Gran decepción en Educación

Compartir

La falta de un acuerdo entre el Gobierno y el Colegio de Profesores respecto a la denominada “deuda histórica”, ha dejado de lado en la discusión del Presupuesto 2010 del Ministerio de Educación aspectos muy importantes para el desarrollo de nuestro país.

Por ejemplo, resalta la poca relevancia que se otorga a la Educación Superior, que no está siendo considerada como uno de los pilares fundamentales de un país en desarrollo. De hecho, las universidades del Consejo de Rectores (Cruch) no cuentan con los recursos para recibir en forma apropiada a los nuevos alumnos el próximo año.

Por otra parte, el consenso logrado respecto al necesario apoyo a la ciencia básica y a la formación de investigadores no es consecuente con las políticas del programa Becas Chile y del incentivo al retiro y renovación académica en las universidades.

Asimismo, el programa Mecesup, creado para apoyar la transición de la economía a una basada en el conocimiento, incrementando la calidad y equidad de nuestro sistema de educación superior, deberá conformarse —según el Presupuesto que actualmente se discute en el Parlamento— con financiar solamente los proyectos en curso.

Estas situaciones plantean nuevamente la interrogante de la institucionalidad que el país necesita en estas materias. ¿Puede algún ministro tener éxito ante Hacienda en los aspectos presupuestarios de educación, al abarcar desde la preescolar hasta la universitaria, incluyendo los diversos programas de desarrollo científico y tecnológico como Conicyt? Esta discusión no puede esperar más y los candidatos a La Moneda deben expresar sin ambigüedades su posición, aunque este aspecto interese sólo a unos pocos miles de votantes. Los problemas urgentes y los importantes deben abordarse en forma conjunta.

DR. JORGE BABUL C. Presidente Consejo de Sociedades Científicas de Chile, El Mercurio

Comentarios de Facebook