Políticos y científicos abogan por la creación del ministerio de Ciencia

Compartir

Políticos y científicos abogan por la creación del ministerio de Ciencia
Repercusiones tras la renuncia de Francisco Brieva a Conicyt

Por: Alexis Ibarra O.

Dicen que es crucial que Chile aumente su gasto en el rubro para acercarse al 1% del Producto Interno Bruto. Senador Girardi piensa rechazar el presupuesto si no se hace nada al respecto.

El viernes pasado Francisco Brieva se preparaba para dejar su oficina de Moneda 1375, la misma que lo acogió trece meses mientras era presidente de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt). Días antes había presentado su renuncia tras seis meses sin recibir un sueldo y hastiado de la burocracia del Estado que no lo dejó actuar. También por la poca importancia que se les daba a la ciencia, la tecnología y la innovación en los círculos de poder. “Me voy sin recibir respuesta ni de la Presidenta, ni del Ministerio de Educación”, dijo.

La respuesta llegó recién ayer, en un escueto comunicado del Ministerio de Educación, en el que aceptaban su renuncia.

La partida de Brieva dejó en evidencia la delicada situación institucional en la que se encuentra Conicyt. La noticia remeció el ambiente y motivó que políticos como los diputados Giorgio Jackson y Karla Rubilar, y los senadores Francisco Chahuán e Ignacio Walker mostraran su preocupación por la situación en las redes sociales. “Qué vergüenza lo que pasó con el profesor Brieva en Conicyt. Lamentablemente en Chile no valoramos las ciencia y tecnología”, escribía Jackson.

Más lejos fue el senador Guido Girardi, presidente de la Comisión Desafíos del Futuro, quien en una conferencia de prensa amenazó con rechazar todas las partidas presupuestarias y aconsejar a los senadores para que rechacen el presupuesto si es que la situación de la ciencia en Chile no se soluciona.

“La comisión Philippi (creada en el gobierno de Piñera) concluyó que Chile debe tener un ministerio de Ciencia. Lo mismo hizo la comisión que nombró la Presidenta Bachelet. Lamentablemente, todas esas comisiones generan palabras que se las lleva el viento y ninguna política real”, señaló.

“Si uno mira el presupuesto de 2016, es un presupuesto sin visión ni ambición. Nos condena a la mediocridad y a quedar anclados al siglo XX, es un presupuesto que no entiende los cambios que hay en el mundo”, comentó, aclarando que Chile destina solo el 0,35% de su PIB a ciencia, innovación y tecnología, mientras los países avanzados lo hacen entre el 4% y 5%.

Girardi, quien estaba junto a Juan Asenjo, premio Nacional de Ciencias y presidente de la Academia de Ciencias, recordó que la Presidenta Bachelet, en su gobierno anterior, creó el programa de Becas Chile para que jóvenes científicos pudieran doctorarse en prestigiosas universidades extranjeras. “Si no les hacemos espacio en Chile, no van a volver, lo que sería un gran regalo para los países desarrollados. Les estaremos regalando nuestros jóvenes talentos”, dijo.

“Los políticos están postergando la decisión de que Chile sea un país desarrollado”, agregó Asenjo. Para él es fundamental que se invierta cerca del 1% del PIB y se cree un ministerio de Ciencia, donde su cabeza pueda sentarse de igual a igual con los otros ministros.

Jorge Babul, presidente del Consejo de Sociedades Científicas, formó parte de la Comisión Presidencial Ciencia para el Desarrollo que formó la Presidenta Bachelet y cuyo informe se entregó en junio de este año para influir en el presupuesto. “Nuestras proposiciones para fortalecer el desarrollo de la ciencia y de entusiasmar a los jóvenes para participar en ella no se vieron reflejadas en el presupuesto… Nos sentimos engañados”, dijo.

Desde la Fundación Más Ciencia, que agrupa a jóvenes científicos, dicen que estamos en una crisis extrema. “Tocamos fondo. La importancia para el gobierno de la ciencia es nula”, aclara Katia Soto, directora de la fundación.

“Dos comisiones, en dos gobiernos distintos, llegaron a la conclusión de que es necesario un ministerio. Pero son solo intenciones”, dice. “Sin un ministerio que gestione bien los recursos, cualquier aumento en el presupuesto de la ciencia será botar plata a la basura”.

314.981 millones
de pesos sería el presupuesto de Conicyt para 2016, incluyendo fondos para la Iniciativa Científica Milenio, que ahora pasa a ser administrada por la institución.

Fuente: El Mercurio, 3 Noviembre 2015.

Comentarios de Facebook