Las predicciones científicas que marcarán el 2011

Compartir

La revista New Scientist eligió los principales avances que se harán realidad el próximo año.

Robots de telepresencia

Imagine que no puede ir a trabajar, pero en vez de pensar en las excusas, hay una opción mucho más cómoda: un robot en la oficina que es capaz de reemplazarlo.

Se trata de la telepresencia, un sistema que ya es realidad en Japón y EE.UU. y que en 2011 promete pasar de la ciencia ficción a la realidad. El sistema funciona así: el robot está equipado con un sistema inteligente -capaz de evitar obtáculos-, un control remoto en internet para guiarlo y una cámara que permite al usuario monitorear desde cualquier PC lo que está viendo el robot. Así puede vigilar desde donde está sus tareas y si quiere dar instrucciones un monitor LCD en la cabeza del robot muestra su cara y emite a los demás trabajadores sus órdenes.

El año de los autos eléctricos

Si bien esta tecnología es una realidad todavía muy costosa, 2011 será el año de su masificación y proliferación, según la revista.

Una de las principales críticas que han tenido estos automóviles es la poca autonomía de viaje que poseen con una sola carga de batería. El Chevy Volt, por ejemplo, solo puede llegar a 60 kilómetros con una carga, aunque luego puede usar un motor a combustible, perdiendo el sentido del auto eléctrico.

Pero ya hay una solución. Mitsubishi, por ejemplo, pondrá a la venta el próximo año un modelo, cuya batería es capaz de durar hasta 160 kilómetros con la misma carga.

La publicación apuesta, además, a que la industria estadounidense deberá renovarse ante estas tecnologías y sumarse al boom eléctrico si quiere salvarse de las pérdidas que ha tenido este año.

Un planeta similar a la Tierra

Este año se encontró el planeta Gliese 581: el primero ubicado dentro de la denominada “zona de oro”de su sistema solar o a la distancia adecuada de su sol para que pueda existir agua y vida. Desde allí, las posibilidades de poder encontrar un planeta “gemelo” a la Tierra, es decir, con su mismo tamaño y características crecieron exponencialmente. De hecho, según New Scientist, existe un 82% de posibilidades de que se pueda encontrar una verdadera “copia” de nuestro planeta durante el próximo año. De hecho, en febrero de 2011 el laboratorio espacial Kepler, diseñado para buscar exoplanetas, dará a conocer los datos acumulados desde marzo de 2009. Si Gliese 581, cuya existencia aun no ha sido comprobada, tiene un índice de habitabilidad de 0,4, se espera que un nuevo planeta sea más cercano a 1, es decir, idéntico a la Tierra.

Alza de la navegación espacial privada

Finalmente los contratos firmados por la Nasa desde el año 2008 comenzarán a exigirse. Con los transbordadores al borde de la jubilación, serán las firmas privadas las encargadas de llevar al espacio a los nuevos astronautas.

La cápsula Dragon, de la compañía SpaceX, comenzará a llevar carga hacia la Estación Espacial Internacional desde el próximo año y, en el futuro, incluso astronautas.

Y vienen aún más esfuerzos como este: solo en 2010 se distribuyeron 50 millones de dólares a empresas para la creación de estos “taxistas espaciales”.

El 2011 también será el año en que Virgin Galactic pretende realizar su primer vuelo espacial para turistas, mientras que Boeing hará lo suyo con sus propias cápsulas.

Tratamientos con células madre

La ceguera y la parálisis: dos males que producen invalidez a millones de personas, en 2011 podrían encontrar su cura mediante el tratamiento con células madre, lo que a su vez revelará el potencial terapéutico de estos tratamientos génicos.

El laboratorio Advanced Cell Technology está probando un tratamiento donde se inyectan células de la retina obtenidas de células madre para sanar pacientes con distrofia macular. Los científicos esperan hallar mejoras en un plazo de hasta seis semanas. Más ambiciosa es la prueba de la empresa biotecnológica Geron, en California, donde 11 pacientes recibirán células madre en su médula espinal para intentar regenerar nervios que les permitan recuperar la movilidad. Ambos resultados serán claves a la hora de establecer los verdaderos beneficios de estas terapias.

FUENTE: La Tercera – 31 Diciembre 2010

Comentarios de Facebook