Declaración Asociación Nacional de Investigadores en Postgrado (ANIP)

Compartir

La necesidad de una organización nacional de Postgrado en Chile surgió hacia el año 2008 en nuestro país, cuando una serie de investigadores fueron afectados por problemas en la gestión de las becas que entregaba CONICYT. La ANIP se originó a partir de esos primeros estudiantes de postgrado provenientes de distintas casas de estudios. Desde esas fechas ANIP ha estado, y estará, apoyando la formación de organizaciones de postgrado en las distintas Universidades y Facultades del país, hecho demostrable por las decenas de reuniones con estudiantes de distintos programas de postgrado en Santiago y regiones desde hace al menos 3 años. Algunas organizaciones locales han sido exitosas en su organización, como lo son el CIPC en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile (reconocido por las autoridades y funcionando desde el 2009 con estatutos propios y elecciones de sus representantes), la AIP-UdeC, de la Universidad de Concepción que nació en forma paralela a la ANIP el año 2008 o los primeros indicios de la AIP-UChile, cuya formación fue propiciada desde el año 2010 por la ANIP.

El año 2011, en el contexto de movimientos sociales para cambiar la educación en Chile, nuevamente hubo un auge e inquietud en los estudiantes de Postgrado por organizarse de alguna forma para acoger las distintas demandas que nos aquejan, y dar un apoyo a las demandas del Movimiento por la Educación. En Abril de ese mismo año se incorporaron al equipo de trabajo de la ANIP nuevos investigadores. En una reunión privada realizada posteriormente entre los miembros del equipo de trabajo ANIP en conjunto con los nuevos miembros, se acordó la funcionalidad de una directiva transitoria, que se encargaría de llevar adelante los estatutos de la organización (estatutos votados por más de 620 investigadores en Postgrado de todo Chile) y organizar la Asamblea General que definiría la primera Directiva ANIP electa democráticamente. Sin embargo, luego de 7 meses, el avance de miembros individuales de este equipo no sólo fue nulo en estos dos objetivos principales, sino que dejaron manifiesta su intención de no avanzar hacia la otorgación de la personalidad jurídica y provocaron un quiebre con la directiva transitoria y todo el equipo de coordinación, razón por la cual fueron marginados. Su comportamiento hasta el día de hoy, continúa siendo lamentable y, a todas luces, inaceptable, para un proceso jurídico validado y financiado por más de 600 investigadores de todo el país, siendo el hito más grande de participación que ha tenido la historia de la organización del Postgrado en Chile, el cual desconocen.


Una minoría de investigadores no está de acuerdo con que ANIP sea una asociación. Opinión válida pero que no justifica los ataques realizados durante el último tiempo a la asociación, como si fuera una “corporación oscura” con personajes innombrables. En todas las reuniones que ha participado ANIP desde el año 2008, desde la redacción y validación de los estatutos y las asambleas realizadas en todo el país, siempre se ha dejado claro la misión, visión y valores de la asociación y que si bien su marco organizacional se sustenta en asociados, el trabajo y logros buscados apuntan no sólo a ellos, sino también a todos los investigadores del país. Siendo un claro ejemplo de ello las mejoras de las becas Nacionales de Postgrado y la obtención de la TNE para postgrado.


La ANIP es una Asociación abierta en la que cualquier investigador en postgrado puede inscribirse y participar. La organización necesitaba poseer personalidad jurídica para tener el sustento financiero para su funcionamiento, ya que es independiente y no ligada a ninguna universidad en particular que la ampare. Muchas universidades que dictan programas de postgrado, no permiten las organizaciones estudiantiles, por lo tanto, tienen cabida en la ANIP, la cual incorpora la figura de asociados que forman una Asociación, tal como lo son las distintas Sociedades Científicas, el Colegio de Bioquímicos, la ACHIPEC, la ANEF y muchas otras asociaciones. Todas ellas realizan una labor que beneficia a todo su público objetivo, ya sea que estén asociados o no. Nuestros estatutos pueden ser modificables y adaptables a los cambios que el Postgrado necesite, esto no puede ser justificación para ataques o para la negación de nuestra Asociación; se necesita construir y no destruir.


Sobre la incorporación de ANIP en el Consejo Consultivo de CONICYT, es importante señalar que ANIP nunca solicitó ser incorporada; la asociación fue invitada a participar. Esto debido al reconocimiento y espacio que se ha ganado gracias a un trabajo fructífero de casi 4 años. En este contexto, ANIP no pretende ser la única organización que represente al postgrado ante el país o ante CONICYT. Otras organizaciones pueden ser incorporadas al Consejo Consultivo de CONICYT, pero esto sin duda se consigue con organización, trabajo efectivo y una misión y visión clara en pos del beneficio de los investigadores del país y del Postgrado nacional.


Respecto a la representatividad, aunque ANIP aspira a representar a todo el postgrado, nunca se ha atribuido esa potestad, porque entendemos que es casi imposible, por cuanto no todos estarán de acuerdo con el marco organizacional y en la forma de trabajo de la Asociación. De esta forma, la ANIP sólo puede representar a sus asociados. Así también las otras organizaciones de postgrado tampoco pueden atribuirse representar a todos, decir lo contrario sería una falacia dadas las mismas razones. Finalmente, ni en el discurso ni en el papel, la ANIP será coercitiva en la participación, es decir, cada asociado será miembro de esta organización por voluntad propia.


Respetamos y apoyamos la organización de los espacios locales, los que ANIP desde su gestación ha apoyado y muchas veces ha sido un actor principal en su creación, pero pedimos que ellos también respeten a la ANIP, pues han sido años de trabajo para y con el postgrado de Chile; esperamos que eso se traduzca en una cooperación mutua y sinérgica entre las distintas organizaciones del postgrado, pues nosotros las entendemos como complementarias y no como rivales.


La Asociación cumple una nueva etapa y a partir de este viernes 8 de junio los investigadores elegirán por primera vez y en forma democrática, su Directiva (nunca antes ha habido elecciones democráticas convocadas en asamblea para elegir directiva, por lo que aquellos que dicen haber sido elegidos bajo este esquema, simplemente faltan a la verdad). A sólo días de haber sido lanzado el registro de asociados, ya suman más de 200 investigadores de todo nivel y pertenecientes a 11 universidades del país, lo cual nos valida como una organización amplia, transversal y con fundamento en bases, las cuales son los investigadores de postgrado del país.


Ahora más que nunca se necesita que los Postgrados del país se encuentren unidos. Existe mucho trabajo por hacer y la única forma de lograrlo es sumando fuerzas bajo una misma bandera. Por lo que reiteramos nuestra invitación a todos los investigadores de todas las áreas del conocimiento a participar de la ANIP y de la votación democrática de su Primera Directiva.


ANIP ha sido la voz de los Investigadores por 4 años y hoy más que nunca los necesita.

 

 

Se despiden afectuosamente de ustedes,


Equipo de Coordinación ANIP 2011

Comentarios de Facebook