Negar que el VIH provoca SIDA es un atentado a la salud pública

Compartir

Me he encontrado una campaña de salud que atenta contra la salud. La encontré en la web de una editorial llamada el “Guardián de la Salud” y que, a todas luces, no le hace honor a su nombre. Se trata de una campaña denominada “El VIH No Existe“…y lo dicen en serio.

 

 

Veamos de qué trata todo esto.

Los negacionistas del VIH adhieren a una supuesta ausencia de pruebas que establezcan concluyentemente que el SIDA sea consecuencia del VIH. Es mas, en la web de dicha campaña apuntan contra Robert Gallo, de cuyo trabajo se reconoce precisamente el haber identificado al VIH como agente causante del SIDA y, para los propulsores de ésta campaña, como quien iniciara uno de los más grandes fraudes. En la campaña se refieren a la “supuesta” enfermedad llamada SIDA producida por un “supuesto” virus llamado VIH. ¿De dónde surge esto?. El más destacado expositor de esta corriente negacionista es Peter Duesberg, un virólogo de la Universidad de California en Berkeley.  Es él quien dice que el VIH es inofensivo y que el SIDA es causado por factores no contagiosos incluyendo abuso de drogas, desnutrición e incluso las mismas drogas que se usan para combatir al VIH. Aquí un resumen de su artículo publicado en su propia web en que lo señala: “The AIDS Dilemma: drug diseases blamed on a passenger virus“.

 

No es el único que duda de la causalidad VIH-SIDA. También está el “Grupo de Perth” de Australia que, conformado por médicos y encabezados por la biofísica Eleni Papadopulos-Eleopulos, han sostenido que el VIH ni siquiera existe, por tanto mucho menos que el SIDA sea causado por éste. Pueden ver sus argumentos en su web aquí: The Perth Group.

 ¿Tienen fundamentos científicos para decirlo? No. En la web de la campaña que aludo dice: “Es como poco triste e indignante que esta “bola de nieve” haya sido lanzada y aceptada por la comunidad científica internacional sin cuestionarse su veracidad“. Error que delata su escaso conocimiento de la ciencia y sus prácticas de validación de conocimiento.

 

En ciencias lo que más se hace es “cuestionar”. Es más, la revisión de la validez experimental es precisamente lo que más ha destacado a la ciencia en su práctica de generación de conocimiento, es decir, antes de sancionar algo como “aceptado” este ha debido sortear las pruebas de refutación que pares independientes hayan hecho de los alcances empíricos de un estudio. Se examinan la coherencia metodológica, pertinencia operacional de variables y, por supuesto, la confiabilidad instrumental que sustenta sus resultados. O sea, decir que la comunidad científica internacional acepta una premisa sin antes haberla cuestionado es simplemente no saber cómo es la ciencia.
Pero veamos lo que sí dice la ciencia respecto del VIH y su relación causal con el SIDA.
Un dato de encuadre epidemiológico: A fines de 2010, aproximadamente 34 millones de personas [31,6 millones–35,2 millones] vivían con el VIH en todo el mundo (Fuente:INFORME DE ONUSIDA PARA EL DÍA MUNDIAL DEL SIDA | 2011).

 

Nº de personas que viven con VIH 1990-2009 (Fuente: Avert.org)

 

Según el negacionismo del VIH esta gente está infectada de un virus ficticio. Pero claro, para quienes ven conspiraciones en todas partes, esta fuente no es confiable, así que en adelante me remitiré a papers de investigadores publicados en revistas científicas con sistema de referato (peer review).

En este mismo post les comentaba que Peter Duesberg publicaba en su propia web sus conclusiones que rechazaban la causalidad VIH-SIDA. Pues bien, resulta que hace poco él (junto a otros seis firmantes) publican su estudio en la edición impresa de la RevistaMedical Hypoteses que luego se indexa en PubMed bajo el título “AIDS since 1984: no evidence for a new, viral epidemic–not even in Africa” ¿acaso supone esta publicación un reconocimiento de la validez de la hipótesis negacionista? Pues no, toda vez que el texto original publicado en Medical Hypotheses no tuvo revisión de pares. Es más, enviada a escrutinio metodológico ésta fue rechazada. Los mismos editores responsables de PubMed publican que han decidido retirar dicho artículo luego de haberlo enviado a revisión de pares a otra prestigiosa revista de alto impacto como The Lancet, desde donde se rechaza y recomienda su retirada. Pueden ver el comunicado de PubMed aquí: “WITHDRAWN: HIV-AIDS hypothesis out of touch with South African AIDS – A new perspective.”
La cuestión no es cansina, la responsabilidad de la comunidad científica no sólo radica en generar conocimiento válido y confiable, sino también en desmontar las falacias de la pseudociencia. Así lo entendieron en Science que publicara “The Duesberg Phenomenon” (Science 266:1642-1644) y otros más (Ver todos los documentos aquí) para refutar los postulados de Duesberg.

En éste se señala de manera clara y contundente que hay gran cantidad de evidencias de que el VIH es responsable de la enfermedad y de la letalidad, que el HIV cumple con los postulados clásicos de Koch para ser asignado como responsable del SIDA, y que ni el AZT ni las drogas ilegales provocan la inmunodeficiencia característica de esta enfermedad. Más aún, Science señala que el modelo que usó Duesberg para explicar sus puntos de vista, en realidad confirman el papel del VIH en el SIDA. Zas! en toda la boca.

La evidencia epidemiológica exhibe con claridad la relación entre VIH y la emergencia del SIDA. Uno de los países con mejor pesquisa de estos datos es Tailandia, de cuyas estadísticas destaco esta gráfica:

 

VIH y SIDA en Tailandia, 1984-2000.

 

Como bien señalan en AVERT, “la gráfica muestra que durante los años 90’s hubo un incremento dramático en el número de casos de SIDA reportados. Este incremento vino después de un brusco aumento en la prevalencia de VIH“.

Si todavía quedan dudas respecto de la causalidad VIH-SIDA les invito a revisar esta completa recopilación de estudios publicada en National Institute of Allergy and Infectious Diseases (NIAID) – NIH que presentan toda la evidencia (y método) que han llevado a afirmar, no sólo la existencia del VIH, sino que éste es el causante del SIDA: “The Evidence That HIV Causes AIDS“. Si aún no es suficiente evidencia revisen la información de Centers for Disease Control and Prevention (CDC) en su versión en español aquí.
Agrego un video del momento en que una célula T CD4+ infectada con el virus VIH (color verde) transmite la infección a otra célula T CD4+ mediante contacto sináptico entre ambas células.

 

 

Los negacionistas dirán que un video en YouTube no tiene validez (a pesar de que siempre en sus debates ponen sólo videos y documentales), y les encuentro la razón, por eso es que además del video que les comparto les doy la referencia del paper de la investigación que da origen a éste video. Lo encuentran en la revista Science bajo el título “Quantitative 3D Video Microscopy of HIV Transfer Across T Cell Virological Synapses” ( Science 323:1743-1747).

 

La divulgación de la duda infundada es criminal, tal como lo es en el caso de la vacunación infantil, el señalar que el VIH no provoca SIDA es simplemente un atentado a la salud pública.

Usan el miedo como estrategia y la ignorancia como albergue. No debemos permitir que estos discursos pseudocientíficos sigan proliferando, pues más temprano que tarde lamentaremos sus consecuencia. Hay que pararle la mano a la pseudociencia, pues es la forma más dañina de revestir a la ignorancia.

 

Un dato anecdótico: Robert Gallo (co-descubridor del VIH) ofreció a Peter Duesberg (virólogo negacionista) que si tan seguro estaba de que el VIH no provoca el SIDA, que se lo inoculase él mismo. Como era de esperarse, Duesberg no aceptó el desafío.

 

Acerca del autor

Mi nombre es Alexis Rebolledo Carreño, estudié sociología y cursé mi Magister en Investigación Social y Desarrollo en la Universidad de Concepción. Actualmente soy Jefe de la Unidad de Investigación de la Facultad de Educación y Hdes. de la Universidad del Bío-Bío, sede Chillán. Imparto asignaturas de metodologías de investigación cuantitativa y cualitativa a estudiantes de pre y posgrado, para quienes además he creado una revista virtual (www.licentiare.cl) de la cual soy editor y en la que se publican sus ensayos, tesis y opiniones. Mis áreas de investigación son educación científica, formación laboral, empleabilidad y sociabilidad contemporánea”.

Contacto: arebolledo@ubiobio.cl, Twitter: @el_alexis

________________________________________________

Artículo original en: http://www.hypothesis.cl/2012/08/negar-que-el-vih-provoca-sida-es-un.html

Comentarios de Facebook