Trozo de hielo reveló la presencia de uranio en territorio antártico

Estudio trata de entender los efectos del cambio climático.El uranio encontrado data de 1995, lo que coincide con el aumento de la producción de este mineral por parte de Australia.

Por Rolando Martínez

La presencia de trazas de uranio que precipitaron sobre el continente antártico en 1995 es uno de los secretos develados por un “testigo de hielo” (trozo de hielo en forma cilíndrica) que fue extraído desde una profundidad de 133 metros en la llamada meseta Detroit, en la península antártica.

Los estudios corresponden al proyecto “CASA, Clima de Antártica y Sudamérica” que realizan los investigadores del Instituto de Cambio Climático de la Universidad de Maine, en los EE.UU.; el Instituto Antártico Chileno (INACh) y la Universidad Rio Grande do Sul, de Brasil. La investigación comenzó en noviembre de 2007, cuando extrajeron un testigo de hielo en la meseta Detroit, al norte de la península antártica y a 1.930 metros de altura sobre el nivel del mar.

La presencia de estos restos de uranio coincidirían con el aumento en la producción de este mineral ocurrido en 1995 en Australia, y se presume que la propia circulación atmosférica transportó estas partículas.
Read more