“Chile debería tener el triple de astrónomos”

Compartir

María Teresa Ruiz, astrónoma y Premio Nacional, alerta sobre el déficit de investigadores y destaca iniciativas como el proyecto Va!

Este año, Conicyt entregará unos $ 50 mil millones para financiar la ciencia en el país, lo que significa un aumento de 22% respecto de 2010 y una respuesta al llamado histórico de asignar más recursos para la investigación en el país

Sin embargo, hay otra área que empieza a escasear: el capital humano. “En todas las áreas hay un déficit importante en científicos en comparación con otros países”, dice la astrónoma y Premio Nacional de Ciencias Exactas 1997, María Teresa Ruiz, quien agrega que en su área el panorama es aún peor: “No son más de 50 astrónomos trabajando establemente. Eso es muy poco para la cantidad de observatorios astronómicos que hay en el país. Tenemos la oportunidad de usar los mejores instrumentos del mundo y un acceso grarantizado al 10% del tiempo de todos los telescopios. Eso daría para tener trabajando a una comunidad de 150 ó 200 astrónomos fácilmente”, dice. Pero no los hay. El déficit será más evidente – dice- cuando en 10 años más estén construidos y operativos los megatelescopios E-ELT, Alma y el LSST, los más grandes del mundo en sus áreas.

Ruiz cree que el tema no es menor y que es clave incentivar la ciencia en Chile, especialmente, en niños y jóvenes. Es la razón por la que la experta participó en el proyecto Va! -del Mineduc y el Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad-, donde 100 escolares de colegios subvencionados y municipales del país se encerraron -como un reality show– en el internado Barros Arana, para vivir una semana de actividades y experimentos científicos. El fin: estimular su vocación científica. “La idea es exponer a estos chicos a la ciencia de verdad, a que vean con sus ojos cómo se hace ciencia y qué hacemos en Chile en varias áreas. Que se den cuenta de cómo son los científicos y quitarles un poco esa idea de bichos raros que ven en películas o en la televisión”, dice.

Ruiz destaca este tipo de iniciativas y espera que aumenten. Porque tiene claro que la ciencia es prioritaria para que Chile dé el salto hacia un país más moderno, autónomo y desarrollado intelectualmente. Porque tener más científicos funciona como un importante “imán”, que impulsa el desarrollo al más alto nivel en otras áreas también. “Si tenemos a los mejores astrónomos del mundo -a nivel de publicaciones, de ideas y de trabajo- eso se reflejará también en otras disciplinas, pues ellos necesitarán para su trabajo que haya físicos, matemáticos, ingenieros en construcción y mantención de telescopios del más alto nivel”.

FUENTE: La Tercera – 18 de Enero

Comentarios de Facebook