primeros meses de su función me cuesta trabajo… me cuesta porque no la he visto claramente en su función. Pareciera ser que su trabajo se limita a chequear normativas escritas por algún legislador, bastante poco para lo que una comunidad de investigadores espera de usted.

Me permito recordarle la función de su ministerio: “Colaborar con el presidente de la República en el diseño y aplicación de políticas, planes y programas en materia ambiental, así como en la protección y conservación de la diversidad biológica y de los recursos naturales renovables e hídricos, promoviendo el desarrollo sustentable, la integridad de la política ambiental y su regulación normativa”.

Sra. María Ignacia, su labor es ser el profesional mejor capacitado del país para tomar decisiones ambientales. Es estar al día, leer, observar, y en base a la información científica, decidir lo mejor para los chilenos. Esperamos de usted que sea la voz y el voto del medio ambiente, capaz de liderar cambios, de exigir que nuestras fuentes energéticas sean limpias y sustentables, con los consiguientes beneficios ecológicos y de salud.

En suma, su labor, según la ley, es PROTEGERNOS.

Si así fuera, ya habrá leído este artículo “Full cost accounting for the life cycle of coal“, de no ser así, lo puede encontrar aquí. Este artículo publicado por investigadores de la Universidad de Harvard, recalca (junto con una tonelada de otros artículos escritos previamente) numerosos aspectos científicos relativos a políticas públicas, indicando el nocivo impacto de la minería del carbón en las siguientes áreas:

1.- Económica y social:

Pérdidas en turismo, depreciación de propiedades y terrenos agrícolas, alta presión sobre la estructura vial, litigios, pérdidas de otras fuentes de trabajo, disminución de la población, menores ingresos por hogar y aumento de la pobreza.

2.- Ecológica:

Emisión de gases de efecto invernadero, contaminación del aire y cursos de aguas, fugas de lodos, drenajes ácidos y metales pesados, destrucción de hábitat y pérdida de biodiversidad.

3.- Salud pública:

Aumento de la mortalidad por contaminación, accidentes de trabajo (hospitalización o muerte), proliferación de hongos, emisiones de sustancias tóxicas e impacto directo sobre comunidades con consecuencias en la salud mental.

Estas y otras externalidades generan solo en la región de Los Apalaches (EE.UU.) costos por 345 mil millones de dólares asociados a toda la industria del carbón, sin considerar otros costos difíciles de cuantificar. Si extendemos este análisis al destino final de este producto, las termoeléctricas, vemos que las externalidades doblan o triplican, siendo conservador, el costo de cada kilowatt-hora generado, haciendo competitivas a las energías renovables no convencionales.

Los autores concluyen que todas estas externalidades deben ser consideradas a la hora de evaluar proyectos energéticos en base a carbón, recomendando diversas políticas públicas como poner fin a la minería del carbón a tajo abierto, asegurar la sanidad de los cursos de agua y generar fondos para fomentar energías limpias.

La abrumadora evidencia científica, que debiera ser clave para nuestro ministerio, bastaría para que sus declaraciones después de la aprobación de la mina Invierno en Isla Riesco por parte del Servicio de Evaluación Ambiental de Magallanes no se limiten a un “cumple con la normativa ambiental”, sino fuera el envión para mostrar su liderazgo en la defensa de nuestros recursos ambientales.

¿De qué nos sirve tener una ministra que por cuenta propia reduce su labor a la de un funcionario que únicamente pone un timbre o firma un visto bueno?

No queremos una ministra “espectadora” de los proyectos energéticos en discusión, necesitamos una líder capaz de poner los intereses de la sociedad antes que los monetarios de corto plazo.

Foto: Frente de Defensa Ecológico Austral

Autor:

Carlos Salazar Morey
Bioquímico, PUC
Magíster Cs. Vegetales, PUC

Comentarios de Facebook