Cuatro universidades tradicionales concentran 52 por ciento del AFI y la UC reduce brecha con la “U”

Compartir

Planteles que recibieron a 27.523 mejores alumnos de 2009 obtuvieron $21.188 millones de Aporte Fiscal Indirecto. La U. Santa María tuvo un alza de 50% en los recursos respecto de 2009. Las entidades privadas muestran un sostenido aumento en las últimas dos décadas, pero reciben sólo el 21,7% de fondos.

Por M. Fernández y A. Muñoz

Cuatro planteles tradicionales -de un total de 105 instituciones- reciben el 52% de los recursos entregados por el Ministerio de Educación por concepto de Aporte Fiscal Indirecto (AFI) este año. Los planteles que lideran el ranking son las universidades de Chile, Católica, F. Santa María y de Concepción.

La concentración de los recursos en el grupo de elite de estas instituciones se ha mantenido estable en los últimos años.

Estos fondos se entregan a todos los planteles de educación superior que matriculan a los 27.500 mejores puntajes promedio en la PSU del año anterior. En 2010 se entregaron $21.188 millones a universidades, centros técnicos e institutos, mientras que los estudiantes considerados en la distribución fueron 27.523 en total.

Dentro de los diez planteles que recibieron más AFI este año, cuatro corresponden a universidades privadas. De ellas, la Adolfo Ibáñez es la que presenta la mejor posición y la mayor cantidad de recursos recibidos: $973 millones, los que equivalen al 4,59% del total.

En cuanto a las diferencias entre la U. de Chile y la UC, la segunda acotó las distancias respecto de la Casa de Bello, ya que mientras esta última redujo su AFI en 0,6%, la Católica lo aumentó en 11%.

Según explicó el prorrector Guillermo Marshall, este aumento se debe al incremento de vacantes en el programa College y en Ingeniería, además de la apertura de Odontología y de los alumnos que ingresan el segundo semestre a Arquitectura.

“Estos cuatro programas atraen alumnos con altos puntajes de selección PSU”, explicó la autoridad de la UC.

Cifras del sistema

A nivel del sistema universitario, los 25 planteles del Consejo de Rectores incrementaron su Aporte Fiscal Indirecto en 1,6%. Sin embargo, 18 de ellos bajaron su asignación en 2010. Entre las caídas más importantes está la Universidad de Magallanes (42%), la Arturo Prat (29,9%) y la UTEM (17,9%).

En el sector privado, la mitad de las casas de estudio redujeron sus ingresos por AFI, aunque el sistema creció 2,8%.

Las mayores alzas se dan en planteles que reciben pocos recursos, como la Universidad Autónoma de Chile, que creció 87,5%, pasando de $35 a $65 millones. Las bajas más importantes, sobre 80%, las tienen las universidades Pedro de Valdivia y de Las Américas.

Si se analizan los datos históricos, en los últimos veinte años las universidades privadas han aumentado sistemáticamente su participación en la distribución del AFI, lo que implica que han incrementado el número de alumnos con buenos puntajes en las pruebas de selección a la enseñanza superior. Sin embargo, llegan sólo al 21,7% del total.

En cuanto al aporte promedio de los estudiantes con AFI, los alumnos que más beneficios generan a sus casas de estudios son los de la UC: en promedio, cada estudiante con AFI permite que su plantel reciba $1.121.353.

Si se cruzan los datos del aporte fiscal indirecto y la matrícula entregada por las instituciones al Consejo Nacional de Educación, en la Universidad de Chile el 84% de los estudiantes tiene AFI, mientras que en la UC, el porcentaje es de 76,5%.

Apertura de campus en San Joaquín es clave en fuerte alza de la U. F. Santa María

Contento estaba ayer el rector de la Universidad Técnica Federico Santa María, José Rodríguez, tras conocer el incremento de 50% que tuvo este plantel en el Aporte Fiscal Indirecto este año. Mientras en 2009 el plantel recibió $1.085 millones, este año pasó a $1.631 millones.

Esta cifra hizo que la institución subiera del quinto al tercer lugar del ranking del AFI, inmediatamente después de las universidades de Chile y Católica. En total, se adjudicó el 7,7% de los $21.188 millones repartidos.

Entre las razones que explican este incremento está el aumento de las vacantes en las carreras tradicionales dentro de la casa de estudios, así como la apertura del campus del plantel en San Joaquín.

“En 2009 aumentamos fuertemente la matrícula de las ingenierías duras, tanto por el campus San Joaquín como por algunas carreras de Valparaíso, como ingeniería civil industrial, que capta alumnos muy buenos y corta como en 700 puntos”, afirmó el rector.

Rodríguez recordó que en 2009 fue la universidad del Consejo de Rectores que más aumentó su matrícula, con un crecimiento de 20%. “Ese aumento fue casi completamente de alumnos con altos puntajes”, destacó.

El rector destacó, además, que si el año pasado 1.733 jóvenes postularon en primera prioridad a la Santa María, en 2010 la cifra aumentó a 2.540 estudiantes. La universidad tiene su casa central en la Quinta Región, y dos sedes en Santiago y una en Talcahuano.

Crece el interés de alumnos con buenos puntajes por las FF.AA. y carreras policiales

Una tendencia que se observa en las cifras del último AFI es la creciente cantidad de jóvenes de buenos puntajes en la PSU que optan por seguir sus estudios en las academias militares o policiales.

En 2007, el año en que estas instituciones empezaron a tener acceso al aporte fiscal, sólo captaban el 0,1% del total de los recursos. En 2010, su participación creció al 0,46%. Y si bien todavía son cifras marginales, se traducen en recursos por casi $98 millones para estas academias.

El caso más destacado es el de la Fuerza Aérea: su División de Educación reclutó a 53 alumnos portadores de AFI (cifra similar a la de 2009, cuando recibió 63), lo que le reportó ingresos por casi $28 millones. Captó más estudiantes destacados que instituciones como la U. del Pacífico o la U. Arturo Prat.

Le sigue los pasos la Armada, con 44 alumnos con AFI, y la Escuela Militar, que alcanzó 41. Ambas instituciones lograron ingresos en torno a los $25 millones por este concepto.

Menos éxito tuvieron en la Policía de Investigaciones (PDI), que con 21 alumnos AFI sólo pudo captar $14 millones. La institución uniformada que captó menos recursos por esta vía fue Carabineros, al igual que el año pasado: 11 alumnos le reportaron $5,5 millones.

Aunque la tendencia histórica en las Fuerzas Armadas y policiales es al alza, este año hubo menos alumnos con AFI que en 2009: bajaron de 220 a 170 en esta modalidad de estudios superiores.

Institutos profesionales y centros de formación técnica siguen en caída libre

Mientras las universidades siguen aumentando su participación en el total de recursos que entrega el AFI, los institutos profesionales y centros de formación técnica mantienen su tendencia a la baja. Si en 1990 recibían el 7,3% de la “torta”, este año sólo se quedaron con el 0,64%, cifra incluso inferior al 0,79% registrado en 2009.

La tajada más pequeña fue para los centros de formación técnica, que se quedaron con $28,5 millones, lo que significa apenas el 0,13% del total.

De ellos, $17,5 millones van a Inacap, mientras el resto se reparte entre 19 instituciones. El propio Inacap registra una caída, considerando que en 2009 logró obtener más de $20 millones vía aporte fiscal indirecto.

Levemente mejor les fue a los institutos profesionales, que consiguieron $108,7 millones del AFI, 20 millones menos que los que recibieron en 2009.

De ese monto, el DuocUC se queda con $47,6 millones, Inacap recolecta $17 millones y la Escuela Moderna de Música suma otros $10 millones. Entre esas tres instituciones totalizan 191 “alumnos AFI” y concentran el 69% de los fondos que se dirigieron a institutos. El resto se reparte entre otros 20 planteles.

De todos modos, las cifras representan una caída respecto del año pasado, cuando Duoc, Inacap y la Escuela Moderna de Música recibieron, en conjunto, 245 estudiantes con AFI; esto es, una caída de 22%.

Fuente: El Mercurio – 18 Mayo 2010

Comentarios de Facebook