Éxito de Cafés Científicos se trasladará a otras regiones universitarias como iniciativa de la UdeC

Compartir

Desde que comenzó, en mayo de 2009, esta iniciativa ha recibido a cerca de mil asistentes. La increíble recepción de la comunidad, hizo que los organizadores barajaran la opción de llevar la idea a otras regiones.

Por Paz Moraga Sabaj

Un humeante café, un tema de interés y la interacción con distinguidos científicos, fue la apuesta que se hizo al replicar en Concepción la iniciativa europea, “Café Scientifique”. Nada de rimbombantes invitaciones o presentaciones. La sencillez y un leguaje claro en estas conversaciones en torno a un café, hicieron que más de una vez algunos asistentes quedaran de pie… pero siempre con un café en la mano.

Es así como los Cafés Científicos (CC) han sumado cerca de mil asistentes desde que comenzó su ciclo en mayo de 2009 y se cuenta una veintena de invitados en los 12 eventos realizados hasta ahora.

Es por eso que el grupo organizador, el Centro de Biotecnología (CB) de la Universidad de Concepción, el Programa Explora Conicyt región del Bío Bío y la Dirección de Extensión la misma casa de estudios, están en pleno trabajo para llevar los cafés a nivel nacional.

Según Fernando Mejías, encargado de comunicaciones del CB, están aprovechando la buena relación del CB-UdeC con otras universidades y centros de investigación. “La idea es que para el próximo año, se realicen CC simultáneos en todo el país: Concepción, Santiago, Viña-Valparaíso y Valdivia. Pretendemos que, al menos, la mitad de esos temas se discutan al mismo tiempo en todo el país”.

“Aló, Inglaterra”

Para contextualizar, el “Café Scientifique” es la primera red a nivel internacional dedicada a la discusión pública de la ciencia. Con el objetivo de traer ese concepto a la región, Mejías tomó contacto con la coordinadora mundial de la red en Inglaterra, con el fin de replicar la iniciativa en Concepción y formar parte de la red, la cual está presente en más de 40 países.

“Los cafés han obtenido reconocimiento mundial e incluso premios por su simpleza y efectividad para abrir debate entre la ciudadanía, sobre temas científicos de alta relevancia y que muchas veces no llegan a salir de las universidades, centros de investigación y los que toman decisiones”, recalcó el periodista del Centro de Biotecnología.

Sin duda que el trabajo en conjunto realizado por los organizadores, ha provocado el gran éxito de esta iniciativa que, ya en su segundo año, ha tenido una increíble recepción. “Hemos logrado concretar un espacio de debate público de la ciencia, donde el único requisito es querer asistir, y el café y las galletas son gratis… casi siempre”, dijo Mejías.

Acá no se trata de hablar de temas “simples” para que lo entiendan todos. Si bien hay temas que son fáciles de digerir para el público general, otros parecen lejanos y ahí está la clave y el objetivo de estos cafés. Según explicó Fernando Mejías, mucho han ayudado los invitados, “científicos en su mayoría, que se comprometen voluntariamente para explicar su investigación y responder todas las preguntas posibles en un ambiente distendido e informal, el opuesto a una conferencia científica típica”.

Es así como, por ejemplo, Julio Espinoza, el niño de 12 años que escribió la columna de opinión en esta página, no se ha perdido un solo CC.

Una oportunidad

Los grandes protagonistas de estas jornadas, han sido los mismos científicos e investigadores que se han sentado a conversar respecto a sus trabajos y compartir así su conocimiento con la comunidad.

El Dr. Marco Salamanca, del departamento de Oceanografia de la UdeC, fue el primero en participar en este “experimento” bajo el tema de la contaminación marina. “Los Cafés Científicos, son una oportunidad de presentar resultados científicos en un lenguaje más simple, en una atmósfera más relajada y donde el intercambio de ideas es más fluido. Allí el público tiene un genuino deseo de entender y comprender los temas que se tratan”.

Por su parte, Diego Alarcón, de Chile Bosque, quien fue el invitado al CC de junio de este año, aseveró que la experiencia en particular de este café, dedicado al “bosque nativo y sus servicios ecosistémicos de protección al agua y de conservación de la rica, escasa y amenazada biodiversidad regional”, fue sumamente positiva, “las soluciones a los problemas que se enfrentan pueden venir desde la academia, pero su aplicabilidad necesariamente debe reflejar la opinión y el convencimiento de los diferentes estamentos de la sociedad”.

Si quedo con ganas de un aromático café y una conversación científica de primera, puede encontrar más información en la página en Facebook, “Cafés Científicos en Concepción” y en el blog oficial, cafescientificos.blogspot.com.

Fuente: El Sur de Concepción – 5 Julio 2010

Comentarios de Facebook