Podremos “leer” en Chile nuestros secretos genéticos

Equipo de última generación. Hasta ahora, quienes querían secuenciar un genoma completo debían pagar a laboratorios en el exterior. Desde noviembre se podrá hacer en el país.

Por Nicolás Luco Rojas

El doctor Patricio Manque, tecnólogo médico y doctor en Microbiología e Inmunología de la Escuela de Biotecnología de la U. Mayor, será el encargado de manejar el primer secuenciador de genoma completo que existe en Chile y que adquirió esa casa de estudios. La máquina sirve para “leer” los genes que hacen que un ser vivo sea lo que es, tenga las capacidades que tiene o las enfermedades que tiene.

Por eso, “secuenciar” genes y trasladar los más fuertes a organismos con genes débiles es el alma del presente y del futuro.

El doctor Manque hizo su carrera en Brasil y EE.UU., los últimos años trabajó en el Laboratorio de Complejidad Biológica en Virginia Commonwealth University y hoy es el director del nuevo Centro de Genómica y Bioinformática de la Universidad Mayor, que implicó una inversión de unos dos millones de dólares.

Su corazón será el secuenciador de genoma “454” que ya está en el país y que costó cerca de 500 mil dólares. Secuencia o “lee” genomas completos, lo que es clave para el futuro de la salud, agronomía, minería.

Los chinos tienen cientos

China está agregando 500 secuenciadores como el que manejará el doctor Manque. “Los chinos hicieron una lista de seres vivos de interés económico cuyo genoma quieren secuenciar. Podrán entonces aprovechar sus genes y patentar sus usos”, cuenta el médico.

El secuenciador en Chile servirá para estudiar el genoma de seres vivos que nos interesan, como el maqui, las bacterias que procesan cobre, el loco, el salmón.

“Hoy no se necesita la especie, se secuencia su genoma y se emplean sólo los genes útiles. Las bacterias reproducen los productos de esos genes, multiplicando la propiedad buscada, por ejemplo, un antioxidante. Lo que consigue utilidades es patentar el uso de los genes”, cuenta el experto.

México, por ejemplo, ha secuenciado el maíz, el ágave del tequila, el armadillo… investigarlos es una política de Estado.

Desde Chile, los investigadores de la Universidad de Talca envían sus muestras a Corea, donde secuencian trozos de genoma. Nuestros salmoneros pagan millones a una empresa canadiense que secuencia el genoma del salmón. “Nosotros lo haríamos a precio más bajo”, dice Manque. El laboratorio comenzará a funcionar en noviembre y el doctor Manque confía en obtener financiamiento para costear los insumos necesarios para hacer funcionar el secuenciador. Y enumera lo que sería de interés secuenciar en Chile: la cepa del vino carmenère, el loco, la nalca, el maqui… Hay que protegerlos, dice.

Para qué sirve

Leer el genoma es útil, por ejemplo, para entender las bacterias de la piel, de la boca, del tracto digestivo; se pueden comprender los patógenos, como los que causan enfermedades tales como tuberculosis, influenza… Y generar remedios. Desarrollar tests para enfermedades genéticas complejas, comprender el riesgo de los parientes, llegar a la medicina personalizada. Ya conocemos, por ejemplo, el genoma de la bacteria de la meningitis, así han surgido vacunas. También desarrolla la minería, la agricultura, la pesca.

Fuente: El Mercurio – 29 Septiembre 2010

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.