Científico japonés hablará sobre proyecto astronómico

Compartir

Mamoru Doi, director del observatorio Kiso de la Universidad de Tokyo, hablará en Chile sobre el proyecto Tokyo Atacama Observatory.

Ahondar en el estudio de la misteriosa materia oscura, observar estrellas de baja luminosidad y galaxias formadas hace miles de millones de años-luz, es lo que permitirá registrar el gran telescopio del Tokyo Atacama Observatory (TAO), que una vez construido se convertirá en el más grande en su categoría a nivel mundial.

Para explicar los detalles de este ambicioso proyecto, el director del observatorio de la Universidad de Tokyo, Mamoru Doi, dictará una charla en la U. Andrés Bello (República 399, sala 101) el lunes 30 de agosto, a las 16 horas (entrada liberada).

“TAO tendrá un impacto fuerte en el estudio de planetas y estrellas de baja masa, así como en teorías de formación de galaxias. Será un telescopio dedicado a una zona infrarroja del espectro de frecuencias que es muy compleja de lograr, y eso lo hace más interesante”, asegura Matías Gómez, astrónomo de la UNAB y organizador de la actividad.


MATERIA OSCURA

De acuerdo al experto, TAO aportará mucho al conocimiento de la materia oscura, un área de investigación muy activa y que sigue representando uno de los mayores desafíos de la astronomía, a pesar de los telescopios ya existentes. Además, se espera que este telescopio infrarrojo permita desarrollar áreas de la astronomía completamente desconocidas hasta ahora.

Las posibilidades de que este gran proyecto se instale en Chile no son lejanas. En efecto, unas de las zonas estudiadas y consideradas aptas por los científicos japoneses a cargo del megaproyecto es el Cerro Chajnantor (II Región) donde ya esta instalado ALMA, el más grande complejo de radiotelescopios del mundo. El Instituto de Astronomía de la Universidad de Tokyo ya tiene instalado varios equipos de medición para observaciones astronómicas y participa en otros proyectos de gran envergadura como ALMA.

Como un adelanto de lo que será TAO, el grupo de científicos japoneses finalizó hace algunos meses el llamado “miniTAO”, un prototipo con características similares al proyecto original. Tiene un 1 metro de diámetro y también funciona en la zona infrarroja. Está operativo y disponible para que los astrónomos chilenos realicen observaciones, lo que sin duda contribuye al desarrollo de la astronomía local.

Fuente: La Tercera – 27 Agosto 2010

Comentarios de Facebook