Positiva Reunión entre ANIP y Comisión Asesora del Postgrado del CRUCH

Positiva Reunión entre ANIP y Comisión Asesora del Postgrado del CRUCH

Con fecha 19 de Abril, la Directiva ANIP se reunió con la Comisión Asesora del Postgrado del Consejo de Rectores de las Universidades de Chile.

A su vez, también participaron el presidente del Centro de Investigadores en Postgrado de Ciencias, de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile y el Presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile.

En esta reunión, se conversó sobre los problemas que para esa fecha existían en el postgrado, en cuanto al decreto N° 325 del año 2012, en el cual se establecieron algunas disposiciones que afectaban a una amplia mayoría de estudiantes de pregrado que postularían a becas nacionales y a investigadores que están realizando sus programas de postgrado actualmente. Así como también las condiciones que actualmente tienen los investigadores en postgrado extranjeros.

Con respecto a los problemas que les aquejan a los investigadores extranjeros, en primer lugar se discutió respecto de la boleta de garantía que CONICYT les estaría haciendo firmar a los investigadores. En ese sentido, los reunidos, llegamos a la conclusión que tal medida es perjudicial no solo para los propios investigadores sino que también para las universidades, razón por la cual, cada organización en reuniones con CONICYT realizaría las gestiones para eliminar esta condición, o eventualmente, modificarla en pos del beneficio del investigador.

En segundo lugar, respecto de las condiciones de salida del país por parte de los investigadores en postgrado, también se acordó realizar las gestiones para que tal clausula fuese derogada, ya que tal articulo no genera más que perjuicios para la carrera del investigador.

Se concluyo que en cada espacio de acción, cada organización trabajaría para que CONICYT llevara a cabo, modificaciones en el decreto N° 325, con el fin de cambiar o eliminar las clausulas que afectaron a muchos investigadores en sus postulaciones. Entre estas clausulas esta el impedimento de postular por parte de estudiantes de pregrado que no cuenten con su licenciatura, o el impedimento de postular por parte de investigadores que hayan estado realizando un programa de magister, lo cual hasta el año 2011 era aceptado en ambos casos.

Por otro lado, se pediría a CONICYT que realizara postulaciones complementarias para subsanar estos problemas. En ese sentido, a la fecha se ha cumplido con la modificación de las clausulas que impiden postular a investigadores en un programa de postgrado o estudiantes de pregrado sin la licenciatura finalizada al momento de postular. Junto con eso, se han llevado a cabo concursos complementarios, en los cuales se ha manifestado que aun existen problemas en la plataforma de postulación.

Por otra parte, no se tienen noticias al respecto de la situación de los investigadores extranjeros y de las clausulas que CONICYT les exigía.

Por su parte la Directiva ANIP expuso que los problemas actuales en cuanto a las becas y condiciones de los investigadores en postgrado, se deben a dos tipos de problemas. Los de largo plazo y los de corto plazo. En cuanto a estos, los problemas se producen principalmente debido a los Decretos y Bases que CONICYT y la institucionalidad que actualmente rige los programas de formación de investigadores en postgrado, no tienen criterios definidos bajo un marco en el cual se considere la opinión de los propios investigadores. Esto hace que quienes definen estos programas lo hagan asumiendo principalmente criterios de probidad de los fondos públicos sin ocuparse de lo que realmente es necesario para el país en cuanto a investigación y formación de investigadores.

Por otro lado, en el largo plazo, se planteo el problema de considerar a los investigadores como estudiantes. En ese sentido, la Directiva ANIP, planteo el hecho de que la realidad de los investigadores en postgrado es más cercana a la de un trabajador. Bajo ese contexto, tanto las condiciones y responsabilidades bajo las cuales los investigadores son considerados debiesen cambiar en pos de beneficiar a los propios investigadores y con ello, la investigación en el país.   Es por ello, que la Directiva ANIP propuso a la Comisión Asesora del Postgrado del CRUCH que se realizar una agenda doble, la cual contemplara en primer lugar el problema de corto plazo. Respecto a esto, la idea final sería desarrollar un proyecto de Decreto que regule la formación y con ello las bases de postulación y desarrollo de investigadores en postgrado.

En cuanto a la agenda para resolver el problema de largo plazo, se propuso trabajar en conjunto y de ser posible sumar a otros actores involucrados, para generar una discusión que nos llevase a definir conjuntamente al investigador en postgrado y el rol que juega este dentro de la política de investigación en el país

Carta al Director: Becas de doctorado

Señor Director:

Conicyt dio a conocer el viernes 4 el resultado del concurso de becas para realizar estudios de doctorado en Chile. Lo positivo es que se seleccionaron 591 postulantes, cifra superior en un 24% respecto de la del concurso 2010, y que se aprobó el 71% de las postulaciones válidamente admitidas. No olvidemos que para postular a estas becas se debe estar aceptado en programas de doctorado acreditados.

Entre los aspectos alarmantes del resultado, es interesante destacar que el 96% de los beneficiados ingresará a universidades pertenecientes al Consejo de Rectores (Cruch) y que tan sólo cuatro de éstas (U. de Chile, P.U. Católica de Chile, U. de Concepción, U. de Santiago de Chile) concentran el 74% de los estudiantes seleccionados. Este escenario es preocupante, sobre todo si consideramos la situación de los estudiantes de pregrado que actualmente cursan carreras basadas en la investigación en instituciones donde, paradójicamente, no se investiga. Las cifras son elocuentes: las cuatro universidades mencionadas matriculan sólo al 13% de los alumnos de pregrado de las universidades del país.

La investigación es fundamental para asegurar la calidad de cualquier institución de educación superior, lo que se traduce en sólidos equipos de investigación que participen en programas de doctorado atractivos tanto en calidad como variedad. Sólo así los estudiantes de doctorado nacionales serán aprovechados por el país y no emigrarán a trabajar al extranjero y, por otra parte, los becarios que están fuera de Chile tendrán incentivos para volver.

Dr. Jorge Babul C.

Presidente Consejo de Sociedades Científicas de Chile

FUENTE: El Mercurio 07 Marzo

Carta al Director: Becas Postgrado y alumnos extranjeros no residentes en Chile

Señor director:

Con profunda preocupación nos hemos enterado que la Contraloría ha objetado la administración por parte de Conicyt de las becas para los estudiantes extranjeros no residentes en los programas de doctorado nacionales acreditados ante la CNA.

Esta medida genera un impacto muy negativo en la internacionalización de nuestros programas de posgrado,  pero, sobre todo, en la imagen país. La creciente incorporación de estudiantes extranjeros en los programas de posgrado nacionales reviste gran importancia para nuestras universidades, constituyendo un incentivo para llevar sus niveles de calidad a estándares internacionales y promover la diversidad cultural.

Los extranjeros graduados en instituciones chilenas se convierten en embajadores nuestros en sus países, facilitando la generación de vínculos académicos y científicos.

Esta situación nos deja en una posición incómoda y compleja frente a cientos de postulantes extranjeros que a estas alturas del año han elegido alguno de nuestros programas de posgrado, y que, habiendo sido aceptados, se preparaban para presentarse al mencionado concurso de becas sin imaginar que esta posibilidad ahora se escapa de sus manos como alternativa de financiamiento.

Estamos convencidos de que existe la manera de que los recursos ya aprobados para este programa de becas puedan llegar a sus beneficiarios, y por ello, hacemos un llamado a una pronta solución que permita la preservación del programa.

Daniel Wolff, Ximena García y María Elisa Taboada
Comisión de directores de posgrado
Cruch

FUENTE: Carta al Director – La Tercera – Diciembre 2010

Chile vive una “crisis de inmadurez” por falta de desarrollo tecnológico

Académicos invitados por DF debatieron sobre escasa conexión universidad y empresa

De acuerdo al Consejo de Rectores de Universidades Chilenas, sólo el 11% de los profesionales con estudio de doctorado se desempeñan en el sector productivo. La última encuesta de innovación, en tanto, mostró que sólo el 5% de los recursos que las empresas destinan a proyectos de I+D son invertidos en actividades en asociación con las universidades. Ambas cifras dan cuenta de la escasa conexión que existe entre el aparato productivo y las ciencias básicas, relación clave para permitir el desarrollo de la investigación aplicada, creación de productos y generación de tecnologías propias.

En el marco del proyecto “Por un país de empredendores” -de Diario Financiero, BCI, InnovaChile de Corfo, Club de Innovación CGE y Gasco-, destacados académicos ligados a temas de innovación y emprendimiento, debatieron sobre la necesidad de avanzar hacia un plan maestro nacional que, por una parte, empuje la demanda por una investigación aplicada para el desarrollo de tecnologías propias en conjunto entre empresas-universidades, y por la otra, agrupe un conjunto de incentivos para la inserción de Ph.D en las empresas.
Read more

Unas pocas universidades desarrollan la mayoría de la ciencia y tecnología en Chile

Estudio realizado por Cinda y Universia. Pese a que los recursos monetarios y humanos para innovación se han duplicado en la última década, son muy pocos los planteles estatales dedicados a la investigación.

Por Pamela Carrasco T.

Hemos avanzado, pero estamos lejos de ser los jaguares latinos. Por lo menos en lo que se refiera a ciencia y tecnología e investigación universitaria. Así lo evidencia el libro “El rol de las universidades en el desarrollo científico y tecnológico“, presentado por el Centro Interuniversitario de Desarrollo (Cinda) y Universia, como parte de su serie de publicaciones sobre educación superior en Iberoamérica.

Investigadores de 20 países de Latinoamérica, además de España y Portugal, analizaron la realidad de la ciencia y la tecnología de sus naciones entre 1998 y 2007.

En el caso de Chile, los resultados locales no son muy alentadores. En los últimos cinco años se duplicó la inversión en ciencia y tecnología. Sin embargo, la actividad científica -mayoritariamente proveniente de unas 6 o 7 universidades de las 25 que pertenecen al Consejo de Rectores (Cruch), dedicadas fuertemente a la investigación- no tiene un gran impacto en el sistema productivo nacional.
Read more