Cuota (de Jurel) es hasta 87% mayor a lo sugerido por la ciencia

Compartir

La advertencia de investigadores y ambientalistas acerca del Jurel. El Consejo Nacional de Pesca decide la cantidad de jurel a pescar cada año, cifra siempre mayor a lo recomendado por el Instituto de Fomento Pesquero. Esta sería la base de la sobreexplotación del recurso, pues los investigadores descartan que cambios climáticos afecten considerablemente el volumen de jurel.

Por Alejandro Baño Oyarce

La biomasa total del stock de jurel en el mundo varia hoy entre las 2 y las 4 millones de toneladas, mientras que hace sólo 15 años la biomasa alcanzaba 25 millones de toneladas. En tanto, la última cuota global anual de captura de jurel fijada por el Gobierno de Chile para 2010 alcanza a 1 millón 300 mil toneladas.

Estas son sólo algunas de las cifras entregadas por Hugo Arancibia, doctor en Ciencias Naturales, investigador del Departamento de Oceanografía de la UdeC, que demuestran que algo grave está ocurriendo con el jurel, pues su disminución de hasta 80% en 15 años hoy tiene de cabeza a empresarios, Gobierno y, como no, a científicos.

Sin embargo, a pesar del problema que esto hoy significa, los investigadores recuerdan que es una crisis que se arrastra por años y que ha sido señalada en múltiples informes. Pero, ¿qué es lo que pasa con el jurel? Antes tan común y hoy escaso en mares y supermercados.

Ciro Oyarzún, doctor en Ciencias con mención en Zoología y profesor de Oceanografía de la UdeC, primero aclara que los cambios climáticos y sus fenómenos marinos pueden afectar el comportamiento y volumen de presencia de los peces, pero la escasez no tiene explicación completa ni siquiera mayoritaria en esos cambios.

“El jurel es un visitante de la costa, es un recurso tranzonal -según la definición de la FAO- porque vive un tiempo cerca del continente, pero se reproduce más allá de las 100 millas marinas. Es un desovante oceánico”, explica Oyarzún. Y aclara que los fenómenos biológicos y climáticos ocurren desde siempre y han sido registrados desde 1970. Por ello, el que los industriales pesqueros hoy no los encuentren, no es porque ahora se vayan, pues eso se sabe. “El problema es que se ha producido una disminución notable”. Los ojos, entonces, se dirigen a la pesca.

En Chile existe un sistema de regulación llamado Cuota Global Anual, la que es fijada por el Consejo Nacional de Pesca a través de una votación de sus miembros, que son empresarios y funcionarios de Gobierno. Para decidir, el Consejo recibe cada año un informe de la estatal Subsecretaria de Pesca, la que a su vez la precede un informe científico del Instituto de Fomento Pesquero.

“En las deficiencias del manejo pesquero reveladas en este informe se encuentra una de las principales causas del agotamiento del recurso jurel en las aguas de la zona económica exclusiva chilena”, denuncia la organización no gubernamental Oceana. Y basa su apreciación en que desde 2003 a 2010, según datos de la propia Subpesca, el Consejo ha fijado siempre una cuota global mayor a lo propuesto por la Subpesca, la que a su vez recomienda siempre más allá de lo solicitado técnicamente por el Ifop, salvo algunas excepciones (ver gráficos). Esta diferencia ha sido de hasta 87% en 2009.

Y en sus informes, el Ifop no sólo recomienda una cuota, sino que la ha basado desde 2002 advirtiendo que existe sobreexplotación del jurel. Por lo que sus sugerencias se basan en una explotación sustentable, señala Oceana. De hecho, la pesca chilena anual no ha podido capturar la cuota entregada (ver gráficos), alcanzando sólo al 56 y 57% en 2008 y 2009, justamente porque los barcos no encuentran el jurel, y no porque haya emigrado, sino porque hay mucho menos, según señalan los científicos.

¿Soluciones? Arancibia afirma que se requiere pronto una ley reguladora, que está en el Congreso hace 10 años, “y se debe disminuir la cuota a 500 mil toneladas”. Para Oyarzún, se debe volver a considerar la situación biológica dentro de las variables de análisis, “junto a las también importantes económicas, sociales y políticas”. Además, sugiere que la industria nacional y externa se comprometan a esta reducción.

En tanto, Oceana también cree que se debe reducir la cuota, siendo un primer paso “que la cuotas fijadas por el Consejo no exceda la recomendada por el Ifop”.

80% PESCA nacional respecto de la internacional hace 10 años. Aunque la diferencia ha bajado, la explotación local aun es mayor, explicó Oyarzún.

57% PESCA obtenida de la cuota total que se entregó en 2009 a los empresarios, por el Consejo Nacional de Pesca.

Fuente: Diario de Concepción – 9 Octubre 2010

Comentarios de Facebook