Las historias de vida tras quienes estudian ciencia fuera de Chile

Compartir

Hoy culmina Encuentros 2010, cita de estudiantes de posgrado en Europa. Especializarse en el extranjero es más que trabajar en laboratorios y papers . Detrás hay familias, esfuerzo y muchos sueños por realizar.

Por Paula Leighton N.

Al más puro estilo Harry Potter, anoche un centenar de investigadores y estudiantes chilenos de posgrado cenaron faisán a la luz de las velas en el legendario St. Johns College, de 499 años.

“Quisimos que además de asistir a conferencias y ver pósteres de investigaciones, los asistentes a Encuentros 2010 vivieran un poco la vida de un estudiante de Cambridge”, cuenta Filippo Pacciarini, presidente de la conferencia, quien por cuarto año reúne a chilenos que estudian ciencias en el extranjero.

Vienen a conocer lo que hacen sus pares y a crear redes. Son más de 200 y por primera vez se integran estudiantes de las ciencias sociales. Estas son las historias de algunos jóvenes que están haciendo un camino lejos del país, pero con un pie en él.

El regreso al país

Después de cinco años fuera de Chile, los veterinarios María José Navarrete y Luis Pablo Hervé vuelven a Chile en septiembre. Llevan bajo el brazo un magíster en la Universidad de California en Davis y un doctorado en la U. de Hannover, con becas gestionadas por ellos mismos. María José va a hacer investigación y docencia a la Universidad Austral y Luis Pablo se lleva la representación de una empresa alemana de software para identificación de animales.

Para ellos, el regreso era la ruta lógica. “Siempre el plan fue volver. Pensábamos que iba a ser a Santiago, pero surgió una posibilidad en regiones y decidimos aceptarla”, cuenta Luis Pablo, acostumbrado a enfrentar desafíos junto a María José.

Tendiendo puentes

Cristóbal Uauy tiene 32 años, ha encontrado genes para aumentar los micronutrientes del trigo y otros que prolongan su resistencia a enfermedades. Ambos hallazgos publicados en Science. Desde 2009 encabeza un laboratorio en el John Innes Centre (Inglaterra), el centro estatal de investigación en biología vegetal.

En Encuentros retomó el vínculo que había perdido con Chile: junto a Ariel Orellana, director del Centro de Biotecnología Vegetal de la U. Andrés Bello, planean fórmulas de colaboración. “Podría hacer un curso, mandar estudiantes para allá… Si puedo aportar algo y eventualmente volver, me encantaría”.

Viajar en familia

Luckasz tiene 2 años y varios congresos a cuestas. “Vamos con él a todos los seminarios”, cuentan sus papás, María de los Ángeles Herane (de celeste al centro de la foto) y Alexander Pszczolkowski (a su izquierda). Encuentros no fue la excepción. Ambos están haciendo doctorados en la U. de Salamanca y presentan pósteres con sus investigaciones. Ella, sobre factores de riesgo de maltrato infantil y él, sobre recepción de cine latinoamericano.

No son la excepción. Como el evento se realiza durante las vacaciones de verano del hemisferio norte, varios participantes y expositores han llegado a Cambridge con sus hijos.

Casi una decena de niños de entre un mes y once años circulan por los patios y a veces se escucha un sollozo apagado en la sala. Los papás se turnan para cuidarlos. En la mayoría de los casos, ambos se están doctorando o haciendo un posdoctorado, y aunque reconocen que criar en este contexto tiene dificultades, también disfrutan las ventajas.

“Trabajar investigando nos da flexibilidad de horarios y eso nos permite hacer vida familiar y compartir con Luckasz mucho más tiempo que si estuviéramos trabajando en Santiago”, cuenta Alexander.

Atrapando el Sol a ocho manos

Hace cuatro años, el profesor alemán Ernesto Bucher dictó una conferencia sobre energías renovables en la Universidad de Santiago. El impacto fue tal, que hoy la física Claudia Durán y los ingenieros eléctricos Elías Urrejola, Pablo Ferrada y Enrique Cabrera -que ese día lo escucharon- están haciendo doctorados con él en el Centro Internacional de Investigación en Energía Solar de Konstanz. Investigan fórmulas para hacer más eficientes las células solares que conforman los paneles.

Estar juntos no sólo les ha facilitado encontrar casa o saber dónde conseguir una bicicleta barata. Elías, Pablo y Enrique no descartan trabajar juntos. “Tenemos fondos alemanes, pero queremos contactar en la conferencia a alguien de Chile que nos ayude a conseguir el 50% de fondos restante. Podríamos instalarnos con un instituto, una empresa de módulos solares o hacer investigación en conjunto”, ejemplifica Elías.



Estudiantes primerizos

Hace sólo cuatro días comenzó la nueva vida académica de Gianinna Muñoz y Cristian Leyton (al centro de la foto con su hijo en brazos). Ambos vienen por tres años con una beca Ford y dos Becas Chile a hacer sus doctorados en la U. de Bristol. Ella en Trabajo Social y él en Política Social. La búsqueda de una casa para vivir con su hijo Gustavo es la tarea más urgente. “Pero quisimos venir antes a Encuentros, porque es una instancia que te permite interactuar y conocer a personas que están generando conocimiento y pensando en el desarrollo de Chile desde distintas aristas: las ciencias más duras, el desarrollo productivo, la transferencia tecnológica y lo social”, dice Gianinna.

Fuente: El Mercurio – 6 Agosto 2010

Comentarios de Facebook