Carta del Comité de Becarios en el Extranjero sobre el diseño de los programas de formación de Investigadores en el Extranjero

Compartir

Estimados Investigadores,

A petición del Comité Becarios Presidente de la República para Estudios en el Extranjero y la Asamblea de Becarios/as Barcelona compartimos con ustedes una Carta entregada por estas asociaciones a las autoridades del país con el objeto de solicitar formalmente una reunión para conversar sobre el diseño de las bases de los programas de formación de capital humano avanzado Becas Chile y Becas Presidente de la República para Estudios en el Extranjero (Becas Mideplan). Esto debido a que diversas características en las bases de estos programas afectan severamente las posibilidades de desarrollo profesional, académico, y cumplimiento de los compromisos de retribución de los becarios del Programa Presidente de la República para Estudios en el Extranjero.

A continuación dejamos con ustedes la carta que puede ser descargada también en este enlace.

__________________________________________________________________

29 junio 2012

Sr. Carlos Cantero
Presidente Comisión Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología
Senado de la República de Chile

Sr. Romilio Gutiérrez
Presidente Comisión Educación, Deportes y Recreación
Cámara de Diputados de Chile

Sr. Harald Beyer
Ministro de Educación

De nuestra consideración:

La presente tiene por objetivo solicitar su atención y una posible reunión para expresar nuestra preocupación con respecto al diseño de las bases de los programas de formación de capital humano avanzado Becas Chile y Becas Presidente de la República para Estudios en el Extranjero (Becas Mideplan). Diversas características en las bases de estos programas afectan severamente las posibilidades de desarrollo profesional, académico, y cumplimiento de los compromisos de retribución de los becarios del Programa Presidente de la República para Estudios en el Extranjero.

Antes que todo queremos expresar nuestra gratitud con el Estado de Chile por otorgarnos la posibilidad de realizar estudios de posgrado en el extranjero mediante el programa de becas MIDEPLAN. Estamos seguros de que esta iniciativa rendirá frutos al desarrollo del país y a nuestro desarrollo profesional. En esa lógica, desarrollamos durante el año 2008 las acciones suficientes para que nuestras condiciones durante el periodo de formación fueran homologadas con el Programa Becas Chile, reflejadas en el Decreto Supremo N°103 del 2 de abril de 2009. En esa ocasión, hicimos patente nuestras inquietudes sobre el periodo de retribución de nuestras becas, situación que fue desestimada para un periodo posterior.

Nuestra preocupación nace de la consideración real de nuestras posibilidades de retribución y del desarrollo de nuestras carreras como académicos y profesionales del sector público, así como de obtener la mayor eficiencia en la retribución de nuestra parte.

Tres son los temas específicos que afectan nuestras posibilidades de desarrollo profesional y cumplimiento de compromisos de retribución adquiridos como becarios. Primero, el diseño de las bases de Becas Chile prohíbe la participación en este programa de becarios Presidente de la República. Segundo, la retribución de nuestra beca está limitada a trabajar para universidades o en la administración pública, y Tercero, nuestras condiciones de retribución no incentivan la descentralización del país. El siguiente es el detalle de los temas:

1. El diseño de las bases del programa de Becas Chile normada de acuerdo al Decreto N° 664 del 29 de diciembre de 2008 (punto 6.2), impide la postulación de becarios Presidente de la República en proceso de retribución, al considerarlos en estado de deuda con Conicyt mientras no hayan retribuido completamente su beca.

Esto quiere decir que si no hemos terminado de retribuir nuestras obligaciones (es decir, después de ocho años para los que hicieron un doctorado de cuatro años, cuatro para quienes cursaron un magíster de dos años, y dos años para los que hicieron un magíster de un año), no podemos postular a ningún concurso o beca administrado por Conicyt (como doctorado y postdoctorado Becas Chile y nacionales). Esto no sólo perjudica nuestro futuro como investigadores (para lo cual la gran mayoría de nosotros nos hemos formado), si no que también reduce las posibilidades de estudiar un doctorado a los egresados de magíster, o de continuar un postdoctorado a los egresados de doctorados. Esta situación nos resta competitividad y establece una condición de desigualdad frente a los becarios de Becas Chile en el mercado de trabajo académico, ya que ellos sí pueden continuar su formación académica bajo el alero de este programa.

Por lo anterior, solicitamos no considerar como deudores o con deudas contractuales a los becarios Presidente de la República durante el período de retribución de las becas, y que en consecuencia se nos permita postular a los programas Becas Chile.

Es importante destacar que en la actualidad no existe demasiado interés de parte de instituciones académicas por contratar a egresados de programas de magíster. Por los requerimientos de la acreditación, la mayoría de las instituciones prefieren contratar doctores que tengan experiencia en investigación, que sean parte de grupos de investigación y que tengan una cantidad significativa de publicaciones. Esto, en la gran mayoría de los centros de investigación de excelencia, es difícil de llevar a cabo. La tendencia tanto en Chile como en el extranjero es que esta experiencia se obtiene generalmente en programas de postdoctorado.

Por otro lado, los programas de postgrado europeos que han sido re-estructurados bajo el tratado de Bolonia exigen cursar un magíster oficial antes de realizar un doctorado. Estos programas son independientes y suponen continuación inmediata. De aquí la dificultad de que los becarios tengan que retribuir en su país y luego de algunos años regresar para continuar sus doctorados.
Actualmente la gran mayoría de los becarios que retornan al país inician su desarrollo profesional con jornadas menores a la jornada completa. Esto sucede en especial con los becarios de honor, que al momento de su postulación contaban solamente con el patrocinio no vinculante de una institución académica y/o un servicio público. Para todos los becarios, la retribución a través de jornadas parciales significa una mayor demora en la retribución completa de nuestras becas, lo cual, como ya se ha señalado, es actualmente requerimiento para poder postular a Becas Chile.

Por todas estas razones, creemos que es fundamental que los becarios Presidente de la República tengan posibilidades de postular a programas de continuación de estudios con financiamiento de Becas Chile (si sus antecedentes académicos lo ameritan y sus compromisos personales con sus instituciones lo permiten). Para ello, se requiere de una modificación de nuestras condiciones de retribución establecidas en el DFL N° 22 de 1981. Además, es necesario que se modifique el diseño de las bases concursales de los programas administrados por Conicyt a modo que los becarios Presidente de la República puedan continuar su formación profesional y acceder a recursos de investigación administrados por esta institución sin tener que esperar haber retribuido totalmente sus becas, lo que se puede extender hasta 12 años para quienes no consigan retribuir en jornada completa.

2. Retribuimos la beca trabajando para universidades, instituciones docentes o de investigación, o trabajando para la administración pública, y no con residencia en el país como los becarios de Becas Chile.

Esta condición también nos resta competitividad en comparación con los becarios de Becas Chile, ya que ellos podrán terminar de retribuir sus compromisos con CONICYT más rápidamente y tendrán la libertad para seguir formándose en el extranjero si lo quisieran.

Considerando que la capacidad de absorción de capital humano avanzado en Chile aún no es comparable con la de países más desarrollados, por razones de inversión en investigación y desarrollo (I+D), como por las condiciones propias de nuestro sistema universitario, muchos becarios Presidente de la República podrían tener dificultades en encontrar una plaza en una universidad u organismo público, por lo cual podrían tardar más en comenzar a devolver el compromiso adquirido.

No hay que olvidar que parte importante de los becarios son de honor, por lo cual no mantienen lazos laborales con alguna institución chilena y deberán buscar trabajo al llegar, lo que podría tomar un tiempo largo. En relación a este punto, es pertinente recordar que durante el proceso de homologación parcial de la Beca Presidente de la República con Becas Chile en el año 2009, se prometió crear un programa sólido de reinserción laboral para becarios, considerando una política de desarrollo de una carrera académica e investigadora. Estamos conscientes de que existe un “Programa de Atracción e Inserción de Capital Humano Avanzado” que contempla la inserción de doctores en el sistema nacional de innovación, lo cual creemos que es una excelente iniciativa. Sin embargo, este programa es en base a concurso y no tiene la capacidad de absorber a todos los egresados que necesitan una plaza laboral ni tampoco contempla inserción de becarios con grado de Magíster.

Los becarios Presidente de la República se encuentran en una situación legal complicada sino comienzan a retribuir en el plazo estipulado para ello, y aunque Conicyt ha planteado que existe cierta flexibilidad frente a casos determinados, no hay uniformidad de criterios, ni nada oficialmente establecido en cuanto a la real modificación de los criterios de retribución.

3. Nuestras condiciones de retribución no incentivan la descentralización del país; independiente de nuestra región de residencia, debemos devolver con trabajo el doble del número de años que recibimos financiamiento.

Esta situación desfavorece la descentralización regional y ya fue considerada por el programa Becas Chile. Los becarios de este programa retribuyen el mismo número de años que recibieron financiamiento si es que deciden vivir en regiones distintas de la Metropolitana. Por la misma razón expuesta en el punto 2, esto nos resta competitividad en comparación con los becarios de Becas Chile.

Estamos convencidos de que los problemas señalados podrían ser resueltos si se homologaran las condiciones de retribución de nuestra beca con las de los becarios de Becas Chile, lo cual quedó pendiente luego de la homologación parcial de la beca Presidente de la República con Becas Chile en el año 2009. Creemos además que estas diferencias afectan el principio de equidad e igualdad de oportunidades que debiera garantizar el Estado, y por lo mismo esperamos que Conicyt acceda a apoyarnos en obtener la homologación de nuestras obligaciones con las obligaciones que exige a los becarios de Becas Chile. Estamos conscientes de que cualquier modificación con respecto a la retribución laboral de los becarios Presidente de la República es materia de ley de acuerdo al DFL número 22 de 1981. Creemos que es esencial que Conicyt y el Comité Becarios Presidente de la República para Estudios en el Extranjero trabajen de manera conjunta en la modificación de este decreto (como ya se realizó el año 2009 cuando se homologaron los beneficios de los becarios), o generando una nueva iniciativa legislativa.

Durante julio del año 2010, nuestra Agrupación realizó gestiones formales ante Conicyt para solicitar la revisión de estos temas. Lamentablemente, con fecha 8 de noviembre de 2010 recibimos respuesta oficial de esta institución informando que estas restricciones están definidas por los Decretos con Fuerza de Ley (DFL) N° 22 de 1981 y Decreto N° 664 del 26 de agosto de 2008, por lo que “toda decisión de modificación de estas bases deben ser tomadas a través del Congreso de nuestro país” (sic). Sin embargo, la homologación de beneficios de Becas Presidente de la República en el Extranjero realizada el año 2009, fue autorizada directamente por el Decreto Presidencial N° 103 del 2 de abril de ese 2009, sin necesidad de realizar lo requerido por Conicyt. No entendemos entonces por qué los beneficios se pudieron homologar directamente vía Decreto Presidencial, pero las obligaciones del mismo instrumento, según Conicyt, requieren cambios en la ley original, y por ende la intervención del Congreso.

Las discordancias en el argumento de Conicyt nos motivan a recurrir a Ustedes esperando su disposición a analizar estos temas y buscar soluciones a la brevedad. Representamos a una red creciente de más de 120 becarios a quienes aqueja y preocupa esta situación. Ellos nos han escrito expresando apoyo a esta iniciativa y manifestando que se sienten representados con esta petición.

Finalmente, queremos expresar que en ningún caso pretendemos pasar por alto los compromisos adquiridos como becarios, y siempre resaltamos el agradecimiento por la oportunidad de estudiar en el extranjero. Creemos que las condiciones de retribución deberían ser justas y equiparables para todos los becarios chilenos en el extranjero que pertenezcan a programas de postgrado bajo la administración de Conicyt, sobre todo al considerar el escenario de competencia por capital humano avanzado y las restricciones de nuestro sistema universitario (ampliamente desarrollado en docencia, pero aún en crecimiento en investigación básica y aplicada).

Saludos cordiales,

Comité Becarios Presidente de la República para Estudios en el Extranjero
Asamblea de Becarios/as Barcelona.

Contacto:
Sr. Carlos Aguirre N.
Universitat Politècnica de Catalunya, becario convocatoria 2006-2007
comitebecariosmideplan@gmail.com
asamblea.bcn@gmail.com

c.c. Sr. José Miguel Aguilera,
Presidente, Conicyt
Sra. Denise Saint-Jean
Directora Capital Humano Avanzado, Conicyt

Comentarios de Facebook