Chile: Desilusión por promesas de CyT de presidenciales.

Compartir

[SANTIAGO] La ambición de los científicos chilenos de tener un Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (CyT+I) y mayor inversión en el área ha sido desoída por las dos candidatas con más opciones de ser elegidas presidentas del país en las elecciones del 17 de noviembre.

La ex Presidenta Michelle Bachelet, de la coalición Nueva Mayoría, solo ofrece crear una Subsecretaría de CyT+I en el Ministerio de Economía, que fijaría políticas, y un Consejo para coordinarlas.

Evelyn Matthei, candidata de la coalición gobernante Alianza para Chile, habla de “estudiar la transformación de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt) en un consejo cuyo director tenga rango de ministro”.
“Para ninguno de los programas presidenciales la ciencia es tema prioritario”.

Juan Larraín, PUC
Además, propone duplicar el gasto en I+D en diez años; Bachelet no da cifras. Ambas ofrecen ampliar el acceso a Internet, especialmente hacia los hogares de menores ingresos

Bachelet promete crear incentivos a la innovación, con líneas de investigación aplicada y un programa especial para innovaciones de alto impacto social y Matthei más centros de I+D vinculados a la industria.

Juan Asenjo, presidente de la Academia Chilena de Ciencias, dice a SciDev.Net que se necesita una política de Estado de largo plazo, no políticas del gobierno de turno.

“Y para eso tiene que haber un Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, con un ministro independiente, que se siente a la mesa con los demás ministros”, añade.

Lo mismo dicen a SciDev.Net Marcela Valle, subdirectora de Investigación de la Universidad Católica, y Eduardo Bravo, director de la Asociación Nacional de Investigadores en Postgrado (ANIP).

Asimismo, Asenjo opina que Chile debe —y puede— duplicar su inversión desde el 0,5 por ciento del PIB actual a uno por ciento, con un tercio destinado a la ciencia básica, un tercio a ciencia aplicada y tecnología y un tercio a innovación y emprendimiento.

La ANIP postula una inversión de “al menos 1,5 por ciento del PIB”.
Bravo critica a las candidatas por no especificar qué harán respecto a la inserción de investigadores chilenos con cursos de postgrado en el extranjero (alrededor de 3.600) y Valle lamenta que no hagan referencia a la inserción de doctores de universidades nacionales.

Ambas candidatas prometen apoyar la formación de recursos humanos, especialmente de ingenieros, lo que Bravo califica como una visión economicista que excluye a las ciencias sociales, humanas y biológicas.

“Para ninguno de los programas presidenciales la ciencia es tema prioritario”, opina Juan Larraín, vicerrector de Investigación de la Universidad Católica y presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas.

“Hemos tenido avances, pero necesitamos un plan maestro para ciencia y tecnología. Si no se les da prioridad y una institucionalidad que las respalde, los jóvenes no serán atraídos hacia la ciencia ni habrá un financiamiento razonable”, añade.

Fuente: http://www.scidev.net/ 13 de Noviembre 2013

Comentarios de Facebook