Hace 3 mil años los ancestros de los changos ya habrían pescado en alta mar

Nuevos hallazgos arqueológicos. Recientes investigaciones también muestran que estos habitantes de la costa nortina desarrollaron la minería del hierro, cazaban guanacos y fabricaban herramientas de alta eficiencia.

Por Richard García

“Es gente muy bruta, no siembran ni cojen (recolectan) i susténtanse sólo de pescado”. Bastante poco favorable es la descripción que hace de los habitantes de la costa del desierto de Atacama Juan Lozano de Machuca, funcionario de la corona española en Potosí, a fines del siglo XVI. Lo cita a su vez el arqueólogo Ricardo Latcham en su libro “Los Changos de la Costa de Chile”, publicado exactamente hace un siglo.

Si a eso se suman otras narraciones que los pintaban como rechonchos y sucios, para los primeros cronistas estos habitantes de la costa del norte llevaban una vida bastante precaria.

Pero los últimos descubrimientos arqueológicos en la costa de la zona norte están presentando una imagen muy distinta de los changos y sus ancestros.

“Uno tiene una idea de precariedad cuando no ve que realizaban grandes construcciones. Pero en la medida que los investigamos nos damos cuenta de que tienen una tecnología tremendamente adecuada para la obtención de los recursos del mar y que a través de los siglos fueron obteniendo mejores herramientas, sin tener mejores casas”, explica Victoria Castro, arqueóloga de las universidades de Chile y Sek.
Read more