Diario El Ciudadano: Gobierno de Piñera vuelve a reducir Becas Chile

Compartir

Pasó piola. Hace una semana fueron publicados los resultados de Becas Chile y, al igual que el año pasado, el gobierno de Sebastián Piñera redujo sustancialmente el número de becas otorgadas en relación al diseño original del Programa de Formación de Capital Humano en el Extranjero y a las becas entregadas el 2009. Investigadores acusan un criterio que favorece las desigualdades y que privilegia a los sectores más acomodados.

Este año se otorgaron 770 becas, 298 de las cuales corresponden para Doctorado y 472 para Magíster.

Este año se fijó como condición para postular el haber estado ya aceptado en las universidades de destino. Por ello de un promedio de 6 mil profesionales que postulaban hasta el 2010, esta vez postularon sólo 1.500 personas.

De los anteriores, 1.362 superaron el examen de admisión y la mitad quedó sin beca, pese a que hicieron trámites y pagaron matrículas para poder concretar sus estudios.

Pese a que el gobierno de Bachelet dejó un presupuesto millonario fijado desde el 2009 a 10 años, desde el 2010 el gobierno de Piñera redujo las becas a la mitad.

Si el 2009 se otorgaron 1.336 becas entre Máster y doctorados, el primer año del gobierno de Piñera redujo la posibilidad de cursar estudios en el extranjero a 764 becas. Este año se entregaron 6 cupos más.

Incluso el 2010 se recurrió a la estrategia de ocultar los resultados de las evaluaciones a quienes no recibieron las becas, muchos de las cuales las recibieron recién el 31 de diciembre de ese año. La medida estaba orientada a que no se generaran respuestas a la drástica reducción del número de becas.

Pablo Lobos, presidente de la Asociación Nacional de Investigadores de Postgrado (Anip), opina que “el problema de fondo es la estructura de funcionamiento del Conicyt y el tema de la formación de postgrado no es un área prioritaria para el Mineduc. Y lo más grave es la ausencia de un proyecto de desarrollo nacional”.

“Es lamentable la política de postgrados. La postura de ellos es que cualquier postgrado se lo paguen las personas porque va a ser rentable para ellos. Se echa de menos una mirada de Estado, una política de bienestar de que si alguien estudia un doctorado en ciencias se conecte con el desarrollo del país” -considera Giorgio Jackson, presidente de la Feuc.

Lobos añade que “Conicyt quitó el énfasis originario de aumentar el número de becas y formar realmente capital humano avanzado. Hay una funcionalización de las becas a un mecanismo que generará fugas de cerebros y se están perdiendo valores y talentos que no tienen bajo los actuales parámetros oportunidades de estudio”.

Jackson lamenta “que no haya una política integral de educación. No estamos viendo lo estratégico que es el capital humano avanzado para el desarrollo de nuestro país. Un país que basa su economía en la explotación de materias primas y no ha sido capaz de darles valor agregado”.

También Lobos destaca que tampoco los profesionales becados, a los que se les exige dedicar el doble del tiempo de la beca en alguna universidad nacional, se enfrentan a que no tienen certeza respecto de que el país le pueda ofrecer oportunidades laborales.

Llama la atención que la mayoría de los becados este año tienen un origen socioeconómico alto. Conicyt destacó que de los 10 mejores puntajes seleccionados, siete son mujeres, quienes cursarán doctorados en universidades como Cambridge, MIT, UC-Berkeley, Yale, Oxford, Imperial College London yStanford.

“Si bien el diseño de Becas Chile se pensó en función de que pudiesen acceder a postgrados estudiantes de diferentes orígenes sociales, las actuales políticas reproducen un sistema educativo que favorece desigualdades. Es un sistema regresivo” -opina Lobos.

“Asistimos a una política de desmantelamiento de los esfuerzos del Estado para formar personas talentosas. Esto genera un clima tecnócrata que sólo favorecerá a los sectores más acomodados” -destaca Lobos.

“Necesitamos avanzar en mayores grados de conocimiento. Si queremos dar el salto al desarrollo necesitamos investigación de alto nivel y para hay que destinar recursos para becas e investigación de postgrado” -añade Jackson.

La ponderación este año privilegió el ranking de egreso con un 40 por ciento de ponderación, en desmedro de las cartas de recomendación o el proyecto de investigación a desarrollar, que sólo contaba con un 5 por ciento de ponderación.

FORMACIÓN DE CAPITAL HUMANO

El sistema de Becas Chile fue diseñado el 2008 por el gobierno de Michelle Bachelet luego de décadas de que los recursos otorgados para estudiar fueran entregados discrecionalmente.

Si en el 2005 sólo 172 jóvenes obtuvieron una beca para estudiar en el extranjero, el 2006 la cifra superó los mil, el año siguiente los 2.500 y al año 2010, Bachelet planeó  llegar a 3.300 beneficiados. Todo esto en el marco de formación de capital humano avanzado.

Los años anteriores al gobierno de Piñera, se ponderó no sólo los antecedentes académicos de los postulantes, sino que además la trayectoria laboral, las razones que fundamentan su  postulación, cartas de recomendación, el proyecto de investigación a desarrollar y la  calidad de la universidad donde se desea estudiar.

Pese a que Piñera celebró el ingreso de Chile durante el año pasado a la OCDE, en la práctica aspira a ser el hermano ratón de dicha alianza. Si en los países que la integran el promedio es de 7,4 investigadores por cada mil habitantes, en Chile apenas alcanza a  1,4.

Intentamos comunicarnos infructuosamente con Becas Chile para saber los motivos por los cuales se mantiene la reducción en el número de becas, pero jamás obtuvimos respuesta.

Fuente: Diario el Ciudadano – 17 de Julio de 2011.

Comentarios de Facebook

2 comentarios sobre «Diario El Ciudadano: Gobierno de Piñera vuelve a reducir Becas Chile»

  1. Si en el artículo dicen que se entregaron 6 becas más que el año pasado, no pueden decir se “volvieron a reducir” las becas.

    Además ¿han visto cuál es el costo de los aranceles de los aceptados?
    Si este año les pidieron que la U estuviese entre las 100 mejores además de ya estar aceptados podrán imaginarse que la suma de los aranceles de todos los aceptados debería ser mayor

  2. Postule a una beca Chile de doctorado en una universidad que no es de las top ten señaladas en este articulo, sin embargo, existía una correlación entre la directriz de mi experiencia y el conocimiento al que iba a acceder, por lo que para mi era relevante ese postgrado, por lo que pague matricula y todo lo necesario para postular al sistema, y aunque estudie en una universidad estatal, el proyecto de investigación propuesto fue extremadamente bien evaluado, mi presentación y cartas de recomendación eran coherentes y también fueron bien evaluados, mi puntaje en el ítem de pregrado fue muy bajo considerando elementos como la acreditación de la carrera en la actualidad, en una universidad publica chilena incluyendo la universidad de Chile las condiciones no son optimas para los estudiantes, imagínense en otras, UBIOBIO, USACH, UTEM, UTA, UA, UCN, etc., porque a un investigador en vías de desarrollo le debe repercutir enormemente y en forma negativa aspectos absolutamente anexos a la calidad académica y profesional del individuo en cuestión, a pesar de mi buena evaluación estuve a una minima distancia del puntaje llamado de “corte” para el otorgamiento de becas, si es que el gobierno de turno creyera en el potencial del capital humano, no descendería el numero de becas otorgadas, que era la intención de este programa en su inicio, incrementar notoriamente el numero de becarios año a año, que es lo que queda, postular nuevamente, aun cuando no crea en el sistema de evaluación??, aunque si este año fueron mas menos 700 becas y el próximo sean 500??, y esperar a que pase el tiempo sabiendo que la posibilidad estuvo a tan poca distancia de ser lograda.

Los comentarios están cerrados.