Chilenos preparan una terapia génica para tratar el alcoholismo

Compartir

Planean probarla en humanos en 2012. Una mutación que afecta al 20% de los asiáticos inspiró la creación de un tratamiento inyectable que causa aversión al alcohol. En ratones redujo en más de la mitad el consumo.

Por Paula Leighton N.

Para uno de cada cinco japoneses, chinos y coreanos, una celebración con alcohol es impensable. Apenas prueban un trago, su pulso se acelera, el rostro se enrojece, sufren náuseas y vómitos, y sienten su cabeza estallar. Lo que para ellos puede ser un infortunio, podría convertirse en una invaluable ayuda para muchos. Así lo creen investigadores de la Universidad de Chile que están transformando este ‘defecto’ en una innovadora terapia, única en el mundo.

La intolerancia que muchos asiáticos presentan al alcohol etílico se debe a que no tienen un gen encargado de producir la enzima aldehído deshidrogenasa, encargada de metabolizar el alcohol en el organismo. Sin la enzima, los derivados del alcohol se acumulan en el organismo generando la fuerte reacción de rechazo.

Happy hour infeliz

“Las personas que no tienen el gen están protegidas en un 66 a 100% del alcoholismo”, destaca el doctor Yedy Israel, académico de las facultades de Ciencias Químicas y Farmacéuticas y de Medicina de la U. de Chile. La cifra suena atractiva, considerando los estragos sociales y de salud que generan el abuso y dependencia del alcohol, y que en Chile son responsables de una de cada 30 muertes.

Inspirados por la limitación de los asiáticos, el equipo, encabezado por el doctor Israel, desarrolló una terapia génica que han probado con éxito en ratas de laboratorio dependientes del alcohol.

Empleando un virus inactivado como medio de transporte o vector, “les inyectamos una molécula que evita que se exprese bien el gen que produce aldehído deshidrogenasa. Es decir, hicimos que estas ratitas bebedoras tuvieran esta característica común a los orientales que carecen del gen”, dice el investigador.

Tras una suerte de happy hour donde pudieron beber alcohol libremente, las ratas sufrieron los desagradables efectos de una intoxicación. Como consecuencia, redujeron entre 50 y 60% su consumo habitual de alcohol. “Bajar el consumo a este nivel sería de gran ayuda como complemento a otras terapias, especialmente las psicológicas”, dice el experto.

A diferencia de las terapias actuales que se administran por vía oral o como un pellet subcutáneo, esta terapia génica requeriría una inyección mensual, lo que dificultaría al paciente evadir su uso.

En humanos

¿Puede funcionar en humanos esta terapia? Eso es lo que este año comenzó a investigar el equipo encabezado por el doctor Juan Asenjo, director del Centro de Ingeniería Bioquímica y Biotecnología de la U. de Chile. Gracias a un proyecto Fondef, desde enero pasado están trabajando en la búsqueda del virus más eficiente para administrar la terapia génica a humanos.

“Luego vamos a hacer la producción a mayor escala en una planta piloto en Brasil, y en 2012 estaríamos en condiciones de comenzar a probar la terapia en alrededor de 30 personas”, afirma Asenjo.

Si todo va bien, Chile podría entregar al mundo un tratamiento efectivo para uno de los trastornos más difíciles de erradicar. Una buena razón para brindar… con moderación.

Copas de más

En Chile hay más de 986.000 personas con algún grado de problemas derivados de su consumo de alcohol, según datos del Conace.

Un trago insípido

El equipo del doctor Israel trabaja en una nueva línea de terapia génica que en vez de causar manifestaciones de rechazo al beber, eliminaría el efecto placentero que causa el acetaldehído, un compuesto que se genera al metabolizar el alcohol.

“A ratas bebedoras las tratamos con una inyección para prevenir que el cerebro formara esta molécula en el área donde se cree que activa los centros del placer. Tras la inyección, los animales -que consumían el equivalente a una botella de whisky al día- redujeron su consumo a entre 80 y 90% menos de lo usual”, dice el doctor Israel.

En este caso, los genes de la terapia quedan en el genoma, por lo que una sola inyección duraría de por vida, agrega.

Junto a su grupo de investigadores de las universidades de Chile y Diego Portales, acaba de presentar esta terapia en el Congreso de la Sociedad Internacional para la Investigación Biomédica en Alcoholismo, realizada la semana pasada en París.

Fuente: El Mercurio – 21 Septiembre 2010

Comentarios de Facebook

6 comentarios sobre «Chilenos preparan una terapia génica para tratar el alcoholismo»

  1. Seria como un milagro que esto fuera efectivo como dice el doctor no sabe cuantas familias se lo agradecerían es un mal terrible arrastra a todo el grupo familiar si alguien lee este correo por favor avisar cuanto antes sobre esta inyección cuanta gente se salvaría de este maldita enfermedad dios dará la inteligencia y la sabiduría a todos los profesionales que están por finalizar este estudio.

  2. Estimado.
    No estamos capacitados para dar ningún tipo de asesoría medica. Hemos publicado esta noticia por ser investigación hecha en Chile de alto impacto científico y social. Le recomendamos tratar de contactar con los investigadores a cargo y su equipo clinioo.

    Saludos

  3. Me interesa el tema….porque yo necesito de esta ayuda medica urgente y creo que me estoy haciendo dependiente de este mal…para mi familia es muy incomodo he intolerante favor….anuncien cuando saldra al mercado para poder tomar esta decision, y como son los procesos….gracias.

  4. es una gran satisfaccion poder curar este mal q no solo afecta a las personas q estan metidas en esto sino tambien a su entorno social ademas es un gran logro en la ciencia

  5. Tengo a un hermano que necesita ayuda. Bebe todos los día. Busco doc. en Antofagasta. Me puede recomendar a alguien.?? Gracias

  6. QUE BIEN ME PARECE EXELENTE ESTE DESCUBRIMIENTO MI PADRE ES ALCOHOLICO Y ME GUSTARIA SANARLO DE ESTE MAL AYUDENME

Los comentarios están cerrados.