Gobierno minimiza importancia del litio como mineral estratégico

Compartir

Ministro de Minería, Laurence Golborne, afirma que esta industria no debería ser vista como estratégica, considerando su reducido tamaño.

Por Carolina Pizarro

Al litio se le ha llamado el nuevo “cobre blanco”, un mito que el gobierno de Sebastián Piñera quiere romper con el proyecto que busca eliminar la denominación de mineral estratégico y volver concesionable a esta industria. También apunta a transparentar las cifras del sector, que en Chile sólo cuenta con dos grandes actores: Salar de Atacama y SQM.

Para el ministro de Minería, Laurence Golborne, el debate que se está generando en torno al litio sincera el tamaño real de este sector. “Se trata de un área menor en Chile. La venta de carbonato de litio, el año pasado, fue inferior a los US$ 300 millones. Eso corresponde aproximadamente al 35% de las ventas mundiales. Es una industria bastante pequeña en términos relativos, no comparable con del cobre”, explica.

A su juicio, la expansión del sector vendrá de la mano del aumento de la demanda, la que a nivel mundial llega a 90 mil toneladas de carbonato de litio equivalente (LCE). La cifra es mucho menor a los recursos que existen en el mundo, los que suman 300 millones de toneladas de LCE. En Chile, las reservas de litio en el Salar de Atacama suman 40 millones de toneladas de LCE y los recursos del mineral totalizan 190 millones de toneladas de LCE.

Apuesta chilena

Para elevar el consumo, las fichas del gobierno están puestas en el incremento que pueda tener la demanda internacional por baterias de litio, necesarias para el uso de los autos hibridos. “Los escenarios más optimistas de conversión a vehículos eléctricos, indican que el año 2030 el consumo de litio recién podría subir al doble de lo que es hoy. Pero eso será en 20 años más”, detalla Golborne.

Con esta situación, afirma que la iniciativa legal que el gobierno quiere ingresar a inicios del próximo año al Congreso, no es la “panacea” para la industria nacional.

“El aumento de la demanda depende de factores externos, pero Chile tiene que moverse en la dirección correcta para resolver los temas de fondo. Sentados sobre el litio, declarándolo estratégico, sin mayor exploración, dejando a dos empresas y sin invertir en su desarrollo, no creo que se transforme en un tremendo recurso para el país en los próximos años”, asegura el titular de Minería.

Las actuales reservas que posee Chile podrían satisfacer la demanda para los próximos 2000 años de consumo mundial. “Esperamos que ese plazo se acorte”, agrega Golborne.

Amenazas para Chile

La reciente información sobre las reservas encontradas en Afganistán, con un valor estimado de 820.000 millones de euros, no alteraría el escenario interno. Para el director ejecutivo de Cesco, Juan Carlos Guajardo, Afganistán no es una amenaza para el país, ya que los yacimientos chilenos de litio son de mayor calidad y de menores impurezas, lo que hace que los costos de la industria sean más bajos. Misma opinión tiene el titular de Minería. “Chile tiene ventajas competitivas. El mineral tiene mayor concentración de salmuera, por lo tanto, sus costos son menores”, sostiene.

Para SQM, la información tampoco marca una diferencia, ya que en el mundo hay litio “en todas partes”.

Fuente: La Tercera – 19 Julio 2010

Comentarios de Facebook