Desarrollan biocombustibles mediante el uso de microalgas

Compartir

Proyecto de Bioscan con financiamiento de Corfo. Inédita tecnología para obtener biodiésel es probada en la Región de Antofagasta

Desarrollar la producción de microalgas que capten el dióxido de carbono de la atmósfera y permitan obtener aceites a precios competitivos para la producción de biodiésel, es el objetivo del proyecto que la empresa Bioscan desarrolla en la Región de Antofagasta con el cofinanciamiento de Corfo y a través de InnovaChile.

Luego de seleccionar cepas de microalgas eficientes en la producción de lípidos y optimizar sus condiciones de crecimiento en laboratorio, el proyecto de innovación tecnológica denominado “Desarrollo de Tecnología de Producción de Masa Microalgal para la Industria de los Biocombustibles capturando CO2 desde fuentes fijas”, inició su segunda etapa y final.

El apoyo a esta iniciativa, materializado por el Gobierno a través de Corfo, continúa en la línea de diversificación energética, pues el proyecto busca no sólo importar, sino que también adaptar estas tecnologías y probarlas.

BIOENERGÍAS

“Lo que buscamos es tener certeza del potencial que la región y el país tienen para apostar al fomento de las grandes instalaciones en bioenergías, y a eso apunta nuestro apoyo a este tipo de iniciativas de investigación y desarrollo con un componente innovador”, indicó el director regional de Corfo, Gonzalo Zavala.

Agnes Cadavid, directora del proyecto, dijo que el objetivo es generar una solución tecnológica que desarrolle un producto de calidad en cantidad suficiente para que exista interés en la industria de los biocombustibles líquidos.
La aplicación utiliza la biotecnología para producir aceite en algas cultivadas en fotobiorreactores o piscinas, para luego transformar estos aceites en biodiésel, combustible alternativo al petróleo.

La iniciativa tiene un periodo de pruebas estipulado en 24 meses y recibió financiamiento de InnovaChile de Corfo por $323 millones.

Ejecutivos de la institución visitaron las instalaciones en que se desarrolla el proyecto en Edelnor, empresa que es parte fundamental en el aporte de dióxido de carbono para el cultivo de las microalgas.

Fuente: El Mercurio de Antofagasta – 10 Octubre 2010

Comentarios de Facebook