No tema al falso fin del mundo de 2012

Compartir

Existe un temor generalizado e innecesario sobre un supuesto apocalipsis el 21 de diciembre de 2012. Algunas personas se preocupan por la profecía maya del fin del mundo, otros le temen a diversos riesgos astronómicos como la colisión con un planeta errante. Las encuestas de opinión sugieren que uno de cada diez estadounidenses está preocupado de si acaso sobrevivirá más allá del 21 de diciembre de este año, y los profesores de secundaria de todos lugares informan que muchos de sus estudiantes temen un próximo apocalipsis. A continuación presentamos una breve desacreditación para estos temores.

Calendario maya: El calendario maya, que está formado por diferentes ciclos o cuentas de días, no termina este año. Más bien, finaliza un ciclo de 144.000 días (394 años) y comienza el próximo ciclo.

Profecía maya: Los antiguos mayas no predijeron el fin del mundo o un desastre en diciembre de 2012. Dichas predicciones apocalípticas son un engaño moderno.

Planeta Nibiru: Nibiru es probablemente el nombre de un dios encontrado en un antiguo escrito mesopotámico. No existe un planeta llamado Nibiru, y los libros del economista Zecharia Sitchin acerca de una civilización en ese planeta son un engaño.

Un planeta errante se dirige hacia la Tierra: Durante la última década ha habido informes de un objeto errante (el Planeta XNibiru, Hercólubus, o incluso el cometa Elenin) que chocará con la Tierra en diciembre de 2012. Estas afirmaciones no son ciertas. Si dicho mundo amenazante existiese, sería uno de los objetos más brillantes en el cielo, y los astrónomos (profesionales y aficionados) lo habrían estado rastreando durante años. Si existiese, su gravedad distorsionaría las órbitas de los planetas, especialmente de Marte y la Tierra. Por eso, entre otras razones, los astrónomos saben que no existe.

Alineaciones planetariasNo hay alineaciones de planetas en diciembre de 2012. Habrá una alineación “aproximada” de la Tierra y el Sol con el centro de la galaxia en diciembre, pero eso ocurre todos los años. En cualquier caso, las alineaciones planetarias no tienen efectos en la Tierra.

Cambio de polos: No hay nada extraño este año con respecto a los polos magnéticos o los polos de rotación de la Tierra. La polaridad magnética cambia cada un millón de años más o menos, pero no está ocurriendo ahora, y probablemente pasarán miles de años antes que suceda. Un cambio repentino en el eje de rotación nunca ha ocurrido y no es posible. Si hubiese cualquier cambio en la rotación de la Tierra, sería notado inmediatamente debido a la falla de nuestros sistemas de GPS.

Aumento de desastres: Nuestro planeta se está comportando como de costumbre en 2012, aunque vemos cada vez más noticias sobre desastres naturales. No ha habido un aumento en la cantidad de terremotos o erupciones volcánicas. Ha habido un aumento en cuanto a los climas extremos, incluyendo sequías e inundaciones, que son parcialmente atribuibles al calentamiento global, pero no está relacionado con un apocalipsis de 2012.

Explosiones solares: Se espera que el ciclo de actividad regular del Sol de 11 años alcance su máximo en 2013, no 2012. Las explosiones o estallidos solares(llamaradas y eyecciones de masa coronal, CMEs) pueden dañar los satélites en órbita, pero no nos lastimarán en la superficie. Se prevé que la fuerza del máximo solar de 2013 esté bajo el promedio, no más alto.

Conspiración búnker: Las acusaciones de un encubrimiento masivo por parte del gobierno no tienen sentido. Ningún gobierno podría ocultar la ‘llegada’ de un planeta o silenciar a cientos de miles de científicos. Los rumores de que se están construyendo enormes búnkeres en EE.UU. o cualquier otro lugar para proteger a la élite son mentiras. Es cierto que algunas personas están construyendo refugios privados, pero su temor a 2012 es exagerado y están desperdiciando su dinero.

Niños asustados: El grupo más vulnerable a las mentiras de un supuesto fin del mundo son los niños. Los profesores informan que muchos de sus estudiantes están asustados y algunos incluso han pensado en suicidarse. Esta es la consecuencia más trágica del mito de 2012.

El fin del mundo: La idea de un fin del mundo repentino por cualquier causa es absurda. La Tierra ha estado aquí durante más de 4 mil millones de años, y lo estará varios miles de millones de años antes que la expansión del Sol haga inhabitable nuestro planeta. Mientras tanto, no hay ninguna amenaza astronómica ni geológica conocida que pudiese destruir la Tierra.

Cosmofobia: Mucha gente escribe a los astrónomos porque tienen miedo de la astronomía. Cuando leen sobre algún nuevo descubrimiento, lo primero que piensan es que puede hacerles daño, incluso si está ocurriendo en una galaxia lejana. No hay razones para tener dichos temores, lo que podríamos llamar cosmofobia (miedo al Universo). Esta oleada de preocupación parece ser el resultado de demasiadas teorías de conspiración e historias sensacionalistasdifundidas en Internet y medios de prensa irresponsables. Los objetos astronómicos están tan alejados que no pueden ser una amenaza para la Tierra. Por favor, no temas al Sol, los planetas, cometas o asteroides. El Universo no es tu enemigo.

Fuente: Instituto de Ciencia Lunar

 

Acerca del autor

Felipe Campos, estudiante de Ingeniería Informática. Atraído desde pequeño por la ciencia, y aficionado a la astronomía desde hace algunos años. Autodidacta en esta ciencia que, con el tiempo que dispongo, intento acercar un poco a la gente, ya sea mediante traducción de artículos o publicación de eventos y actividades astronómicas en Chile. Traductor de ESOcast para el Observatorio Europeo Austral.

Ver los artículos de Felipe Campos →  Web  Twitter  Google+

_____________________________________________________

Artículo original en: http://www.cosmonoticias.org/no-tema-al-falso-fin-del-mundo-de-2012/

Comentarios de Facebook