Rectores de U. de Chile y Usach rechazan reformas a la educación superior

Compartir

Titular de la Casa de Bello lamentó haberse enterado por la prensa del anuncio sobre cambios al sector y rechazó “la privatización y mercantilización” del sistema.

“Rechazamos de manera categórica la privatización y mercantilización del sistema universitario”. Con esas palabras, el rector de la Universidad de Chile, Víctor Pérez, cuestionó el anuncio de una profunda reforma al sistema universitario, al cual se refirió el jefe de Educación Superior del Mineduc, Juan José Ugarte, en entrevista con La Tercera el domingo.

En el marco de la ceremonia de asunción de un nuevo período al mando de esa casa de estudios, Pérez emplazó -a nombre de los rectores de las universidades estatales- al Presidente de la República, Sebastián Piñera, a que se les considere en la reforma. Por su parte, el presidente del Consorcio de Universidades Estatales, Juan Manuel Zolezzi, respaldó las declaraciones y ratificó la conformación de una mesa de trabajo entre el Ministerio de Educación y la entidad que agrupa a las universidades públicas.

Los cambios más inmediatos anunciados por Ugarte tienen que ver con la formación de una nueva institucionalidad que agrupe, por primera vez, a los planteles tradicionales y privados, y la modificación de Becas Chile. Se proyecta también reformular el sistema de financiamiento de las universidades.

Además, Pérez lamentó que el Ejecutivo diese a conocer la información a través de la prensa; advirtiendo que esta forma de interlocución revela un “espíritu autoritario, poco sensato y poco prudente”.

ZOLEZZI: HAY “UNA MOLESTIA COMPARTIDA”

Zolezzi, por su parte, dijo que entre los rectores hay “una molestia compartida” y coincidió en rechazar específicamente uno de los anuncios gubernamentales: permitir a las universidades endeudarse en un plazo de 20 años sólo para financiar la reconstrucción por los daños tras el terremoto del 27 de febrero. “Nunca ha sido ese el objetivo de ese proyecto. Siempre ha sido solicitado como un mecanismo para resolver un problema que durante 28 años nos ha afectado”, dijo.

Las pérdidas patrimoniales de las universidades del Consejo de Rectores por la catástrofe llegan a los US$ 120 millones. Para financiar las reparaciones, el gobierno enviará en los próximos días un proyecto de ley para dar acceso a los planteles a créditos de hasta 20 años. Como hoy, las universidades estatales sólo pueden endeudarse a cuatro años; para que puedan adquirir compromisos a más largo plazo es requisito un cambio en la ley. “Para que puedan suplir ese endeudamiento, se exigirá a los planteles un plan de austeridad y un copago en las inversiones”, afirmó Ugarte, aunque el detalle será definido por el gobierno.

Fuente: La Tercera – 23 Junio 2010

Comentarios de Facebook