Universidades chilenas experimentan fuerte caída en ranking mundial

Compartir

Universidad de Chile bajó 24 puestos y la Universidad Católica, 54. Clasificación de firma británica Qs muestra un retroceso de los planteles latinoamericanos.

Por Pamela Elgueda

El último QS World University Ranking 2010 trajo sorpresas. Además de la caída de Harvard al segundo lugar y la subida de Cambridge al primero, esta clasificación mostró un descenso general de los planteles latinoamericanos, entre ellos las universidades de Chile y Católica.

Sólo dos de las casas de estudio de la región subieron su ubicación en esta lista: Universidade Estadual de Campinas (Brasil), del puesto 295 al 292, y la Universidade Federal do Rio de Janeiro, que pasó del lugar 383 al 381.Las otras nueve que figuran en esta clasificación bajaron, y la Universidad Católica de Chile fue la que tuvo la caída más notoria: desde el puesto 277 al 331 (54 lugares). La Universidad de Chile, en tanto, descendió del 343 al 367 (24 sitios).

Hasta el año pasado, sólo una casa de estudios superiores de América Latina figuraba entre las 200 mejores: la Universidad Autónoma de México. Este año se ubicó en el 222.

Al respecto, John O’Leary, integrante ejecutivo de la Junta Consultiva Académica de QS, afirmó que “se tiene que aportar mucha más inversión en la educación superior para que los países latinoamericanos puedan dejar su huella en la clasificación QS”.

José Joaquín Brunner tiene otra opinión: “Este ranking se elabora sobre la base de encuestas a académicos de todo el mundo, pero no sabemos cuál es su distribución geográfica. Y lo más probable es que sean personas del mundo desarrollado, que es difícil que conozcan a las universidades latinas”.

A esto, dice el investigador y director del Centro de Políticas Comparadas de Educación de la U. Diego Portales, se agrega que este tipo de encuestas se basan mucho en una variable subjetiva, como es la percepción, y poco en aspectos objetivos, como el número de publicaciones o de premios Nobel que tiene una universidad.

“Además, tiene muy poco sentido que universidades como la Chile y la Católica hayan caído tantos puestos de un año para otro. Eso no pasa cuando se mide con variables objetivas”, concluye el investigador.

Fuente: El Mercurio – 12 Septiembre 2010

Comentarios de Facebook