“Ciencia en Chile”, Carta de Lautaro Vergara

Compartir

CIENCIA EN CHILE

Autor: Lautaro Vergara

Estimado señor Director:

Recientemente los profesores Hamuy y Babul han abogado por más ciencia para Chile. Es una actitud loable y correcta, dado que la ciencia es el motor de la sociedad que procura, entre otras cosas, mejorar la vida de las personas. Hasta la Sra. Presidenta de la República ha mencionado que sin ciencia no hay progreso.

En ese sentido se han hecho, al menos así parece a primera vista, enormes esfuerzos en esa dirección, como son las Becas Chile y Conicyt, que permiten y han permitido que muchos jóvenes obtengan un grado de doctor, condición que hoy en día es casi sine qua non para realizar investigación independiente.

Hay incluso colegas que abogan por más doctores, porque estaríamos muy por debajo de los niveles de investigadores por millón de habitante, en relación a otros países de la OCDE.

La pregunta que me perturba es, ¿más doctores para qué? Lo que se observa hoy en día es una gran cantidad de doctores o futuros doctores que ven un porvenir muy complicado por las escasas plazas que se abren y abrirán en el mediano plazo en las Universidades chilenas. ¿Cuál es el problema entonces con esos índices que muestran que Chile, tiene en proporción, pocos doctores?. Lo que sucede es que a diferencia de Chile, donde la mayor industría es la del retail, en otros países de la OCDE sí hay industría que requiere una gran cantidad de investigadores con doctorado. Son industrias que requieren de dar valor agregado a lo que producen. Se observa que en Europa, por cada investigador que ocupa una plaza en la Educación Superior, hay otro que ocupa un plaza en agencias de investigación gubernamentales, y más importante, hay dos que las ocupan en la industria (sector de empresas y negocios). Esa es la gran diferencia y la razón del drama de los investigadores jóvenes.
En la Unión Europea, también se busca aumentar la cantidad de investigadores, pero hay un fin preciso y bien pensado: tal como dice el Informe de Investigadores, 2012, de la Unión Europea, la necesidad de ello es “para estar a la par con sus competidores económicos”. Eso es lo importante y crucial.

Por lo tanto, lo que se necesita es que dejemos de ser solo el país del retail y se creen o modifiquen empresas que necesiten hacer investigación para mejora su productividad, hacer innovación, dar valor agregado a lo que se produce, etc. Ese es el futuro. Nuestro futuro como país.

Lautaro Vergara

Fuente: Cartas al Director sin Publicar, 12 agosto 2015.

Comentarios de Facebook