Cartas del “Chile del Bicentenario” a un futuro Doctor

Compartir

Si bien muchos ya han depositado sus cartas con deseos para las futuras generaciones, en alguna de las las distintas variantes de la  Capsula Bicentenario, es interesante hacer el ejercicio inverso. Detenerse un momento a pensar que cartas y deseos nuestra propia patria nos esta haciendo.

Nuestro país nos habla constantemente, y a los investigadores en postgrado no solamente les habla a través de las políticas actuales para el desarrollo del capital humano y la ciencia, tecnología e innovación sino que también a través de la realidad que ellos tienen que enfrentar  día a día, mientras realizan sus esfuerzos por aportar con sus investigaciones al desarrollo del país.

En este contexto, ¿Qué mensajes nos está entregando nuestra patria en este bicentenario?

Los invito a leer la correspondencia que nos acaba de llegar…..

Primera Carta Bicentenario

18 de Septiembre 2010

Querido Profesional Chileno,

Soy yo, tu hermosa patria. Sé que hemos sufrido mucho durante el último tiempo, pero tengo fe en ti, en especial porque has tomado la decisión de continuar estudios de postgrado en las áreas de Ciencias. Hoy más que nunca debemos hacer todos nuestros esfuerzos para consolidar a nuestro país como partícipe activo de la sociedad del conocimiento. Alcanzar el desarrollo está en manos de nuestro Capital Humano Avanzado.

Te lo agradezco, en especial porque estudiaste tu pregrado a través de un crédito universitario, se que tienes deudas pero no te preocupes, que el futuro se ve prometedor para ambos ahora que has decidido especializarte.

Me cuentas que has elegido realizar un Doctorado, que bueno que me dices eso porque como Estado solo puedo apoyar a menos del 50% de los profesionales de calidad que realizan estos estudios (si hubieras elegido Magister, sería más complicado ya que solo doy becas al 10%).

La beca que te doy será tu “sueldo”, ya que el Doctorado es de dedicación exclusiva. No te preocupes, hace muy poco me acordé que las becarias también son mujeres así que ahora sí incorporé pre y post natal. Aún más, me acordé que los becarios son profesionales que se pueden enfermar, así que en tu sueldo desde ahora va incorporado un ítem para salud, aunque debo ser honesta y contarte que el monto entregado no alcanza para cotizar como independiente en FONASA y tendrás que cotizar como indigente. De todas formas, todavía eres joven y no creo que te vayas a enfermar.

También tendrás que ser comprensivo, ya que lo más probable es que muchas becas se retrasen meses y que haya veces en que no pueda pagarte tu sueldo. Pero no te preocupes, tú eres prioridad para mí, por lo que tengo toda la voluntad para que solucionemos estos problemas lo antes posible. ¿Qué? ¿De nuevo no te pagué el sueldo? ¡Ah!, debe ser algo administrativo, no te preocupes, ahora sí que no se repetirá.

¿Que no son sólo los sueldos? ¿También son las becas para que puedas realizar tus investigaciones y generar lazos de colaboración internacional, claves para el desarrollo científico y tecnológico del país? ¡Oh, lo lamento tanto!, mis asesores me habían dicho que eran para salir a pasear y tomar fotos de lugares exóticos, no sabía que afectaban el desarrollo profesional de los investigadores y la consolidación de la ciencia chilena en el extranjero. ¡Ahora sí que nunca más!

¿No ves que el Capital Humano Avanzado y la ciencia chilena son mi prioridad?

Saludos cordiales,

Tu querida patria


Segunda Carta Bicentenario

18 de Septiembre 2016

Querido nuevo y flamante Doctor,

Me cuentas que por fin han terminado estos 6 hermosos años…Disculpa, ¿6 años? ¿Que no te di beca por 4 años para realizar el Doctorado? Ah me dices que tuviste que buscar un trabajo en las tardes y hacer clases en la universidad para poder tener previsión y salud, y que por esto se retrasó toda tu investigación. Una pésima noticia.

Debiste haber hecho lo que hicieron los que salieron en sus 4 años, que no tienen previsión y tampoco salud, ellos sí que invirtieron bien su beca. ¡Ellos fueron más inteligentes!
De todas maneras te felicito por haber terminado tu doctorado. Los 33 años son una excelente edad para comenzar a planificar la vida, trabajo, familia, etc. Solo me resta contarte un par de detalles que se me había olvidado mencionar antes.

¿Mencioné que como parte de mi “política pública integral para el desarrollo de Chile”, incentivé a que miles de profesionales como tú hicieran un Magíster o un Doctorado, pero se me olvidó generar mecanismos de inserción?

En este sentido estoy seguro que tú sabías que no existe una demanda real para profesionales con especialización en áreas de orientación científica: no existe mercado para ti, por lo que será difícil que encuentres empleo. Pero no te preocupes, estoy segura que lo encontrarás aunque no será en el área en la que te especializaste.
¿Mencioné que no hay demanda? Ah entonces te advertí que lo más probable es que tengas una remuneración casi igual a la que hubieras obtenido si no hubieras pasado por el postgrado. Estoy casi segura que te dije que Ciencia es igual a Alta rentabilidad social / Baja rentabilidad privada.

.

Pero no te preocupes, lo importante es que tú al igual que los miles de profesionales que estoy formando en Chile y en el Extranjero me ayudarán a salir de este subdesarrollo y por fin seremos todos ciudadanos del primer mundo, ciudadanos de la sociedad del conocimiento. Gracias hijo mío.

Antes que te vayas a celebrar nuestras fiestas patrias, se me olvidó mencionar un pequeño detalle. Tuve la genial idea de incorporar créditos al sistema de becas de postgrado, por lo que ahora me debes tanto el crédito del pregrado como del postgrado.

Así que menos cueca y más cheques, anda pagándome rapidito: ¿no ves acaso que este es el “pago de Chile” a los investigadores en mi bicentenario?

Saludos cordiales,

Tu querida patria


PD: Ni se te ocurra irte del país con esa pandilla de ingratos que se hace llamar “Los Cerebros Fugitivos”, que ya puse una cláusula extra en el “contrato de beca” para evitar aquello.

NOTA ACLARATORIA:


Este artículo está basado en la realidad de realizar un postgrado en el área de ciencias naturales y exactas en Chile y complementado por los testimonios y experiencias que profesionales, investigadores en postgrado, y actuales doctores chilenos nos han entregado durante estos últimos años.

¿Ocurre algo parecido para aquellos que se especializan en las artes, humanidades y ciencias sociales?

Los invito a todos a completar este relato con sus propios comentarios y experiencias.

Y también para comprometerse a trabajar, para que cuando nuestra patria celebre un nuevo centenario estas cartas sean solo una anécdota más.

Como reflexión final, una cita de un científico chileno desde el año 1795, sobre lo difícil del desarrollo de la ciencia en Chile:


“Los chilenos harían progresos notables en las ciencias útiles, como los han hecho en las metafísicas que se les enseñaba, si tuvieran los estímulos y los medios que se hallan en Europa. Pero los libros instructivos y los instrumentos científicos se encuentran allí rara vez o se venden a precios exorbitantes.”

Abate Molina, desde el exilio en Italia, 1795.

¿Podemos decir que luego de 215 años hemos logrado grandes cambios?

Autor:
Carlos Blondel Buijuy
Bioquímico, Universidad de Chile.
Candidato a Doctor en Bioquímica, Universidad de Chile

Comentarios de Facebook

5 comentarios sobre «Cartas del “Chile del Bicentenario” a un futuro Doctor»

  1. Hola gente del foro:

    Yo coincido con el autor de este articulo. Creo que somos un pais que le falta creer en su gente y hacer las cosas con consecuencia en pro de las necesidades de un mundo globalizado. Al momento de decir consecuencia digo que hay que tener una conciencia clara “tal y como dice el autor” de generar algo que no se tiene (profesionales altamente cualificados) para aprovecharlo en el mejoramiento de una sociedad, tanto en conocimientos como en cultura y por sobre todo diferentes modelos de apreciación de las diferentes áreas. En consecuencia es necesario tener un plan para la captación del profesional que retorna y con esto darle continuidad a los proyectos de país soñados y anhelados.

    Los sueños son maravillosos y la realidad te aterriza a lo cotidiano. Hay personas como yo que salimos del pais a buscarnos la vida para conseguir un PhD (mi caso) o un master, luego de haber logrado nuestro título profesional en Chile. Pasamos muchos años fuera buscándonos la vida, trabajando en cualquier trabajo digno que te permita comer y vivir de forma adecuada. Algunos somos mas afortunados y logramos con el paso de los años, encontrar financiaciones en el extranjero que se traduce en un descanso para el alma, porque te das cuenta de lo fabuloso que es comer y dormir bien para seguir estudiando. Sin embargo, sigues en la lucha sin costarle ni un peso a tu estado y porque? porque no existen (existían (2005 – 2006)) procesos de selección de becas, o becas apropiadas y suficientes para darle alas a todos los que desean volar, siendo cualquiera el objetivo final (saber mas, aporta a la nación una vez de regreso, o sencillamente volar para comenzar un futuro en otra patria).

    De forma positiva, creo que los medios para conseguir un objetivo siempre son gratificantes y han sido muy valiosos en lo personal a pesar de las penurias. Lo frustrante de este cuento, es que una vez que has sacrificado felizmente valiosos años para conseguir una especialización (con financiación o sin ella), el regreso a Chile no es tan alentador debido a que no encajas en ningún lugar o en muy pocos. LAs razones son sencillas o estas sobre qualificado o no hay plazas o consideraciones técnicas para insertar a la gente que regresa y que valiosamente aportará con nuevos puntos de vista para la modernización o enriquecimiento de las áreas.

    Para finalizar, creo que nuestras políticas necesitan un cambio drástico entre otros aspectos, para la atención de estas generaciones que salimos en algún momento para volver, generaciones que hasta el día de hoy continúan saliendo al extranjero, generaciones que seremos la renovación de las valiosas personas que nos enseñaron.

    Soy un convencido así como muchos, que la educación es la base de toda sociedad y que por lo mismo debe ir de acuerdo con las exigencias de una mundo global.

  2. Estoy de acuerdo contigo, incluso habemos algunos que ni siquiera tenemos beca, y eso si que se vuelve un problema, pues no solo te ocurre todo lo anterior que has nombrado, si no que también tienes q cubrir gastos propios de tu estudio, como congresos, estancias, charlas, materiales, o lo que quieras nombrar, teniendo que sacar todo de tu bolsillo, más cuando tu madre, el unico sostén de tu hogar, gana 250 lucas, parece inconcebible que tu beca haya sido negada simplemente pq no cumples con el perfil ya que estudiaste en una mala Universidad publica, además de eso hacer la ciencia que tanto te gustá te dejará cesante al terminar tus estudios!

  3. Ivan me parece bien tu critica, pero Chile no pasa de ser una economia de servicios financieros y materias primas. Es cosa de ver caules son las empresas que mas ganan en Chile. Por otro lado los procesos de mejoras y cambios en las directrices economicas no se logran por presion popular, por el contrario son materias de estado. De tener claro cual es el norte y como se alcnazara (ver ejemplo de Irlanda). En defensa del autor, creo que usa un lenguaje figurativo al usar la palabra patria. Lo unico que quiero acotar es que el empoderamiento del que hablas se logra con ideas, lamentablemente en ciertos rubros las ideas no son suficientes por el grado de esepcializacion que se requiere menos cuando un pais gasta en I+D menos de lo que gasta una universidad publica en USA, si el estado no invierte (nuestra patria), es dificil que capitales privados lo hagan. Si no empiezo yo a limpiar mi casa..debo esperar que mis hijos lo hagan..En fin, los lideres son elegidos para ejercer poder y tomar decisiones, y en este caso una importante es cual via tomar para llegar al desarrollo..y por lo que veo el uso de la ciencia y la tecnologia no es una de ellas…

  4. No estoy de acuerdo en igualar la “patria” con lo que hagan los funcionarios del Estado. Me parece que la crítica está bien planteada, pero la selección del lenguage me incomoda. El proceso social que vive Chile con la expansión tan abrupta del capital humano avanzado, de la irrupción del capital financiero en la especulación educacional, y de la estructura de economía rígida dependiente, crea un contexto casi único en latinoamérica que hace difícil tildar a Chile como “sociedad del conocimiento.”
    Algunos cientistas sociales están viendo que se está estructurando una nueva clase social, el “cognotariado.” Ellos serían personas que trabajan inmaterialmente, produciendo conocimientos y usándolos de manera productiva en diferentes actividades que requieren de innovación en el día a día. En economías “primermundistas” ello ha llevado a una profunda división del trabajo entre los educados, que trabajan dle conocmiento, y los no educados, que trabajan en servicios de menor estatus. Por mientras, en Chile parece ser que los educados y no educados mantienen niveles de inseguridad laboral y precarización que hace dudar el propósito de estudiar tanto y especializarse. Ojalá que podamos ser suficientemente creativos para enfrentar ese problema, los funcionarios de gobierno lo harán solo si se presiona lo suficiente y con poder, la “patria” lo hará solo si somos una mayoría empoderada.
    Saludos!

  5. Buena la carta por lo cruenta y real. Aunque yo estoy en un Master en Biotecnologia y no PhD, tambien aplica lo mismo. Mi master esta guiado mas al desarrollo de negocios biotecnologicos (patentes, portfolio, drug discovery, finanzas, etc.) que a ciencia basica, pero aun asi, el mercado en Chile se hace super pequeno. Sin contar ademas que el gasto de nuestro pais es I+D es cercano a los $700 Mill de dolares, solo la U donde estudio gasta cerca de $900 millones de dolares en el mismo item. Lo malo de todo el tema que el desarrollo personal no va junto con el desarrollo del pais ni las oportunidades (inversion) en lo que el capital humano puede crear para el desarrollo tecnologico de Chile, la region y con incluso impacto mundial.

    Saludos

    Rafael Diaz
    MS (c) in Biotechnology
    Univ. of Wisconsin-Madison

Los comentarios están cerrados.