El loco se ha consumido en Chile en forma permanente desde hace al menos 10 mil años

Restos más antiguos se detectaron en Los Vilos. Estudio en conchales encabezado por el arqueólogo de la U. de Chile Donald Jackson revela que este molusco ha estado presente en la dieta de los pueblos costeros del país.

Por Richard García

El loco (Concholepas concholepas) es el molusco con más carne consumible de los que viven en Chile. Por eso no es raro que desde tiempos pretéritos haya estado en la dieta de los pueblos costeros, e incluso del interior.

El arqueólogo de la U. de Chile Donald Jackson y el jefe del área invertebrados del museo Nacional de Historia Natural, Pedro Báez, sumaron sus fuerzas para seguirle la pista a este molusco hasta lo más profundo de la historia, a través de la información rescatada de los conchales de la costa chilena.

Los resultados se conocieron durante el reciente simposio sobre el Censo de Vida Marina y la Contribución de Chile. Ambos investigadores presentaron un estudio que revela que el consumo de loco ha tenido lugar en Chile en forma permanente, pero con mayor o menor intensidad en los últimos 10 mil 400 años. “Es uno de los pocos alimentos de los que tenemos un registro de consumo que se puede constatar fehacientemente”, explica Jackson. El sitio más antiguo donde han encontrado evidencia está ubicado en las inmediaciones de Los Vilos.
Read more

Arqueólogos chilenos rescatan completo un trineo usado por cazadores de focas en el siglo XIX

Encontrada en la Antártica, es la única pieza de su tipo que se conserva intacta en Chile.

Por Francisco Rodriguez I.

El capitán inglés Williams Smith nunca pensó que un desvío accidental en la ruta de su barco, hacia el sur de Cabo de Hornos, lo llevaría a avistar, en 1819, un archipiélago de 11 islas glaciares a las que bautizó como islas Shetland del Sur. Menos que sólo un año después los cazadores de focas llegarían hasta ellas desde Inglaterra y Norteamérica para dar origen a una industria que sólo en 1820 contabilizó 250 mil pieles vendidas y que prácticamente arrasó con la fauna local.

Algunos objetos encontrados en las islas daban cuenta de estas expediciones ocurridas hace casi 200 años. Hasta que un grupo de arqueólogos chilenos y extranjeros dio con la única pieza completa que se ha descubierto hasta la fecha en nuestro país sobre estas matanzas: un trineo de madera usado por los foqueros para trasladar sus utensilios durante sus cacerías en tierra. Su data: cerca de 140 años. Su estado: el registro mejor conservado de la cacería de lobos y focas antárticas que hubo durante el siglo XIX en Chile. Su importancia: conocer más de estas expediciones que lograron reunir en esta zona a más de 90 barcos y decenas de factorías. Pero sobre todo, saber cómo más tres mil hombres (sólo en 1820) lograron cazar y sobrevivir en condiciones climáticas extremas.

Read more

En el norte de Chile vivió el ave prehistórica voladora más grande del mundo

En el futuro se exhibirá en el Museo Nacional de Historia Natural. Su esqueleto fosilizado, intacto en un 70%, acaba de ser repatriado desde Alemania. Allí había llegado a las manos de un coleccionista, luego de ser sustraído ilegalmente desde un yacimiento paleontológico en Bahía Inglesa hace al menos una década.

Por Richard García

Sobre una improvisada configuración de mesones en forma de cruz en una sala del segundo piso del Museo Nacional de Historia Natural (MNHN) reposa un espécimen que marca un hito en la historia de la paleontología chilena.

Se trata del esqueleto del Pelagornis chilensis, un enorme ave prehistórica que hace 7 millones de años planeó sobre las aguas del Pacífico y que se alimentaba probablemente de calamares y peces del norte de Chile.

Este invaluable fósil fue sacado ilegalmente del país hace unos diez años, pero ahora retorna para transformarse en la estrella del recinto de la Quinta Normal.

La envergadura alar de estos animales podría haber llegado hasta los 6,5 metros, lo que según David Rubilar, jefe del área de paleontología del MNHN, lo transforma probablemente en el ave voladora más grande que haya surcado los cielos del planeta. Al menos de lo que se sabe hasta hoy.
Read more