FANTASÍA DE LO PEQUEÑO. El sorprendente mundo bajo el mundo

Compartir

El Palacio del Condestable de Pamplona (Barcelona, España) acoge  la exposición de fotografía ‘Fantasía de lo pequeño. El sorprendente mundo bajo el mundo’, que ofrece imágenes del nanomundo, es decir, de la materia en una escala muy pequeña, cuando el ojo humano llega a esa frontera en la que lo visible deja de serlo y la ciencia se convierte en arte.

La exposición consta de 32 fotografías que han sido escogidas entre las más de 100 participantes en las últimas tres ediciones del Concurso de Fotografía de Microscopía Electrónica que organiza FideNa(Fundación para la Investigación y Desarrollo en Nanotecnología) desde 2009 entre su personal técnico. Todas son en tamaño 40×60, y las hay en blanco y negro y en color. Las instantáneas van acompañadas de un cartel en el que se explica qué son con un texto divulgativo.

A través de un microscopio capaz de captar instantáneas con dimensiones menores a una micra, surgen objetos comunes convertidos en paisajes de fantasía. Los sugerentes títulos de las instantáneas, de diez autores distintos, dan una idea de la realidad retratada, donde nada es lo que parece: ‘Pirámides de Egipto’, ‘321 partículas de oro’, ‘Icebergs’, ‘Aprendiz de brujo’, ‘Tsunami’, ‘Star Wars’, ‘Egipto’, ‘Camino del País de las Maravillas’ o ‘Cielo estrellado’ son algunos de ellos.

Las imágenes que se pueden ver en Condestable han sido tomadas con un microscopio electrónico de barrido (SEM), que se diferencia de uno convencional por emplear un haz de electrones en vez de un haz de luz para iluminar la muestra.

Esta peculiaridad consigue que se puedan observar motivos mucho más pequeños (hasta 300 veces menores) que con un microscopio óptico. El resultado descubre las distintas oportunidades que encierra el nanomundo que nos rodea.

FideNa se creó en 2007 a iniciativa del Gobierno de Navarra a través de Sodena (Sociedad para el Desarrollo de Navarra), y en colaboración con la UPNA, para generar conocimiento diferencial en el campo de la nanotecnología que pueda ser utilizado por las empresas navarras para mejorar sus productos.

Esta Fundación emplea a 16 investigadores y lleva trabajando desde agosto de 2008 en diferentes proyectos en los que colabora con varios grupos del MIT (Massachussets Institute of Technology) y con centros y empresas como CENER, Portland o Gamesa.

Su actividad se centra en el área de la transferencia tecnológica relacionada con la nanotecnología, y en campos tan variados como el de los nanosensores para mejorar la atención al paciente en las analíticas, o para controles de calidad en el sector agrario, o el de las energías renovables para mejorar el rendimiento de las células fotovoltaicas.

 

FUENTE: Que.es 28 Noviembre 2011

Comentarios de Facebook