Docentes enseñan del mismo modo en colegios públicos y privados

Compartir

Investigación de la UC con 120 profesores. Las clases donde el profesor se dedica sobre todo a exponer materia y los alumnos prácticamente no participan son la tónica en las aulas chilenas, sin distinción.

Por Manuel Fernández Bolvarán

Si las diferencias de resultados son tan grandes entre colegios privados y municipales, ¿puede deberse, en parte, a que los profesores de ambos tipos de establecimientos ocupen métodos diferentes para enseñar? Al parecer, la respuesta es no, según dos investigaciones realizadas por la UC (financiadas por dineros de Fonide y Fondecyt), que analizaron las grabaciones de 120 clases de matemática y lenguaje de 8° básico, captadas en siete regiones del país.

“En general, tanto en colegios privados como particulares subvencionados y municipales, los profesores destinan tiempos muy similares a cada etapa de la clase y las preguntas que formulan tienden a ser bastante parecidas”, señala David Preiss, investigador del Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación del plantel (Ceppe). De hecho, al revisar cuánto tiempo dedican a las diferentes actividades (ver infografía), no hay diferencias significativas entre dependencias.

La única diferencia significativa viene del lado de los alumnos. Al revisar sólo los 10 primeros minutos de las clases, se aprecia que en los colegios municipales los alumnos hacen, en promedio, menos de una pregunta. En los privados superan las cinco. “Lo que hace la diferencia no son los métodos de los profesores, sino los alumnos. Esto lleva a preguntarse si la diferencia que se ve en el Simce entre privados y municipales se debe a lo que aportan los colegios o a que éstos simplemente aprovechan el capital cultural de los alumnos que reclutan”, analiza Preiss.

Desafío didáctico

Si bien advierte que el tamaño de la muestra impide generalizar sus resultados, plantea que un desafío importante que surge de las cifras es mejorar la formación didáctica de los profesores, ya que hoy, básicamente, están enseñando tal como se ha hecho siempre. “Prima la clase expositiva, donde los estudiantes preguntan poco y el docente se enfoca más en transmitir contenidos que en monitorear si los alumnos aprendieron”, señala.

De hecho, hay un muy escaso uso de recursos digitales en las aulas, así como también de los textos de estudio, otro fenómeno que es transversal a colegios privados, públicos y subvencionados. “Esto es impactante, considerando la inversión que se ha hecho. En pleno siglo XXI se siguen usando los papelógrafos, mientras que los textos están subutilizados, cuando podrían ser un buen apoyo para profesores que no han recibido una formación tan sólida”, sostiene Preiss.

Fuente: El Mercurio – 12 Noviembre 2010

Comentarios de Facebook