El tesoro escondido en el norte de Chile durante 12.000 años

Un grupo de arqueólogos chilenos descubre la mina más antigua de América en una quebrada de Taltal. Miles de años antes del inicio de la agricultura, la invención de la escritura y la rueda, Babilonia, Egipto y las pirámides, los primeros habitantes del norte excavaban profundas minas. Hacia el 10.000 A.C. lograron extraer dos mil toneladas de óxido de hierro usando martillos de piedra. El hallazgo de relevancia mundial entrega antecedentes desconocidos de la Prehistoria.

Por Rocío Montes Rojas

Tras caminar dos kilómetros cuesta arriba, en una quebrada rocosa y seca del norte de Chile, un grupo de 35 hombres y mujeres forman una especie de círculo. Todos observan atentamente el suelo con rostros expectantes y todavía jadean por la subida. Hablan fuerte, en distintos idiomas, y se hallan alegres y conmovidos. Pareciera que realizan un rito solemne en medio de la soledad de la montaña.

Desde lo alto, a 170 metros sobre el nivel del mar, se observa el océano Pacífico. Apenas unos kilómetros al sur se encuentra Taltal, una pequeña localidad ubicada a 1.100 kilómetros al norte de Santiago, donde viven 15.000 personas. Tiene calles limpias, una plaza llena de cuidadas plantas, casitas de madera pintadas con colores llamativos y algunas casonas de fines del siglo XIX que recuerdan la época de oro del salitre.

La noche anterior a la subida, las 35 personas alojaron en Taltal repartidas en diferentes hostales. Habían llegado al pueblo apenas unas horas antes provenientes de diferentes lugares del mundo: algunos desde otras ciudades de Chile y la mayoría de sitios alejados, como Argentina, Perú, México, Estados Unidos, Canadá, Italia, España, Francia, Austria, Alemania, Inglaterra y Rusia. No es fácil llegar a Taltal: se ubica en medio de la pampa justo entre dos ciudades con aeropuerto, Antofagasta y Copiapó. Sea cual sea la ruta, luego de bajar del avión nadie se salva de un trayecto por tierra de al menos tres horas.
Read more