Presupuesto 2011: Estancamiento de la Ciencia Chilena

Compartir

I. Ley de Presupuesto 2011 y la Ciencia Chilena.

En el marco de la tramitación del proyecto de Ley de Presupuestos 2011, la Asociación Nacional de Investigadores en Postgrado (ANIP) ha elaborado un análisis de los recursos asignados para fomentar y desarrollar la ciencia y el capital humano avanzado nacional.

Esperamos que el presente documento fortalezca la discusión del proyecto de ley que actualmente se encuentra en el Congreso Nacional, con miras a fomentar la creación y desarrollo de la Ciencia y el Capital Humano Avanzado chileno.

El documento completo lo puedes descargar de aquí

II. Consideraciones Iniciales

  • El desarrollo y fomento de la ciencia y el capital humano avanzado chileno dependen directamente de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT).
  • CONICYT corresponde a una agencia ejecutora que depende institucionalmente del Ministerio de Educación. En este contexto, el fortalecimiento y desarrollo de la ciencia y el capital humano avanzado chileno dependen de las asignaciones presupuestarias que este organismo le otorgue.
  • El presupuesto asignado para el 2011 contempla un incremento de un 5,1% en comparación al periodo anterior.

III. Presupuesto 2011: Estancamiento de la Ciencia Chilena.

En primer lugar, el incremento reportado del 5,1% no corresponde al incremento real. Esto debido a problemas administrativos ocurridos en administraciones pasadas que no consideraron para el presupuesto 2010 el ítem de “Apoyo Complementario a Estudiantes de Postgrado”. De esta forma, calculando dicha partida el incremento real está cercano al 4,8% (calculado tomando en cuenta montos para este ítem desde proyecto de ley 2010).

Un rápido análisis de este 4,8% revela un preocupante retroceso y estancamiento del  fortalecimiento y desarrollo de la capacidad científica nacional, sustento de la innovación y desarrollo tecnológico. Del mismo modo, se destaca que la principal partida responsable de este incremento corresponde al cuestionado programa de Becas Chile para estudios en el extranjero.

Del mismo modo se ha afirmado que para innovación, ciencia y tecnología, el presupuesto 2011 contempla un total de $418.933 millones, destacándose el Fondo de Innovación para la Competitividad, que contará con $125.296 millones, lo que representa un aumento real de 5,9% respecto de 2010. Sin embargo, no se cuenta con una información detallada de en qué ítems se invertirán estos recursos para determinar el real impacto en el desarrollo científico, tecnológico y de innovación nacional.

A continuación, se presenta un breve análisis del proyecto de ley, en el cual se destacan aquellos ítems que presentan un aumento, disminución o estancamiento de sus respectivas asignaciones presupuestarias.

FUENTE: DIPRES 2010

A) Iniciativas Científicas con Recortes Presupuestarios:

  • Becas Nacionales de Postgrado:

A pesar de lo mucho que durante el último tiempo se ha hablado sobre la importancia de aumentar sostenidamente el número de investigadores nacionales, mediante el incremento del número de becas para realizar estudios conducentes a los grados de Magister y Doctor en Chile, la partida presupuestaria 2011 contempla una reducción marginal del 0,1%. Pese al reiterado discurso que indica la necesidad de incentivar la formación de nuevos profesionales con grados de Magister y Doctor, el análisis de la actual partida presupuestaria deja claro que no sólo no estamos creciendo, sino que estamos retrocediendo en esta materia.

De la misma forma, preocupa que mientras las becas nacionales presenten un estancamiento y leve retroceso, el cuestionado programa de Becas Chile tenga un aumento cercano al 30%. En especial cuando numerosas organizaciones nacionales e internacionales, como el Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad (CNIC), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la Academia Chilena de Ciencias y el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas, han afirmado la necesidad de lograr un equilibro entre la formación de capital humano en Chile y el Extranjero. Dicho equilibrio no se ve reflejado en la partida presupuestaria 2011.

  • Cooperación Internacional:

Una de las razones para que nuestro país sea líder en investigación en Latinoamérica, con rankings de calidad superiores a países europeos y asiáticos, corresponde a las altas tasas de colaboración internacional entre los investigadores chilenos y sus pares en el extranjero. Esto debido a que “la ciencia chilena está estrechamente integrada con las redes internacionales de ciencias”. De esta forma uno esperaría que los ítems relacionados a esta materia presentaran un incremento sostenido en el tiempo.

Sin embargo, podemos observar que el ítem de cooperación internacional presenta un  preocupante recorte presupuestario del 7,3%, el cual asciende a 52 MM$. Claramente esto contrasta con las metas que nuestro país se ha propuesto en estas materias.

  • Fondo de Fomento Ciencia y Tecnología (FONDEF):

La iniciativa FONDEF busca promover la vinculación y asociatividad entre instituciones de investigación y empresas, con el objetivo de desarrollar proyectos de investigación aplicada, desarrollo precompetitivo, interés público y transferencia tecnológica, especialmente en aquellas áreas definidas como prioritarias para el país, asumiendo el desafío de avanzar hacia una sociedad y una economía basadas en el conocimiento.  A pesar de la importancia que tiene esta iniciativa para fomentar el desarrollo de la ciencia aplicada del país, el recorte presupuestario asciende a un 2,6%, equivalente a 369 MM$.

  • Programas regionales de investigación Científica y tecnológica:

Estos programas están orientados a apoyar a las regiones para que, en conjunto con los gobiernos regionales, consejos regionales, agencias regionales, centros e institutos tecnológicos, universidades y empresarios de cada zona, promuevan la creación de Centros Regionales de Desarrollo Científico y Tecnológico a lo largo de todo Chile. Esta iniciativa presenta un significativo recorte presupuestario que asciende a un 24,9%, equivalente a 867 MM$.

  • Programa Científicos de Nivel Internacional:

Esta iniciativa busca entregar recursos para la contratación de científicos de nivel internacional en las universidades estatales regionales. De esa forma, se pretende incentivar la inserción de investigadores de alto nivel desde el extranjero, potenciando la capacidad científica de las regiones del país y contribuyendo a la descentralización de la ciencia chilena. En el presupuesto 2011 esta partida presenta un significativo recorte presupuestario que asciende a un 75%, equivalente a 2.197 MM$.

B) Iniciativas Científicas con Estancamiento Presupuestario:

Análisis de la partida presupuestaria revela que numerosas iniciativas presentan un incremento nulo:

  • Convenio Investigación Astronómica ESO/AUI
  • Convenio Gemini
  • Fondo Publicaciones Científicas
  • Iniciativa Explora

Es preocupante que a pesar de la ventaja estratégica que nuestro país posee para la investigación en áreas de la Astronomía, la inversión en esta materia no presente un incremento sostenido durante las últimas partidas presupuestarias.

Aun más preocupante es el estancamiento presupuestario que por décadas que ha tenido la Iniciativa Explora. Estudios revelan que nuestro país se destaca por la escasa o nula valoración de la ciencia y tecnología que poseen sus habitantes, del mismo modo por la escasa difusión de las ciencias en todas sus formas. Como ANIP tenemos la firme convicción de la vital importancia de la existencia de un compromiso a nivel país sobre la difusión de la ciencia chilena. El programa Explora es la instancia más importante que existe para dar a conocer a la comunidad escolar (y sus familias)  la contribución de nuestros científicos al conocimiento y desarrollo del país. Además este programa permite a miles de niñas y niños, desde la edad pre-escolar, desarrollar conocimientos, habilidades y actitudes que serán claves más allá del ámbito académico.

C) Iniciativas Científicas con Incrementos Marginales e Insuficientes:

Dentro de las partidas que presentan un incremento presupuestario destaca el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDECYT). La misión de FONDECYT es estimular y promover el desarrollo de investigación científica y tecnológica de base en nuestra nación. Este programa ha permitido consolidar la actividad científica del país al dotarlo de una masa crítica cada vez más especializada en las distintas áreas del conocimiento, infraestructura científica y tecnológica, redes de investigadores articuladas y un conocimiento científico-tecnológico compatible con los niveles de desarrollo económico-social alcanzados por Chile.

El análisis de la partida presupuestaria revela un incremento de un 20,1% de los recursos entregados a esta iniciativa, lo cual es equivalente a 9.897 MM$. Si bien un aumento de un 20% es un claro avance en esta materia, un análisis del detalle de la asignación de estos recursos deja patente grandes falencias del financiamiento de la ciencia chilena.

En la asignación presupuestaria, el responsable del incremento informado corresponde al ítem de creación de Centros de Excelencia de Investigación Avanzada. Este ítem individual presenta un aumento del 72% comparado con el año 2010. Incremento que ANIP destaca y que sin duda está acorde con el incremento de la infraestructura y la consolidación de grupos de investigación que necesitamos.

Sin embargo, el combustible de la investigación científica chilena está dado por los proyectos regulares y de iniciación FONDECYT, y para esta partida presupuestaria el incremento de los recursos para la generación de nuevo conocimiento a través de nuevos proyectos de investigación es de sólo un 9%. Si analizamos la evolución de los montos entregados para la generación de nuevo conocimiento, nos damos cuenta que mientras los fondos destinados a otras iniciativas aumentan, los incentivos para la investigación científica han quedado estancados por más de una década.

Este estancamiento es más grave aun cuando tomamos en consideración la paralización del incremento de las Becas de Postgrado Nacional. En palabras del Consejo Nacional para la Innovación y Competitividad: “la formación de investigadores está íntimamente ligada con la capacidad de investigación y que, por lo tanto, debe existir una alta correspondencia entre los esfuerzos en materias de apoyo a la actividad científica y la formación de capital humano avanzado”.

El presente estancamiento de las Becas Nacionales de Postgrado y de los fondos entregados para la generación de nuevo conocimiento revela la situación de crisis que vive la ciencia chilena. Si continuamos por esta senda, será imposible alcanzar las metas que nuestro país se ha propuesto en términos de I+D+i.

D) Iniciativas con un Incremento Presupuestario

  • Acceso a la información electrónica para Ciencia y Tecnología

El Programa Nacional de Acceso a la Información Científico Tecnológica promueve el desarrollo de proyectos institucionales en articulación con organismos nacionales y/o internacionales, de modo de asegurar cobertura sobre contenidos científicos-tecnológicos de primer nivel. Producto de estas alianzas se dispone de servicios eficientes e integrados, dirigidos tanto a universidades y otras instituciones de investigación y desarrollo del país, como a organismos públicos y privados que requieren información científica y de gestión. Estas iniciativas tuvieron un incremento presupuestario de 10,5% (equivalente a 207 MM$).

  • Becas Chile.

El mayor incremento observado en la presente partida presupuestaria corresponde a la iniciativa Becas Chile, el cual tiene un incremento presupuestario de 29,9% (equivalente a 12.756 MM$). En este contexto, es necesario contar con una mayor información sobre el desglose de dicho incremento (entre los distintos programas pertenecientes a dicha iniciativa), para conocer y discutir su real impacto. Es importante conocer cuántos de estos montos se destinarán a programas de movilidad, pasantías, asistencias a cursos/congresos en el extranjero y cuantos se destinarán formalmente a programas de obtención de grados de Magister y Doctor en el extranjero.

Con esta información, uno podrá analizar si las recomendaciones realizadas por numerosos organismos como el Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad (CNIC), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la Academia Chilena de Ciencias y el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas han sido tomadas en consideración.  Los cuales han sido enfáticos en la necesidad de que exista un equilibrio entre las iniciativas de formación de capital humano en Chile y el extranjero. De todas maneras, llama la atención que mientras las Becas Nacionales presentan un recorte presupuestario, que se traducirá en un estancamiento de la formación de nuevos investigadores en Chile, los montos entregados Becas Chile presenta un incremento cercano al 30%.

  • Programa de inserción investigadores

La Línea de Inserción de Capital Humano Avanzado nace como una vía para abordar los problemas que afectan a las instituciones vinculadas con la generación de conocimiento, Innovación y el Desarrollo en nuestro país, mediante la inserción de investigadores con un alto nivel de especialización tanto en universidades como en empresas y centros de investigación públicos y privados.

En este contexto, es destacable el aumento que ha experimentado la partida presupuestaria con un incremento de un 12,5%, equivalente a 408 MM$. Si bien es necesario contar con mayor información sobre cómo se distribuirán estos recursos entre los instrumentos de Inserción de Investigadores/as en la Academia y de Inserción de Investigadores en el Sector Productivo, la ANIP destaca dicho incremento y reconoce acertada la modificación presupuestaria para el próximo año.

IV. Carencia de una “Política de Estado” para el desarrollo científico y tecnológico chileno.

La Estrategia Nacional de Innovación, afirma que nuestro país cuenta con tres pilares fundamentales para asentarse en la era de la Economía del Conocimiento: el desarrollo de capital humano avanzado de calidad, el impulso a la innovación empresarial y el fortalecimiento de las capacidades en ciencia de base.

Lamentablemente esta estrategia no queda patente al analizar la actual partida presupuestaria, pues presenta graves falencias en todos estos pilares, dejando de manifiesto la incongruencia entre las metas que nuestro país se ha propuesto y el evidente estancamiento presupuestario de la ciencia chilena.

Como ANIP creemos que es evidente que dichas falencias corresponden a un nuevo síntoma de la falta de una verdadera política de estado para el desarrollo científico y tecnológico chileno. Del mismo modo, la ANIP hace patente su preocupación sobre la falta de compromiso del estado chileno con las recomendaciones realizadas por organismos internacionales y nacionales con respecto al desarrollo y fortalecimiento de la ciencia, tecnología e innovación nacional.

Es en especial preocupante la poca injerencia que tienen instancias como el Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad (CNIC), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la Academia Chilena de Ciencias y el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas en estas materias: el equilibrio entre la formación de postgraduados en Chile y el extranjero,  el fortalecimiento de la ciencia de base, y la modificación de la institucionalidad para la ciencia chilena, son algunas de muchas recomendaciones no consideradas.

Chile es líder en investigación científica en Latinoamérica. Sin embargo, la ciencia chilena se encuentra estancada y en una situación crítica. El financiamiento para la creación de nuevo conocimiento ha estado paralizado por más de una década y nuestros científicos están comenzando a migrar a otros países en busca de mejores oportunidades, lo que se verá acentuado por el considerable incremento en el presupuesto del sistema Becas Chile.

Si bien se ha discutido mucho sobre la importancia de la innovación y el emprendimiento, no se ha considerado un punto clave: es imposible innovar sin el desarrollo de las ciencias, en todas sus formas. Contar con una verdadera “política de estado”, decidida y eficiente en materia de investigación científica y en términos de formación de profesionales competentes en todas las áreas de las ciencias, corresponde a una prioridad que nuestro país debe asumir.

Asociación Nacional de Investigadores en Postgrado

Referencias complementarias:

– Proyecto de Ley Presupuesto 2011: “El presupuesto de las oportunidades”

– Comparación Presupuesto 2010-2011 CONICYT. Dirección de Presupuestos. Ministerio de Hacienda.

– Orientaciones sobre institucionalidad para el desarrollo del Capital Humano Avanzado. Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad (CNIC).

– Planteamiento sobre Políticas Nacionales de Ciencia, Tecnología e Innovación. Consejo de Rectores de Universidades Chilenas (CRUCH).

– Medidas Para Reforzar La Ciencia Básica En Chile, Pilar Del Desarrollo De La Ciencia y Tecnología Aplicadas y La Innovación. Academia Chilena de Ciencias.

Miembros de la Cuarta Subcomisión de Presupuesto 2011:

Diputado Carlos Montes

Diputado  Pepe Auth

Diputado Nicolas Monckeberg

Senador Andrés Zaldivar

Senadora  Evelyn Matthei

Comentarios de Facebook

9 comentarios sobre «Presupuesto 2011: Estancamiento de la Ciencia Chilena»

  1. Insisto, hagamos una consulta a la comunidad cientifica y veamos cuantos estan dispuestos a efectuar acciones concretas para obtener la palestra que la ciencia requiere para plantear sus puntos de vista. El censo, como he dicho en otros sitios, es una herramienta util y versatil, que la ciudadania ha aprendido a valorar y entender. Como dice un colega por aca arriba, al abordaje.

  2. Estimado Cristian,

    Concuerdo contigo en que debemos fortalecer los espacios de acción para la iniciativa privada y de la importancia del desarrollo de programas de formación en el extranjero.
    Nadie está a favor de suprimir las becas al extranjero. Todo lo contrario, pero debe existir una coherencia en la estrategia de formación de capital humano avanzado para Chile.

    Sin embargo la importancia del fortalecimiento del postgrado nacional no es menor.

    Solo un par de consideraciones que tenemos que tener en mente:

    a) Fortalecer el postgrado nacional es fortalecer la investigación científica nacional y el potencial innovador del país.

    En el caso de los Doctorados Nacionales, ellos corresponden a la sangre de la investigación científica nacional. Es a través del trabajo de sus tesis que las investigaciones de ciencia de base y aplicada se sustentan, y las publicaciones y patentes generadas por sus tesis son las que fortalecen los índices de investigación e innovación del país.
    Todos estos evidentes beneficios de la actividad doctoral nacional se pierden cuando los profesionales realizan sus estudios en el extranjero.
    Hay que recordar que la ciencia chilena es líder en la región y según índices de calidad estamos a la par con países como Japón (ver artículos publicados en ANIP), así que pensar que la ciencia chilena es mala es un mito.

    b) El fortalecimiento de un sistema de becas complementarias para la formación de Doctores para Chile es una herramienta poderosa.

    Todos aquellos que han realizado un postgrado o que conocen los pormenores de la investigación científica están de acuerdo con la siguiente receta para el éxito: Contar con un programa de formación doctoral nacional con un fuerte apoyo de becas complementarias para el extranjero.

    – Becas de estadías cortas de investigación en el extranjero: No solo los investigadores aprovechan la oportunidad de utilizar equipos e instrumentos que nuestro país no posee, sino que estas estadías son el pilar para la creación de nuevas colaboraciones internacionales. Lo que significa nuevas y mejores publicaciones y patentes.
    – Becas para realizar cursos cortos en el extranjero: oportunidades únicas para fortalecer habilidades y conocimientos y para implementar en el país nuevas metodologías.
    – Becas para congresos internacionales: los investigadores en postgrado que viajan al extranjero corresponden a verdaderos “embajadores” de la ciencia chilena. La oportunidad de y nuevas colaboraciones internacionales.

    c) Necesitamos una verdadera estrategia de formación a lo largo de la vida

    Como bien dice Cristian en su comentario anterior, la formación de doctores en el extranjero “significaría también un mejoramiento de los programas nacionales en el futuro, puesto que quienes estudian en el extranjero (en universidades mejores que las chilenas) volverán al país y muy probablemente enseñarán e investigarán allí”. Esto es cierto también para la formación del capital humano nacional.
    Sin embargo, para que esto ocurra deben existir los espacios de inserción de este capital humano en nuestro país. En una sociedad como la nuestra que está dando sus primeros pasos en estos ámbitos, el mercado no puede regular estos espacios y es necesaria una fuerte inversión pública inicial (leer reportes de la OCDE y el Banco Mundial).

    El actual presupuesto 2011 presenta un estancamiento de estos espacios de inserción. Al estancar los nuevos proyectos regulares FONDECYT, y al recortar presupuesto para la iniciativa FONDEF claramente el escenario es preocupante.

    Que no nos pase lo que le paso a otros países, que con sus políticas de formación de capital humano prioritariamente en el extranjero, generó una fuga masiva de cerebros y el subsidio de la ciencia de otros países.

  3. Aunque sea poco, igualmente hay un incremento en el gasto.
    La mejor forma de mejorar nuestro desarrollo no es incrementar el gasto estatal (que se financia con impuestos robados de todas las personas), sino aumentar el espacio de acción para la iniciativa privada. Así que la propuesta de que más gasto es igual a más desarrollo parece poco acertada.
    En cuanto al gasto dirigido hacia los programas de postgrado nacional e internacional, es natural creer que sea mejor invertir en el internacional, porque esto significará un mejoramiento de los programas nacionales en el futuro, puesto que quienes estudian en el extranjero (en universidades mejores que las chilenas) volverán al país y muy probablemente enseñarán e investigarán allí.

  4. Revisando los datos del proyecto de presupuesto 2011, queda en evidencia la dirección que el actual gobierno quiere asignarle a los fondos asigandos a I+D+T. El recorte residual o estancamiento que sufrirán los montos de becas de postgrado nacionales y el aumento de recursos para Becas Chile tiene solo un resultado posible: favorecer la emigración de estudiantes académicamente capaces de realizar estudios de postgrado. Esto no solo afectará a los programas de postgrado nacionales, sino también tendrá repercusiones en la capacidad de las universidades acreditadas para fortalecer dichos programas, en especial en aquellas regionales como la Universidad de Concepción. Esta institución viene aumentando gradualmente su población y programa de postgrado en los últimos años, no obstante los fondos asignados por CONICYT cubren solo a cerca del 23% de la población total (según los datos Censo postgrado UdeC, 2009). Por lo tanto, si el aumento de matricula 2011 continua siguiendo el patrón de los últimos 10 años (23 y 50 personas para doctorado y magíster, respectivamente) y la asignación de fondos sigue presentando el característico centralismo chileno, el nivel de cobertura estatal en regiones en la región del Biobio será aún menor. Por otro lado, el aumento en fondos para el programa de inserción de investigadores en sector privado (+12,5%), la reducción de un 2,3% de los fondos destinados a FONDEF (administrados principalmente por Universidades) y el insignificante aumento de 9% en los montos destinado al apoyo de proyectos FONDECYT regulares y programa de iniciación (y los cuales son mayoritariamente captados por las universidades también), sugieren una política que busca promover y subvencionar la movilización de investigadores jóvenes hacia el sector privado. Esta política es acorde con los objetivos del gobierno actual, el cual pretende fortalecer el crecimiento económico nacional, subsidiando al sector privado en la búsqueda de nuevos productos, pero obviando el bajo interés, preparación y participación histórica que este sector ha tenido en materia de I+D+T. También es preocupante el aumento de los fondos asignados a Becas Chile, considerando que las propuestas de reformas al programa son polémicas y han sido fuertemente criticadas por el mundo académico nacional e internacional. No obstante, esta política tiene lógica bajo los anuncios de implementación de herramientas de mercado, que vuelvan mas “tangible” la inversión (créditos) y aseguran el eventual retorno de los fondos a las arcas estatales.
    Finalmente, considero que los anuncios realizados y las modificaciones propuestas en materia de fondos e institucionalidad de I+D+I (coming soon), solo generarán un debilitamiento en la estructura académica nacional -mayoritariamente estatal o privadas con rol público-, el cual repercutirá negativamente sobre solvencia y capacidad de crecer de las únicas responsable del destacado nivel científico que tiene nuestro país, lo cual representa un serio riesgo para el desarrollo socio-económico de Chile.

  5. Sabemos que dia se tramita esta parte del presupuesto? es posible ir al congreso, a las tribunas a hinchar las pelotas?

  6. Alguien tiene un catastro de innovaciones transformadas en productos comerciales que hayan sido desarrolladas con fondos del estado?, el numero de patentes obtenidas en USA o CE?. Pregunto porque no se si esa informacion esta. Teniendo esa informacion tal vez se puede hacer mas ruido y aumentar ppto en I+D. Aca en USA las Ofi de Transf Tecnologica cobran royalties por las licensias que usan a su vez para financiar otras investigaciones que no ganan fondos del gob.

  7. Marcelo, concuerdo absolutamente contigo!

    Es hora de que la comunidad científica asuma un rol activo, sustentable en el tiempo y como tu bien dices: que se lancen al abordaje de la opinión pública!!

    La importancia del desarrollo científico es indiscutible y la ciencia chilena es líder en la región y destacada en el mundo. Sin embargo, debemos generar conciencia en la ciudadanía y el mundo político (partiendo obviamente entre los mismos investigadores) que es esencial que la Ciencia Chilena sea tomada en serio.

    El llamado está ocurriendo… ¿los investigadores responderán?

  8. ¿A alguien que conozca la historia de la ciencia en Chile le puede extrañar esta noticia? Gente de ANIP, lamento decirles que la política generalmente suele devorarse a la ciencia. Esa situación es respondabilidad de la comunidad científica nacional que por décadas, salvo honrosas excepciones, se ha encerrado en sus nichos profesionales.
    ¿La ruta a segui? Hacer política. Ciertos hitos importantes del desarrollo científico nacional se dieron cuando la gente de ciencia se lanzaron al abordaje de la opinión pública. Ej: Escuela de Medicina de la U. de Chile., Instituto de Higiene, etc.

Los comentarios están cerrados.