El poder femenino del postgrado : alumnas UC líderes de la ANIP

Compartir

Son estudiantes, rinden pruebas y preparan tesis. Sin embargo, Anita Arenas y Katia Soto compatibilizan el estudio con la organización de todos los alumnos de la Asociación Nacional de Investigación de Postgrado.

Comenzaron a ser conocidos por sacar la voz cuando surgieron reclamos por el cambio en la modalidad de asignación de  Becas Chile y durante toda su lucha por obtener pase escolar para alumnos de postgrado. Sin embargo, la ANIP –la Asociación Nacional de Investigadores en Postgrado –viene trabajando desde mucho antes.

Según cuentan Katia Soto y Anita Arenas, alumnas del doctorado en Ciencias Biológicas con mención en genética molecular y microbiología, y Vicepresidenta y Secretaria ejecutiva respectivamente, la ANIP surgió el 17 de abril de2008, debido al retraso en el pago de los aranceles de marzo de los becados CONICYT.

Al reunirse y comenzar a discutir, este primer grupo de alumnos se dio cuenta que era necesario crear un organismo capaz de luchar por sus demandas constantemente.


Anita relata que, tras pasar varios años completamente dedicada al trabajo científico, encontró en la ANIP una instancia en donde su trabajo “servía también para ayudar a los demás, fuera del ámbito académico y para dar a conocer la realidad de los investigadores nacionales en postgrado”.

Por amor a la ciencia y la sociedad

Que los investigadores jóvenes se agrupen para obtener reformas es, según estas alumnas, una tendencia mundial que responde a los desafíos de dedicarse a la carrera científica. Y en este contexto, nuestro país, gracias a la ANIP y Argentina, son referentes en Latinoamérica.

Katia, una de las voceras UC de la organización, detalla algunos de los logros que sus reclamos han obtenido. “La Católica es un ejemplo en términos administrativos y académicos. Desde este año somos la primera universidad en Chile en exigir que todos quienes cursen un doctorado posean un seguro de salud, contando con un  buen seguro colectivo que puede ser financiado con la beca CONICYT o por la universidad”, dice.

Centralizando la información

No son muchos los sitios que entreguen información especialmente enfocada en el estudiante de estos programas. Pilar Collazo, encargada del Círculo de Postgrado de la Dirección de Asuntos Estudiantiles, asegura: “Los alumnos necesitan información simple. Los extranjeros y de provincia, a veces solo necesitan que les ayuden a insertarse en la universidad misma y no sólo en la facultad a la que llegan. Nosotros queremos  ayudar en la difusión de becas , hacer recepciones y paseos a los estudiantes, para que puedan integrarse en sus planes de estudio”.

Anita y Katia Soto tienen claras las necesidades de sus compañeros. Por eso, al igual que Pilar, creen que este tipo de instancias son fundamentales para el desarrollo de la ciencia y de condiciones dignas para los futuros investigadores: “La ANIP ha llegado a resolver el aislamiento que vivíamos los postgrados de las universidades nacionales. Hoy sabemos los problemas y proponemos soluciones, nos organizamos y tenemos comunicación con nuestros pares en el extranjero, de tal forma que podemos aprender se sus experiencias y aportar a solucionar los problemas internos”.

Fuente: Comunicaciones Vive la UC – 26 Octubre 2010

Comentarios de Facebook