Parlamentarios rechazan financiamiento fiscal a universidades privadas

Compartir

Los legisladores apoyaron la política de “nuevo trato” que exige la U. de Chile. Esto, después de reunirse con el rector de dicho plantel. Además, ante la petición de Lavín de una “tregua” dijeron que no había ninguna guerra para tal petición.

Senadores y diputados de la Concertación, tras reunirse este jueves con el rector de la Universidad de Chile, Víctor Pérez, enfatizaron que no aceptarán que se ponga en el mismo plano de financiamiento a las universidades privadas con las públicas, y uno de ellos sostuvo que no están en una ‘guerra’, en referencia a lo expresado por el ministro de Educación, Joaquín Lavín de que haya una ‘tregua’ en esta polémica.

Todo esto, luego que el jefe de la División de Educación Superior del ministerio de Educación, Juan José Ugarte, anunciara en La Tercera una reforma profunda en la educación universitaria.

“Hemos venido a expresar nuestro pleno apoyo a la política de “nuevo trato” que está exigiendo la Universidad de Chile al Gobierno y al Estado, y con mucha legitimidad, para defender el patrimonio de una educación superior republicana, abierta a todos, accesible, que se juegue por el desarrollo, que garantice niveles de calidad a todos los jóvenes y a todos los ciudadanos de Chile”, expresó el diputado Rodrigo González (PPD).

“No aceptamos de ninguna manera, agregó, que el ministro (Joaquín) Lavín nos esté planteando una tregua como si estuviéramos en guerra. No estamos en guerra. Si se han abierto hostilidades éstas han sido del propio ministro Lavín y una de las hostilidades que ha planteado es poner en el mismo plano las universidades privadas y las universidades públicas”, dijo el diputado.

González indicó que le han planteado al rector que las universidades públicas, especialmente las del Consorcio del Estado, deben tener un trato preferente.

“Aquí hay una política del ministro Lavín que busca garantizar, asegurar y darle privilegio a la educación privada por sobre la educación pública y apoyar más a las primeras poniéndolas en el mismo plano que las públicas y asegurándoles un nuevo tipo de financiamiento; eso no lo vamos a aceptar y para eso junto con los rectores, el Colegio de Profesores, los movimientos estudiantiles, la Confech y otras entidades de la educación estamos configurando un gran movimiento de defensa de la educación chilena”, expresó el diputado González.

Por su parte, el senador Jaime Quintana (PPD) sostuvo que le han planteado al rector Víctor Pérez, que no comparten “la propuesta de la dupla Lavín-Ugarte porque claramente ello conlleva a un retroceso en materia de educación superior, el volver a las privatizaciones en materia de educación superior tal como se hizo en la década de los ’80, y eso genera inequidad, y creemos que no es la mejor señal al mundo universitario especialmente en el año del Bicentenario”.

Añadió que “el gobierno lo que quiere es que el Aporte Fiscal Directo, que hoy cubre con dificultad, dado que no supera el 10% del financiamiento de las universidades públicas, entre otras la Casa de Bello, esos dineros que se reparten entre las 25 universidades del Consejo de Rectores ahora deban repartirse entre 60 universidades incluyendo allí a universidades que claramente tienen una finalidad de lucro y que poco nada tienen que ver con el desarrollo estratégico del país”.

Junto a esos parlamentarios estuvieron presentes también los senadores Eugenio Tuma (PPD) y Guido Girardi (PPD), y los diputados Mario Venegas (DC) y Sergio Aguiló (PS).

Fuente:
La Tercera – 15 Julio 2010

Comentarios de Facebook