La apuesta por crear combustible vehicular a partir de la celulosa

Compartir

Proyecto de la Unidad de Desarrollo Tecnológico de la Universidad de Concepción. Se inserta en decisión estatal de que este año los biocombustibles sean el 5% del total de energéticos para el transporte en el país. De éstos, el 1% podría ser a través de “tall oil”.

Por Maximiliano Videla Rudolphy

La demanda creciente por combustibles para el sector transporte, junto con el constante aumento del precio de petróleo crudo, han llevado a crear un ambiente propicio para desarrollar fuentes alternativas al petróleo en la forma de biocombustibles.

En este escenario, el Gobierno ha planteado el desafío de aumentar la participación de los biocombustibles a un 5% para 2010.

Cristina Segura, directora del proyecto, cuenta que “con la cantidad de tall oil, 45 mil a 50 mil toneladas, que se produce anualmente, se puede cubrir hasta el 1% del consumo de gasolina en Chile”.

Tall oil crudo

El tall oil crudo (TOC), subproducto de las plantas de celulosa Kraft de pino, posee un excelente potencial para ser convertido en un biocombustible con características similares a los combustibles fósiles comerciales.

Además, dado que esta composición de ácidos contiene una gama de compuestos orgánicos atractivos comercialmente, la separación de éstos junto con mejorar las características del combustible presenta una serie de ventajas económicas que hacen atractiva la idea de obtener simultáneamente un producto químico y uno energético.

El proyecto

En este contexto es que la Unidad de Desarrollo Tecnológico de la Universidad de Concepción está trabajando en un proyecto titulado “Combustible diésel y productos químicos finos a partir de tall oil”, que postula el desarrollo de las bases técnicas para la obtención simultánea de un combustible líquido vehicular y productos químicos finos de interés comercial a partir de dicha materia prima.

Rafael González, investigador de la institución, afirmó que “las ventajas económicas, aparte de una mayor independencia de la matriz energética nacional, puede generar ingresos y nuevas fuentes laborales”.

Participación extranjera

Se contempla la extracción y purificación de fitoesteroles presentes en los jabones de dicho compuesto, seguido de la conversión pirocatalítica de sus componentes volátiles en hidrocarburos tipo gasolina y diésel, utilizando una adaptación del proceso “Greasoline”, desarrollado por el instituto alemán Fraunhofer Umsicht, organización investigadora de ciencias aplicadas, para el procesamiento de ácidos grasos de aceites y grasas de baja calidad.

Al respecto, el ya citado Rafael González afirmó que “en la UDT estamos trabajamos intensamente en generar el conocimiento técnico que nos permita evaluar con todas las variables en la mesa. Aprovechando la experiencia de nuestros socios europeos”. A la vez, es necesario evaluar las alternativas tecnológicas más convenientes para incorporar el combustible producido en la refinería de petróleo Enap Talcahuano y llevar a cabo ensayos demostrativos.

También se deberá calificar el proceso desarrollado desde la perspectiva técnica, económica y comercial.

A su vez, proteger la propiedad intelectual de los resultados y plantear un modelo de negocio e iniciar todas las actividades necesarias para proceder a la transferencia de la tecnología.

Ejecución y flnanciamiento

En la ejecución del proyecto también participarán, aunque en forma asociativa con el citado instituto alemán y las empresas Arauco y MCV Ingenieros Ltda, quienes a la vez financiarán esta idea junto al Fondef (Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico).

Se trabajará tanto a nivel de laboratorio como piloto con un grupo de investigación multidisciplinario integrado por profesionales de amplia experiencia e investigadores jóvenes. Desde el 21 de diciembre del año pasado se está trabajando en este proyecto y se espera que se finalice para la misma fecha del 2012.

La Unidad de Desarrollo Tecnológico

La Unidad de Desarrollo Tecnológico es un centro de investigación y desarrollo dependiente de la Dirección de Investigación de la Universidad de Concepción, cuyo campo de acción es la investigación aplicada y el desarrollo de innovaciones tecnológicas.

En 2007 UDT logró un importante reconocimiento por parte de Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, al ser una de las ocho instituciones nacionales en ser favorecidas por el Programa de Financiamiento Basal, que apoya a Centros Científicos y Tecnológicos de Excelencia.

Inicia sus actividades en 1996 como ente de interfaz entre la investigación universitaria y las necesidades del sector productivo nacional. Desde entonces ha cumplido una importante labor relacionada con el escalamiento de procesos, el desarrollo de productos y la prestación de servicios técnicos especializados.

1% DEMANDA Ese porcentaje de la demanda de combustible en el país podría ser cubierta por el tall oil.

50 MIL TONELADAS Cantidad de tall oil que ya se produce al año en Chile, potencial que puede ser aprovechado.

5% DEL MERCADO Participación de los biocombustibles en la oferta general de energéticos que el Gobierno espera se alcance a fines de 2010.

PRODUCTO FORESTAL El tall oil crudo es un subproducto de las plantas de celulosa Kraft de pino, que posee potencial para ser convertido en biocombustible.

Fuente:
Diario de Concepción – 4 Octubre 2010

Comentarios de Facebook