Aldea y basura cubren hogar del hombre de Acha, el Adán de Arica

Abandono se cierne sobre los vestigios que datan de hace nueve mil años. Escombros generados por areneros y una población marginal cubren el sitio en donde se halló el esqueleto costero más antiguo del norte.

Por Mauricio Silva

Un discreto cartel lo anuncia. Pero el sitio donde fue hallado el hombre de Acha, el Adán de Arica, está irreconocible. Escombros, basuras y la extracción de áridos han sepultado los vestigios que habían sobrevivido 9 milenios, luego que una banda de cazadores-recolectores instalara su campamento en la confluencia de los valles de Azapa y Acha. Hoy, además, pobladores levantaron una villa marginal en las inmediaciones.

El lugar había sido excavado en 1980 por el arqueólogo Iván Muñoz, de la U. de Tarapacá, quien descubrió los restos de once chozas (círculos formados por piedras que sujetaron toldos de totora) con sus respectivos fogones. Entre ellas se hallaba parte de un esqueleto humano: el cráneo, algunas vértebras, la pelvis y huesos de las piernas. En 1990, el fechado radiocarbónico de huesos y fogones arrojó 8.900 años. Son los restos humanos más antiguos de la milenaria historia de Arica. Su propio Adán local.
Read more

El hombre cazó guanacos en el páramo de Atacama

Arqueólogos hallan taller para fabricar flechas con una data de 12 mil años en la pampa del Tamarugal. El ciclo húmedo de fines del Pleistoceno sostuvo riachuelos y bosques de tamarugos donde hoy sólo existe el desierto absoluto.

Por Mauricio Silva

El sitio que una banda de cazadores escogió hace 12 milenios para fabricar sus flechas podría integrar al desierto más árido del mundo en las rutas del poblamiento humano del actual territorio chileno.

Un grupo del Centro de Investigación del Hombre en el Desierto (Cihde), de la Universidad de Tarapacá hizo el hallazgo en quebrada Maní, al sur de Matilla, una terraza hoy totalmente desprovista de vida en la pampa del Tamarugal.

A fines del Pleistoceno (época geológica que antecede al actual Holoceno y que duró hasta 10 mil años antes de Cristo) el lugar presentaba un aspecto muy distinto: pequeñas vegas sostenían bosquecillos de tamarugos y sauces nativos, o k’eros, que a su vez sustentaban una fauna de guanacos y roedores.

En 2007 fue publicado el hallazgo de vestigios fósiles de bosques que existieron en las quebradas del desierto de Atacama, lugar donde hace entre 17 mil y 12 mil años drenaban las copiosas lluvias que caían en la precordillera.
Read more

Rastros de ratón chinchilla sirven de espías climáticos

Norte de Chile. Las fecas de estos animales revelaron que hace mil años aumentaron las lluvias en el Desierto de Atacama.

Por Richard García

Desde hace 10 años que Claudio Latorre se dedica a rastrear en remotas cuevas del desierto un contenido bastante singular: las fecas de roedores, en particular, de la rata chinchilla. La sequedad de Atacama las ha conservado por miles de años.

Con ellas, el biólogo del Departamento de Ecología de la UC reconstruye cómo ha variado la frecuencia de lluvias en la zona norte en los últimos 14 mil años. Ellas guardan restos de insectos, plantas y huesos, la alimentación del roedor. “Son una foto del ecosistema”, dice Latorre.

Con esas pistas ha determinado que la cuenca de Calama, las quebradas de Arica y el Salar de Atacama fueron mucho más ricas en vegetación en el pasado remoto.

También ha desempolvado el historial de precipitaciones en la zona del Salar de Atacama en los últimos 14 mil años. “Hoy alcanza a 20 o 30 milímetros anuales, pero en el pasado alcanzaron hasta los 120 milímetros hace unos 12 mil años. Y la vegetación de matorrales y pastos existentes se asemejaba al Ovalle de hoy”, dice.
Read more

Energías renovables al alcance de todos

Empresarios de la región (de Arica y Parinacota) conocerán aplicaciones prácticas de la eficiencia energética. Seminario gratuito sobre esta innovación se realizará el 15 y 16 de julio.

Conocer de forma directa cómo funciona el proceso para obtener agua caliente desde paneles solares y conversar con los especialistas en este ámbito, será uno de los principales objetivos del seminario “Eficiencia energética y energías renovables: Alternativas para la innovación empresarial”.

El simposio se realizará el 15 y 16 de junio desde las 17 horas en la Facsojur de la Universidad de Tarapacá (UTA) y es organizado por el Comité de Innovación de la Agencia Regional de Desarrollo Productivo (ARDP), el Centro Demostrativo de Energías Renovables, el Centro Tecnológico Nuevos Horizontes y la Dirección de Vinculación de la UTA.

La convocatoria está orientada a empresarios del sector agrícola, turístico, fabril y de la construcción, y tiene por objeto dar a conocer a la comunidad las diferentes aplicaciones tecnológicas y experiencias existentes en la región en torno a la eficiencia energética y las energías renovables no convencionales (ERNC).
Read more

Envenenamiento por arsénico gatilló la momificación en el norte

Cultura Chinchorro desarrolló las primeras técnicas del mundo. Hace 6 mil años, los pobladores de la actual Arica tenían en sus cuerpos concentraciones del elemento de hasta 260 veces el máximo tolerable. Esto habría causado muertes tempranas.

Por Mauricio Silva

La contaminación ambiental no es exclusiva de las sociedades modernas. Las milenarias culturas también sufrieron sus efectos. El 89% de los primitivos habitantes de Arica -la cultura Chinchorro- tenía en su organismo niveles de arsénico que hoy se considerarían como intoxicación crónica. Este elemento químico fue descubierto en mechones de pelo de 45 momias de este pueblo.

Los chinchorros habitaron las zonas de Arica e Iquique entre 9 mil y 4 mil años atrás. Ellos tienen el récord mundial de haber desarrollado las técnicas de momificación por primera vez; incluso, antes que los egipcios. Cómo llegaron a tan sofisticado arte, ha sido una incógnita para los científicos hasta ahora.
Read more