Ues podrán “importar” expertos del extranjero

Compartir

Programa potenciará investigación regional en acuicultura, turismo de intereses especiales y minería. Una oportunidad de oro tienen las universidades de la región, las que podrán “importar” investigadores del extranjero para que ayuden y asesoren en el desarrollo de áreas críticas, sin desembolsar recurso alguno.

Un sueldo de tres millones de pesos mensuales hasta por tres años, traslado desde y hacia el país de origen y 500 mil pesos anuales para moverse dentro de Chile, son las regalías que entrega el Programa de Atracción a Inserción de Capital Humano Avanzado.

Para acceder a este ventajoso programa, las universidades deben postular sus proyectos a la iniciativa impulsada por la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt) antes del 30 de junio.

OPORTUNIDAD

“Es una oportunidad increíble, son subsidios para que los investigadores puedan estar hasta tres años, financiamos hasta tres científicos por proyecto”, dijo Carmen Latorre, directora del programa.

En la práctica cada universidad puede postular los proyectos que estime necesario, siempre y cuando impacten en los sectores definidos por la Agencia de Ciencia y Tecnología Regional: turismo de intereses especiales, pequeña y mediana minería, pesca y acuicultura, y proveedores y contratistas de servicios especializados en la minería.

Entre los beneficios que la encargada del programa de Conicyt vislumbra, destaca que los científicos van a mejorar los niveles de investigación, mejorarán la red de contactos internacional y permitirán que alumnos aprendan de experiencias extranjeras.

“Esto es internacionalizar el trabajo de las universidades, potenciamos la región con la venida de gente de muy bien nivel”, afirmó Latorre.

En las universidades de Antofagasta (UA) y Católica del Norte (UCN) hay investigadores extranjeros que llegaron bajo una modalidad parecida, pero que tiene como límite los 10 meses de trabajo y permanencia. El gran salto del nuevo programa es que esa estadía se prolonga hasta los tres años.

Fuente: El Mercurio de Antofagasta – 13 Junio 2010

Comentarios de Facebook